eldiario.es

9
Menú

“Buscar un pasadizo en el Castillo de Santa Catalina es emocionante”

La paleoantropóloga Nuria Álvarez trata de encontrar un túnel subterráneo que la tradición oral sitúa entre la emblemática fortificación de Santa Cruz de La Palma y el antiguo convento de San Francisco.

- PUBLICIDAD -
Nuria Álvarez en la excavación del Castillo de Santa Catalina.

Nuria Álvarez en la excavación del Castillo de Santa Catalina. LUZ RODRÍGUEZ

Su labor investigadora se había centrado hasta ahora en la Prehistoria, pero en esta ocasión busca un pasadizo que la tradición popular sitúa entre el Castillo de Santa Catalina y el antiguo convento de San Francisco, en Santa Cruz de La Palma. La paleoantropóloga Nuria Álvarez dirige la excavación arqueológica que lleva a cabo la Dirección General de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias, con la colaboración del Ayuntamiento de la capital, en la emblemática fortificación con el fin de desvelar la posible existencia de un antiguo túnel subterráneo. “Siempre he trabajado dentro del mundo de la Prehistoria, pero esto es una disciplina que también implica metodología arqueológica aunque tiene sus matices diferentes; es muy importante, y emocionante para mí, intentar localizar ese pasadizo y poder reconstruir un poco la historia de este monumento histórico-artístico que es el Castillo de Santa Catalina”, ha señalado a La Palma Ahora

Nuria Álvarez, que lleva más de dos semanas excavando, ha destacado que se trata de “una de las primeras intervenciones realizadas en La Palma dentro de la disciplina de la Arqueología Histórica”. “Lo que hemos hecho es aprovechar una oquedad que los obreros hicieron en 2015 para reponer unas baldosas en uno de los salones inferiores de la fortaleza y ahora vamos a ver qué encontramos aquí”, ha añadido mientras limpia con brocha, y provista de mascarilla, la tierra de la excavación. “Aunque no aparezca el pasadizo, hemos encontrado materiales arqueológicos como restos metálicos, botones, alguna bala, restos de madera y de cerámica del piso antiguo de la habitación, es decir, elementos con los que podemos reconstruir la historia de este castillo”, resalta. 

La excavación se lleva a cabo en una oquedad realizada en 2015.

La excavación se lleva a cabo en una oquedad realizada en 2015. LUZ RODRÍGUEZ

“Estamos limpiando y vaciando la oquedad, donde han aparecido unos muros a los que vamos a hacer un seguimiento; realizamos labores de retranqueo para ver la continuidad de esas paredes que están apareciendo”, explica. “Es un trabajo complicado porque tiene muchos escombros, hay que quitar piedras de ciertas dimensiones, con un peso considerable, y trabajar con la tierra”, reconoce. 

La primera fase de esta excavación se prolongará hasta finales de diciembre. “Es un pequeño proyecto para ver qué es lo que hay, y si aparece algo interesante se podría plantear una segunda intervención”, afirma. “El Castillo de Santa Catalina ya está en uso desde el punto de vista turístico, es un elemento importante dentro de la ciudad, pero si se descubren además elementos de su pasado sería muy interesante”, subraya. 

Si se lograra localizar el pasadizo o algún cuarto oculto se tendría un mayor conocimiento de la dinámica y funcionamiento del Castillo de Santa Catalina y de la propia ciudad durante los siglos XVIII y XIX, recuerdan desde el Ayuntamiento. 

“En la tradición oral siempre ha pervivido la existencia de un posible pasadizo subterráneo que comunicaría el Castillo con otra zona de Santa Cruz de La Palma, que algunos sitúan en el antiguo convento de San Francisco. Desde el punto de vista documental, en la obra de J. M. Pinto de la Rosa Apunte para la Historia de las Antiguas Fortificaciones de Canarias, aparece un plano del castillo en el año 1843. En su leyenda, con el número 13 se nombra este pasadizo que ahora podría ser redescubierto”, informan fuentes municipales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha