Media tonelada de pólvora y cuatro conciertos, la fiesta de San Juan que amenaza la biodiversidad de la playa de Las Canteras

Las Palmas de Gran Canaria celebrará la noche de San Juan en la playa de Las Canteras con cuatro conciertos y un “gran espectáculo de pirotecnia con más de 560 kilos de pólvora'', tal y como anunció el Ayuntamiento capitalino. Después de dos años de parón por la pandemia de COVID-19, se espera que miles de personas asistan a esta fiesta. Ante esta previsión, los científicos advierten que el impacto medioambiental puede ser irreversible.

''El efecto negativo de este tipo de eventos en la playa, tanto en la arena como en el agua, es evidente e innegable: colillas, latas, plásticos de un solo uso como vasos, botellas, tapones, envoltorios, que inevitablemente acaban en el mar'', señalan desde la Asociación para la Conservación Medioambiental Latitud Azul. Esta formación está integrada por casi una decena de científicos formados en Ciencias del Mar y Oceanografía.

Maite Asensio, licenciada en Ciencias del Mar y con un máster en Oceanografía por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, subraya que la playa de Las Canteras está situada en la Bahía del Confital, una Zona de Especial Conservación (ZEC) incluida en la Red Natura 2000. Las aguas de esta zona acogen a más de 210 especies diferentes de algas y decenas de especies de pelágicos como sargos, viejas, salemas, cabosos o fulas.

Un estudio del Grupo en Biodiversidad y Conservación del Instituto Universitario de Acuicultura Sostenible y Ecosistemas Marinos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria concluyó además que ocho especies de rayas y tiburones conviven en el paisaje urbano de Las Canteras. Las especies más observadas durante la investigación fueron la raya mariposa, el chucho negro y el angelote.

Latitud Azul apunta que todos los residuos de los fuegos artificiales acabarán en el mar ''en pocos minutos'' o en zonas aledañas a la playa. ''Esto supondrá un importante foco de contaminación durante mucho más tiempo'', insisten.

En esta línea, la asociación no solo apunta al impacto de la pirotecnia en el entorno natural, sino también en los seres vivos. De acuerdo con Latitud Azul, el ruido produce a las aves tal estrés que obliga a los padres a abandonar los nidos, lo que afecta negativamente a las poblaciones, sobre todo en época de cría. ''Por no mencionar el efecto para los seres humanos, especialmente en personas sensibles a los sonidos, como es el caso de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA)''.

Ver los conciertos desde la arena

La fiesta de San Juan contará con varios conciertos. Ruts & La Isla Music, David Bustamante y Totó Noriega actuarán en la plaza de Saulo Torón. Javier Gurruchaga y la Orquesta Mondragón estarán en la plaza de la Música. ''Creemos que la Plaza de la Música es el espacio idóneo para los conciertos, lo que no tiene sentido es sumar dos conciertos más en la zona de Saulo Torón, con un escenario que ocupa todo el paseo y que obliga a ver el concierto desde la arena'', indica Latitud Azul.

Desde la Asociación de científicos añaden que concentrar todos los espectáculos en un mismo lugar en lugar de diversificar la oferta en distintos emplazamientos hace que se formen aglomeraciones en espacios que ya están afectados por la afluencia de personas en verano.

''Estamos a favor de la cultura, del ocio, de los conciertos y de las fiestas populares, pero no a cualquier precio. Creemos que la preservación de la salud de nuestro entorno y del planeta es hoy una prioridad absoluta y urgente'', concluyen.

Las Palmas de Gran Canaria celebrará la noche de San Juan en la playa de Las Canteras con cuatro conciertos y un “gran espectáculo de pirotecnia con más de 560 kilos de pólvora'', tal y como anunció el Ayuntamiento capitalino. Después de dos años de parón por la pandemia de COVID-19, se espera que miles de personas asistan a esta fiesta. Ante esta previsión, los científicos advierten que el impacto medioambiental puede ser irreversible.

''El efecto negativo de este tipo de eventos en la playa, tanto en la arena como en el agua, es evidente e innegable: colillas, latas, plásticos de un solo uso como vasos, botellas, tapones, envoltorios, que inevitablemente acaban en el mar'', señalan desde la Asociación para la Conservación Medioambiental Latitud Azul. Esta formación está integrada por casi una decena de científicos formados en Ciencias del Mar y Oceanografía.

Maite Asensio, licenciada en Ciencias del Mar y con un máster en Oceanografía por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, subraya que la playa de Las Canteras está situada en la Bahía del Confital, una Zona de Especial Conservación (ZEC) incluida en la Red Natura 2000. Las aguas de esta zona acogen a más de 210 especies diferentes de algas y decenas de especies de pelágicos como sargos, viejas, salemas, cabosos o fulas.

Un estudio del Grupo en Biodiversidad y Conservación del Instituto Universitario de Acuicultura Sostenible y Ecosistemas Marinos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria concluyó además que ocho especies de rayas y tiburones conviven en el paisaje urbano de Las Canteras. Las especies más observadas durante la investigación fueron la raya mariposa, el chucho negro y el angelote.

Latitud Azul apunta que todos los residuos de los fuegos artificiales acabarán en el mar ''en pocos minutos'' o en zonas aledañas a la playa. ''Esto supondrá un importante foco de contaminación durante mucho más tiempo'', insisten.

En esta línea, la asociación no solo apunta al impacto de la pirotecnia en el entorno natural, sino también en los seres vivos. De acuerdo con Latitud Azul, el ruido produce a las aves tal estrés que obliga a los padres a abandonar los nidos, lo que afecta negativamente a las poblaciones, sobre todo en época de cría. ''Por no mencionar el efecto para los seres humanos, especialmente en personas sensibles a los sonidos, como es el caso de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA)''.

Ver los conciertos desde la arena

La fiesta de San Juan contará con varios conciertos. Ruts & La Isla Music, David Bustamante y Totó Noriega actuarán en la plaza de Saulo Torón. Javier Gurruchaga y la Orquesta Mondragón estarán en la plaza de la Música. ''Creemos que la Plaza de la Música es el espacio idóneo para los conciertos, lo que no tiene sentido es sumar dos conciertos más en la zona de Saulo Torón, con un escenario que ocupa todo el paseo y que obliga a ver el concierto desde la arena'', indica Latitud Azul.

Desde la Asociación de científicos añaden que concentrar todos los espectáculos en un mismo lugar en lugar de diversificar la oferta en distintos emplazamientos hace que se formen aglomeraciones en espacios que ya están afectados por la afluencia de personas en verano.

''Estamos a favor de la cultura, del ocio, de los conciertos y de las fiestas populares, pero no a cualquier precio. Creemos que la preservación de la salud de nuestro entorno y del planeta es hoy una prioridad absoluta y urgente'', concluyen.

Las Palmas de Gran Canaria celebrará la noche de San Juan en la playa de Las Canteras con cuatro conciertos y un “gran espectáculo de pirotecnia con más de 560 kilos de pólvora'', tal y como anunció el Ayuntamiento capitalino. Después de dos años de parón por la pandemia de COVID-19, se espera que miles de personas asistan a esta fiesta. Ante esta previsión, los científicos advierten que el impacto medioambiental puede ser irreversible.

''El efecto negativo de este tipo de eventos en la playa, tanto en la arena como en el agua, es evidente e innegable: colillas, latas, plásticos de un solo uso como vasos, botellas, tapones, envoltorios, que inevitablemente acaban en el mar'', señalan desde la Asociación para la Conservación Medioambiental Latitud Azul. Esta formación está integrada por casi una decena de científicos formados en Ciencias del Mar y Oceanografía.