eldiario.es

Menú

El fascismo del Partido Popular

- PUBLICIDAD -

Para situarles brevemente quién el tal Wert digamos que nació en 1950, es decir, que cuando murió Franco tenía 25 años, y según me dice un amigo madrileño estuvo llorando tres días y tres noches, y luego se metió en la UCD, y cuando fracasó al partido de Adolfo Suárez, se fue directamente a Alianza Popular, y luego claro, al Partido Popular, bonito estás tú, y yo como un idiota en la izquierda. Una de las primeras mamonadas del tal Wert ha sido cargarse la asignatura Educación para la Ciudadanía, sustituyéndola por Educación Cívica Constitucional, aunque me aseguran que hubiese preferido restaurar e instaurar la asignatura franquista de Formación del Espíritu Nacional, prietas las filas y firme el ademán. En cuanto a la reforma educativa que ha impuesto Wert, la cuestión radica fundamentalmente en pasar la educación secundaria obligatoria de cuatro a tres años, y el bachillerato de dos a tres años, y esto obligará a la reforma de la ESO en su cuarto curso. Sindicatos y profesores están convencidos que esta maniobra es un proceso encubierto de privatización de la enseñanza.

Los síntomas del fascismo del Partido Popular se notan por todas partes. En Valencia, con la Delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León mandando cargar a la policía contra niños y jóvenes menores de edad, estudiantes de bachillerato. El Jefe Superior de Policía, Antonio Moreno, declarando a los pediodistas y al mismo tiempo dando puñetazos en la mesa, que no iba a dar datos al enemigo, refiriéndose a los estudiantes de institutos. Son dos ejemplos recientes de cómo anda la cosa, y por aquí con Soria advirtiendo que diga lo que diga el Gobierno canario Repsol va a comenzar las prospecciones petrolíferas, y tente tieso, y como adorno de postre, Juan José Cardona cargándose el Womad, en un ejemplo de amor a la cultura universal edificante, por detrás y por delante.

Podría poner múltiples ejemplos, como el del ministro de Economía Luis de Guindos despreciando en el Congreso de los Diputados al portavoz de Izquierda Unida, Alberto Garzón, debatiendo cuestiones de economía, el mismo Luis de Guindos Delegado para Europa y España del banco norteamericano Lehman Brothers, iniciador con su quiebra de la actual crisis mundial, y a este esperpento de economista lo pone Rajoy al frente de los dineros de España, y dos piedras.

Ojo con retroceder ante este fascismo que se atisba por todos lados. Si retrocedemos, nos obligan ir de nuevo a la clandestinidad. O a Laponia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha