eldiario.es

Menú

Mikel Nieve se luce en la 'reina' del Giro y Contador vuelve a exhibirse

MADRID

El corredor español Mikel Nieve (Euskaltel) se ha adjudicado la 'etapa reina' del Giro de Italia, la decimoquinta, disputada entre las localidades de Conegliano y Gardeccia Val di Fassa sobre 229 kilómetros, que pasará a la historia de la carrera como una exhibición de ciclismo de montaña y en la que Alberto Contador volvió a exhibirse.

- PUBLICIDAD -

GARDECCIA-VAL DI FASSA (ITALIA), 22 (EUROPA PRESS)

Mikel Nieve

Mikel Nieve

El corredor español Mikel Nieve (Euskaltel) se ha adjudicado la 'etapa reina' del Giro de Italia, la decimoquinta, disputada entre las localidades de Conegliano y Gardeccia Val di Fassa sobre 229 kilómetros, que pasará a la historia de la carrera como una exhibición de ciclismo de montaña y en la que Alberto Contador volvió a exhibirse.

Tras estar involucrado en una escapada de 18 corredores que llegó a tener una ventaja de más de diez minutos respecto al pelotón, Mikel Nieve le ganó el pulso al italiano Garzelli (Acqua & Sapone) en la subida al Val di Fassa y llegó a la meta en solitario en una auténtica tarde de ciclismo sin equipos de las de antaño.

Contador volvió a volar sobre la bicicleta cuando y como quiso dejando atrás al grupo de favoritos en la subida al Val di Fassa, metiendo más distancia a Nibali (Liquigas), que estuvo muy valiente pero que sufrió mucho para poder seguir el ritmo de los favoritos, sentenciando aun más el Giro de Italia, si es que no lo estaba.

Tras dos etapas de montaña de gran dureza, el Giro llegaba hoy a su etapa reina con cinco puertos de montaña, cuatro de ellos de primera categoría. El recorrido no contaba con grandes rampas, pero sí subidas continuas con un desnivel medio de alrededor del 10% que ha causado estragos entre los ciclistas llegando uno a uno a la línea de meta en un 'sálvese quien pueda'.

La etapa reventó en la subida al puerto de primera categoría Giau, antepenúltimo de la tarde, cuando el grupo de 18 corredores que estaban escapados contando con más de 10 minutos de ventaja, en el que estaba Mikel Nieve, Carlos Sastre y Garzelli, entre otros, se rompió debido al ataque del corredor italiano que coronó el puerto en solitario, Nieve le seguía de cerca.

Mientras, en el grupo de los favoritos Nibali (Liquigas) atacó en el descenso del Giau con una clase magistral de descenso sobre dos ruedas llegando a sacar 45 segundos al grupo de españoles formado por Contador (Saxo Bank), Arroyo (Movistar) y Antón (Euskaltel). Pronto se uniría a ellos el venezolano Rujano (Androni Giocattoli).

De esta manera se inició a 39 kilómetros de meta el ascenso al penúltimo puerto de la jornada, también de primera categoría, el mítico Marmolada. En la cabeza de carrera, todo seguía igual Garzelli lideraba la prueba y Mikel Nieve junto a Bakelandt (Omega Pharma-Lotto) le perseguían, mientras que el grupo hispano dio caza a Nibali formándose un grupo de varios corredores que iban llegando de la escapada inicial.

En plena ascensión al Marmolada, Contador dio el primer aviso a Nibali y atacó a falta de 40 kilómetros, sólo Kruijkwijk (Rabobank) y Rujano (Androni Giocattoli), que se mostró muy participativo en todo momento con el corredor de Pinto lograron seguir al actual 'maglia rosa', mientras que Igor Antón y Nibali se quedaban rezagados, pagando caro el italiano su valentía en el descenso anterior, llegando a la cima con 57 segundos de retraso respecto al líder.

En el descenso al Marmolada surgió un nuevo protagonista, la lluvia, que hizo que Contador bajara su ritmo y permitió a Nibali, posiblemente el mejor del mundo descendiendo, darle alcance. Mientras que por arriba, Mikel Nieve ya en solitario se acercaba peligrosamente a Garzelli.

Con esta situación se llegó al último y definitivo puerto, una subida de 9 kilómetros al Val di Fassa, otro puerto de primera categoría que terminó de destrozar la carrera si es que no lo estaba ya. Nada más empezar la ascensión Garzelli reventó y por detrás le pasó como una flecha el corredor de Euskaltel Mikel Nieves que no dudó en lanzarse en solitario a por la etapa.

Por su parte, Contador volvió a mostrar al mundo entero que está uno, o dos, o tres puntos más que el resto, como decía David Arroyo hace unos días, y se levantó sobre la bicicleta para lanzar un ataque mortífero que dejó atrás a todos los favoritos.

Al final, Nieve consiguió coronar en solitario consiguiendo su segunda etapa en una grande, la primera fue en la Vuelta, y la quinta victoria de un corredor español en este Giro de Italia consiguiendo la armada española un nuevo récord. Es la primera vez que cinco españoles diferentes consiguen ganar etapa en un mismo Giro, colocándose a sólo una de batir el récord histórico en victorias de etapas que data de 1974, cuando se consiguieron seis, cinco de José Manuel Fuente y una de Lazcano.

Contador llegó tercero, por lo que consiguió una nueva bonificación de ocho segundos, a 1:51 de Nieve y sólo 10 por detrás de Garzelli, sacándole 1:43 a Nibali más los 8 de bonificación. El Giro queda, de esta manera, sentenciado salvo milagro aunque en Italia ya se empieza a sospechar que con el chico de Pinto los milagros no existen.

Mañana habrá una merecida jornada de descanso para volver el martes con una 'cronoescalada' de 12,7 kilómetros entre las localidades de Belluno y Nevegal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha