eldiario.es

Menú

Podemos asegura que sus pactos con el PSOE en Canarias gozan de “buena salud”

Afirma que el empeoramiento de relaciones con el Partido Socialista (PSOE) que se ha dado en administraciones de la Península no influye en el Cabildo de Gran Canaria, ni el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

- PUBLICIDAD -
Pedro Quevedo, Javier Doreste y Augusto Hidalgo. (ALEJANDRO RAMOS)

Pedro Quevedo (NC), Javier Doreste (LPGC Puede) y Augusto Hidalgo (PSOE), representantes de los partidos que sustentan el pacto en Las Palmas de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)

Tanto el consejero de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria, Juan Manuel Brito, como el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, ambos de Podemos, han asegurado que el pacto que sustentan en sus respectivas administraciones públicas gozan de "buena salud".

El apoyo de Podemos a diversos gobiernos encabezados por el Partido Socialista (PSOE) está bajo el punto de mira tras  el anuncio de la formación morada de retirar su apoyo a los socialistas de Castilla-La Macha. Una maniobra por la que ha tenido que salir al paso el secretario de Organización, Pablo Echenique, quien dijo no tener constancia de que se fueran a producir situaciones similares en Extremadura o Aragón, aunque recordó que la relación con las organizaciones regionales es de “permanente evaluación y control”.

Brito señala la diferencia entre Castilla-La Mancha, donde se llegó a un acuerdo para apoyar a un Gobierno, y el Cabildo grancanario, donde se suscribió un pacto con el PSOE y Nueva Canarias (NC) que “se está cumpliendo en su totalidad y por lo tanto no hay ninguna razón para romperlo”.

“El pacto goza de buenísima salud, no tiene ningún problema, porque los acuerdos que se firmaron se están cumpliendo”, asevera.

A su juicio, sus compañeros manchegos “habrán valorado que las actuaciones no están siendo las que en su momento se apoyaron para la investidura”. Una teoría semejante a la que esboza Doreste, quien incide en la necesidad de profundizar en la forma en la que han evolucionado los acuerdos en las distintas zonas y la valoración que hacen de los mismos tanto la dirección como la militancia.

Asimismo, hace hincapié en el principio de Podemos de revisar todos los pactos de forma constante y dar cuenta de éstos en los órganos del partido. Algo que ocurre en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, puntualiza, donde el Consejo municipal de Podemos hace “un seguimiento estricto” del Gobierno capitalino y “rendimos cuentas periódicas en asambleas y en reuniones”.

Asegura que hasta la fecha el acuerdo con el PSOE y NC en el Consistorio es “positivo y no hay ningún tema por ahora de conflicto en este asunto”.

Ángel Víctor Torres, Antonio Morales y Juan Manuel Brito, tras la firma del acuerdo. (ALEJANDRO RAMOS)

Ángel Víctor Torres (PSOE), Antonio Morales (NC) y Juan Manuel Brito (Podemos), tras la firma del acuerdo en el Cabildo de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)

Respecto a la revisión de la situación de los acuerdos alcanzados en las administraciones por parte de la cúpula de Podemos, Brito indica que antes del verano su grupo en el Cabildo envió un informe de situación que valoró la marcha del pacto y añadió que existe una evaluación constante del mismo en la mesa de seguimiento en la que tienen presencia miembros del PSOE y NC.

Un cambio a peor en el Gobierno regional

Para Brito, la situación de inestabilidad que sufre el pacto de Gobierno en Canarias entre Coalición Canaria (CC) y el Partido Socialista (PSOE) tras la moción de censura en el municipio tinerfeño de Granadilla de Abona supone una “crónica de una muerte anunciada”. Entre otras materias que han podido afilar esa crisis, señala la ley del suelo.

En su opinión, la institución regional apuesta por un modelo modelo político que deja en una situación “muy complicada” al PSOE “si quiere seguir siendo una fuerza progresista”.

Doreste considera que se trata de “la búsqueda por parte del sector más derechista de ATI de romper con el Partido Socialista y pactar con sus aliados naturales, el Partido Popular”. Desde su punto de vista, CC se equivoca porque “el electorado de ATI es el del PP, así que están alimentando a quien se los va a comer. Si no existe un ATI en Gran Canaria es porque los populares han recogido ese voto”.

La ruptura del pacto regional sería, a juicio de Doreste, “muy malo para Canarias”, porque haría sufrir a los isleños en recortes, como los que denuncia han aplicado los populares en áreas como la Sanidad. Sin embargo, confía en que un cambio de Gobierno no afecte a las relaciones entre el Ayuntamiento y la Administración regional, porque “hay intereses que tienen que estar por encima de los meramente partidarios”.

Estas declaraciones se produjeron antes de que  17 miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE presentaran oficialmente su dimisión para forzar la salida de Pedro Sánchez de la Secretaría General.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha