eldiario.es

Menú

CC y PSOE pactan una destitución del presidente de RTVC que le permitirá seguir adjudicando concursos

Clavijo y Torres mantendrán “en funciones” a Santiago Negrín, que seguirá siendo administrador único de la sociedad mercantil con capacidad para adjudicar y contratar sin control del Consejo Rector

Los socialistas deciden este lunes en su Ejecutiva su posición final ante el pleno en el que se debate la destitución de Negrín, propuesta por PP, Podemos y NC

La nueva dirección del PSOE cambia de criterio para el relevo de Negrín, contra la opinión de su consejera, en un aparente acercamiento al poder de CC

- PUBLICIDAD -
El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (d), reunido con el presidente del grupo parlamentario socialista, Ángel Víctor Torres

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el presidente del grupo parlamentario socialista, Ángel Víctor Torres. EFE/Elvira Urquijo A. / Las Palmas de Gran Canaria

El pacto entre Coalición Canaria y el PSOE para destituir al presidente de RTVC, Santiago Negrín, manteniéndolo "en funciones" en ese puesto hasta que se nombre sustituto, le permitirá adjudicar el polémico concurso de informativos (144 millones de euros en ocho años). Los socialistas se mostraron la semana pasada satisfechos con esa posición transitoria de Santiago Negrín que le ha propuesto CC porque los nacionalistas les aseguraron que teóricamente solo le permitiría tomar decisiones de gestión cotidiana del ente público, firmar nóminas y suministros, para ser más concretos. Pero una interpretación estricta de la reglamentación permitirá a Negrín continuar ejerciendo como administrador único de la empresa Televisión Pública de Canarias, S.A., y desde ese puesto adjudicar el concurso de Informativos y convocar cualquier otro estando en funciones sin someterse al control del consejo rector, como ha venido haciendo hasta ahora en medio de una enorme polémica.

El acuerdo entre nacionalistas y socialistas, adoptado por el PSOE sin pasar por la Ejecutiva Regional y sin debate en el seno del Grupo Parlamentario, incluye un compromiso del Gobierno de Fernando Clavijo de apoyar una renovación del consejo rector de RTVC, en el que permanecen vacantes dos de los cinco puestos previstos por la ley desde que hace más de un año dimitieran dos consejeras, Marian Álvarez y María José Bravo de Laguna, propuestas respectivamente por CC y el PP, tras abiertas discrepancias con el presidente, Santiago Negrín. Una vez cubiertas esas vacantes se procedería, según es acuerdo, a elegir nuevo presidente o presidenta.

Estos aspectos del acuerdo han abierto serias discrepancias dentro del PSOE, donde hay temor a un nuevo engaño por parte de Coalición Canaria, que a toda costa trata de salvar la cabeza de Negrín para que pueda adjudicar el concurso de informativos de Televisión Canaria, cuyo plazo de presentación de ofertas concluirá el próximo día 30. Destituir a Negrín se vestirá públicamente como un triunfo del PSOE, pero la capacidad operativa del presidente permanecerá intacta para adjudicar el concurso a espaldas del consejo rector de RTVC, como exige la ley de radiotelevisión pública de Canarias para licitaciones de más de un millón de euros y duración plurianual. Este concurso está dotado con 144 millones y una duración de ocho años.

Por otro lado, en el PSOE se trabaja en la tesis de ganar un consejero o una consejera más dentro del consejo rector de RTVC en detrimento del Partido Popular, en aplicación de la actual representatividad de cada partido en la Cámara Autonómica. De ese modo, el consejo rector quedaría compuesto por dos consejeros de CC, otros dos del PSOE y un quinto del Partido Popular. La portavoz de los populares, Australia Navarro, ya ha mostrado su rechazo a este nuevo reparto.

Un informe verbal de los servicios jurídicos del Parlamento avala esta tesis que no está siendo muy respaldada por todos los grupos parlamentarios. Ni siquiera dentro del grupo parlamentario socialista se da por sentado que ese nuevo reparto pueda llegar a producirse en la actual coyuntura.

El PSOE se mueve como un pollo sin cabeza en medio de la guerra de intereses que se ha desatado por el concurso de Informativos de Televisión Canaria. Ese servicio que la cadena pública privatiza para su explotación desde que se decantó por un “modelo mixto”, ahora en cuestión hasta por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. Y que el presidente del ente público RTVC, nombrado por el partido del gobierno, Coalición Canaria (CC), quiere sacar adelante sin el aval de su Consejo Rector multipartidista.

La Ejecutiva socialista liderada por Ángel Víctor Torres debe decidir este lunes su posición parlamentaria ante la destitución del presidente de RTVC, Santiago Negrín, que el pleno del Parlamento de Canarias debatirá el miércoles en cuanto sus señorías acaben de discutir los Presupuestos de la Comunidad propuestos por CC, con el apoyo decisivo del PP.

La propuesta de destitución de la cabeza visible de CC en la radio y tele autonómicas viene en todo caso avalada por el PP, que sustenta las cuentas regionales propuestas por CC, pero que con los grupos de Nueva Canarias (NC) y Podemos sostiene que la deriva de RTVC debe terminar con la salida del brazo ejecutor de los intereses de los nacionalistas de derechas en el jugoso contrato empresarial y control de quién se hará cargo de las noticias de la tele y la radio.

Ante este panorama, el PSOE canario, un partido acostumbrado a no tocar cuotas de poder en la Comunidad Autónoma desde los años constituyentes de Jerónimo Saavedra, salvo durante el liderazgo de José Miguel Pérez (2011-2015) y su inercia con su sustituta, Patricia Hernández (hasta diciembre de 2016), vuelve a tener delante de sus narices la zanahoria de ponerse del lado de CC en este conflicto de RTVC, como acicate para volver al poder. En un supuesto intercambio de apoyos.

Y todo apunta a que la nueva dirección regional se dará por satisfecha con los informes que solicitaba a los servicios jurídicos de la Comunidad, encargados por el mismo presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (CC), pero cuestionados por la representante del PSOE en RTVC, María Lorenzo. Incluso antes de que los servicios jurídicos emitieran ese informe, ante las sospechas de parcialidad y sesgo de cómo se planteaban concisamente las preguntas formuladas por el presidente canario a despejar por los letrados a su servicio.

Las dudas socialistas deben de ser despejadas este lunes en su Ejecutiva, incluidas las que su representante en RTVC plantea y alerta a los servicios jurídicos.

Aunque a estas alturas del partido, las fuentes consultadas por este diario advierten de que la nueva cúpula del PSOE canario no respalda los planteamientos de su representante en RTVC, a la que sostenía e incluso respaldó con contundencia desde su grupo parlamentario en julio pasado, reclamando con el resto de la oposición el cese del presidente de Radio Televisión Canaria.

Ahora, como mucho, el nuevo PSOE que no ha logrado pactar con CC los Presupuestos - y sí el PP, este mismo mes, el mismo partido que es capaz de plantarle cara a CC en el caso RTVC- de acuerdo con el grupo insularista de ASG -escisión del PSOE en La Gomera - acepta la destitución de Santiago Negrín, pero dejar al presidente de RTVC “en funciones”.

Precisamente ese matiz es que permitirá al presidente del Consejo Rector de RTVC seguir adelante con el procedimiento puesto en cuestión. Precisamente por la propia representante del PSOE en el órgano fiscalizador del ente público que debe regir que la cosa siga siendo de interés general.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha