eldiario.es

Menú

La OMT pide a España mayor compromiso institucional con el turismo

EL CAIRO

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, ha reconocido sentirse "muy decepcionado" por la falta de presencia institucional del sector turístico en España y, en particular, con la "carga simbólica negativa" que ha comportado la degradación de la Secretaría de Estado de Turismo a la actual Secretaría General de Turismo y Comercio Interior.

- PUBLICIDAD -

EL CAIRO, 31 (EUROPA PRESS/Rafa Martín)

Taleb Rifai, Secretario General De La OMT

Taleb Rifai, Secretario General De La OMT

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, ha reconocido sentirse "muy decepcionado" por la falta de presencia institucional del sector turístico en España y, en particular, con la "carga simbólica negativa" que ha comportado la degradación de la Secretaría de Estado de Turismo a la actual Secretaría General de Turismo y Comercio Interior.

No obstante, Rifai pronosticó una evolución satisfactoria del turismo en España gracias a las políticas de sostenibilidad emprendidas por el Gobierno.

Para Rifai, la ausencia de una cartera ministerial en España dedicada al turismo es aún más desconcertante si se tiene en cuenta el hecho de que la OMT tiene su sede en Madrid desde 1974.

Por este motivo pidió a las autoridades españolas que se impliquen con la organización al más alto nivel posible, para que los expertos de la agencia puedan estudiar con mayor eficacia las circunstancias excepcionales, como la "regionalización", que distinguen al sector turístico en España.

Rifai destacó la extraordinaria importancia de España en el marco del turismo internacional, un ámbito que, ya en términos generales, se verá caracterizado por el aumento de la relevancia de los países emergentes que, como China, han convertido al sector en una de sus prioridades, de acuerdo con el destacado --si bien infravalorado, a su entender-- papel que le corresponde en la economía mundial.

"Es una lástima que el turismo, la tercera industria del mundo, siga siendo contemplada como un sector periférico y de gasto discrecional. Y España no es un caso excepcional, a pesar de ser un líder mundial del sector", explicó Rifai en declaraciones a Europa Press.

El secretario general achaca esta circunstancia a una falta de diálogo político. "Lo cierto es que a veces es difícil hacerles llegar nuestro mensaje", reconoció. Rifai cree que parte del motivo reside en el escaso valor electoral que se le presupone, de manera equivocada, en su opinión, al sector del turismo.

"Tenemos una especie de dicho en la OMT: 'Los turistas no votan', pero los políticos deberían entender que el turismo genera empleo. Y 'trabajo' equivale a 'votantes'", apuntó el alto oficial jordano.

"Lo cierto es que estoy muy decepcionado con la degradación. No porque sus competencias se hayan visto disminuidas, porque no es así, sino por la carga simbólica negativa que comporta esta decisión", aseveró Rifai, quien puso todos los medios de la OMT a disposición de las autoridades españolas.

"Pedimos, por favor, que nos utilicen", dijo Rifai, "porque la OMT lleva 37 años en España, somos la única sede de una agencia de la ONU en España, y la gente no lo sabe". "El Gobierno tiene que usarnos, por ello ahora estamos insistiendo tanto a la hora de entablar contactos con las autoridades", remachó.

FUTURO POSITIVO Y "REGIONALIZACIÓN"

A pesar de sus críticas, Rifai no dudó en aplaudir la respuesta del Gobierno español a los problemas del sector turístico derivados de la crisis económica. "Percibimos que España está saliendo de la recesión. Creo que las políticas que ha desarrollado el Gobierno han sido las correctas, en particular en lo que se refiere al sector. El énfasis que han puesto en la sostenibilidad del turismo es encomiable y tenemos la sensación de que a partir de este año se va a revertir la tendencia negativa", pronosticó.

Rifai señaló que el caso español presenta circunstancias excepcionales que espera abordar con profundidad en un futuro, como por ejemplo la que definió como "la regionalización del sector". "La distribución de competencias autonómicas dificulta la posibilidad de estandarizar el turismo en España en términos de precio, calidad... cualquier aspecto en el que se quiera pensar", explicó.

No obstante, el secretario general de la OMT subrayó que "no es un problema, sino una mera característica particular", sobre todo en lo que se refiere a la hora de trazar una estrategia de cooperación. "Nosotros, como Naciones Unidas, solo tenemos potestad para dialogar con el Gobierno central", indicó Rifai. "Por ello, insisto, no es algo malo. Pero tampoco resulta especialmente beneficioso".

Eso sí, Rifai lanzó una advertencia contra una excesiva dependencia del sector turístico en España como tabla de salvación contra la crisis económica. "El turismo es uno de los sectores más importantes, pero siempre pedimos que se tenga en cuenta que no debe convertirse en un sector que abarque un área económica excesiva, porque la economía tiene que diversificarse", indicó el secretario general. En España, el turismo aporta en torno al 10% del PIB, "pero si el porcentaje excede el 16%, es para comenzar a preocuparse", apuntó.

PAÍSES EMERGENTES, TAMBIÉN EN TURISMO.

En última instancia, Rifai realizó una rápida panorámica del actual estado de la industria turística a nivel mundial, en la que pronosticó un ascenso importante de aquellos países, economías emergentes en su mayoría como China, que comprenden el sector como un mecanismo unificado.

"Resulta irónico", estimó el secretario general, "que el turismo tenga más importancia en los países emergentes que en Europa". "China, por ejemplo, está observando el sector desde una perspectiva integral" mientras que en el viejo continente "parece que cuesta entender que los hoteles, touroperadores, agencias de viaje, etcétera... funcionan como parte de un todo", apuntó.

Para concluir, Rifai esbozó algunos de los desafíos a los que se enfrenta la OMT en los próximos meses, en particular a la hora de facilitar los servicios turísticos y fomentar el sector. "Entendemos que los impuestos de viaje, en términos generales, son necesarios. Pero la industria se resiente enormemente", manifestó. Son decisiones que "no es que entren en conflicto directo, pero es evidente que provocan fricciones con las libertad de movimiento de las personas y con las reglas estipuladas por la Organización Mundial del Comercio".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha