La portada de mañana
Acceder
El líder del PP europeo defiende los acuerdos con la extrema derecha
Qué se sabe de la posible ofensiva rusa de la que hablan Kiev y sus aliados
OPINIÓN | No pienses en un banco, por Isaac Rosa

Nieves Rosa Arroyo: “La gestión de los residuos cuesta mucho dinero a los palmeros, pero puede ser una fuente de empleo”

Nieves Rosa Arroyo es consejera de Servicios y Cambio Climático del Cabildo de La Palma.

La Palma Ahora

Santa Cruz de La Palma —

0

Nieves Rosa Arroyo, consejera de Servicios y Cambio Climático del Cabildo de La Palma, asegura que “la única forma de alargar la vida útil de un vertedero es dejar de tirar basura en él y reducir, reciclar y reutilizar”.

En estas fiestas navideñas volveremos a ver contenedores llenos de basura de cajas, paquetes, papel de regalo, plásticos..., ¿qué mensaje le lanzaría a los palmeros, máxime cuando sabemos que la capacidad del Complejo Ambiental de Los Morenos está al límite?

Pues que tenemos que reducir nuestra producción de residuos, que tenemos que ir sí o sí al reciclaje y a la reutilización de los mismos, utilizando correctamente los contenedores instalados en las calles y otros lugares de nuestros municipios. Si no es así, teniendo en cuenta que la legislación, a partir del 2023 se va a endurecer, repercutirá de una manera negativa en los propios bolsillos de los palmeros.

Febrero es el plazo que los técnicos y especialistas han puesto para el llenado de la única celda de vertido que tiene el Complejo, ¿qué va a pasar si no se llega a tiempo de abrir la nueva celda de transición?

Que el Gobierno de Canarias, junto con el Cabildo Insular, tendrán que imponer medidas excepcionales y de emergencia.

Recientemente decía usted en unas jornadas sobre residuo municipal que, “o cambiamos de mentalidad o los palmeros acabaremos enterrados en nuestra basura”, ¿realmente estamos en ese punto?

Exagero mis palabras y manifestaciones, para que tomemos conciencia de una vez, de este problema o asunto. Estamos en una isla con una geografía determinada; pequeña en extensión, con una orografía complicada y muchas veces protegida. No podemos destinar mucho más suelo a nuevas celdas, como se podría en otras islas o territorios continentales. Necesitamos convencernos de que las 3R, reducir, reciclar y reutilizar, es la única solución posible, para tener una isla sostenible.

¿Son conscientes los palmeros de la situación actual?

 No. Desde el Cabildo se ha intentado siempre buscar soluciones, pero creo que ha faltado mucha más implicación de todas las administraciones insulares (ayuntamientos y el propio Cabildo) para lograr que la población tomase esa necesaria conciencia y cambiase sus hábitos respecto a los residuos. Debo precisar que llevamos muchos años intentando que los ayuntamientos adaptasen sus ordenanzas a la nueva realidad y no lo han hecho. Ahora lo van a tener que hacer obligatoriamente y explicarles a sus vecinos por qué van a tener que pagar más por la recogida de basuras.

¿Ha aceptado ya el Gobierno de Canarias la declaración de la emergencia por responsabilidad medioambiental para La Palma, que permitirá alargar la vida de la celda actual?

Aquí se plantean varias cuestiones: la declaración de emergencia la hace el Cabildo al presumir que se va a dar una situación de daño medioambiental y la comunica al Gobierno de Canarias, quien también por mandato legal, ha de colaborar con el Cabildo y adoptar una serie de medidas para que ese daño no suceda. En eso se está trabajando actualmente. Nos gustaría, una mayor rapidez y colaboración de su parte, pero hay que tener siempre muy claro que la única forma de alargar la vida útil de un vertedero es la dejar de tirar basura en el mismo.

Una de las primeras medidas que adoptó su departamento para paliar el colmatado de la celda fue la de no llevar al Complejo los enseres y voluminosos, como los colchones, que ahora se envían directamente a la Península ¿están ya aplicándose el resto de medidas planteadas en esa declaración?

Se ha ampliado la cobertura de contenedores de recogida selectiva de papel y cartón y envases en los municipios y, especialmente, en las zonas del casco histórico de Santa Cruz de La Palma, donde hasta ahora no era posible entrar con los camiones que hacen estas recogidas. En total, durante los últimos meses se han instalado más de 40 contenedores. Desde Cabildo hemos hecho una aportación de 900.000 euros al Consorcio de Servicios para que continúe con la implantación de la recogida separada de biorresiduos en la comarca Este y en los municipios de Breña Alta, Breña Baja y Santa Cruz de La Palma, que próximamente iniciará la recogida a nivel doméstico y ampliará la recogida puerta a puerta de grandes generadores y canal Horeca. Además, se está trabajando mucho en el programa de La Palma Orgánica, ampliando los puntos de recogida de materia orgánica, principalmente en los tres municipios del Valle de Aridane, y se han instalado asimismo nuevas composteras comunitarias. Para esto el Consorcio está contratando más personal, camiones de recogida y adquiriendo contenedores que se pondrán pronto en funcionamiento.

 En los últimos tres años se han desatascado muchas de las trabas burocráticas que desde le mandato anterior bloqueaban el normal funcionamiento del Complejo Ambiental, ¿qué ha significado contar con la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para el avance en la gestión de residuos en la isla?

Resumiendo, significa que se va a poder licitar la concesión de la gestión del Complejo Ambiental, que hasta la fecha está trabajando con un contrato por emergencia, y la posibilidad de realizar obras dentro del Complejo, formalizar la venta del buen compost que se está logrando. Es decir, nos ha desbloqueado muchas cosas que no se podían hacer sin dicha Autorización Ambiental Integrada.

¿Desde el punto de vista de la gestión de residuos, cómo se están afrontando los cambios habidos en el territorio y los desplazamientos de población de unas zonas a otras de la isla tras el volcán?

Tras la erupción volcánica hemos tenido un cambio importante en la distribución de la población dentro de la isla. Mucha gente que ha tenido que ir de su lugar a otras zonas del municipio, a otros municipios e incluso fuera de la isla. Esto ha hecho que en lugares donde teníamos organizada la capacidad de recogida se haya visto desbordada por momentos, con lo que hemos tenido que estar cambiando continuamente nuestras previsiones. Incluso hoy en día continúan esos movimientos. Una parte de los evacuados han vuelto a sus domicilios, pero otros continúan en lugares provisionales y se están poniendo en funcionamiento las zonas de viviendas temporales de madera o contenedor. El Consorcio está atendiendo continuamente esas incidencias, ampliando la capacidad de contenedores en muchos barrios y dotando los nuevos. Para 2023 se ha aprobado en presupuesto ampliar la capacidad de recogida del Valle de Aridane, reordenando las rutas de recogida en previsión de que se abran nuevas zonas habitadas.

Se han abierto puntos limpios y zona de almacenaje a los que en el futuro habrá que dar fijeza, ¿con qué idea están trabajando?

Se ha reaccionado lo más rápido posible, a los efectos destructivos del volcán, estableciendo un Punto Limpio en el Núcleo Urbano de Los Llanos de Aridane, que funciona desde principios del 2022, dando una respuesta positiva los vecinos del Valle que sufrieron la desaparición del Punto Limpio del Callejón de la Gata. Paralelamente, se han ampliado los servicios de recogida en la zona afectada por el volcán para intentar paliar o evitar que se formasen los acopios clandestinos de basuras.

En el cambio de paradigma al que tanto Europa como la normativa estatal están obligando, ¿habla usted de un polígono industrial de economía circular para poner en valor los residuos con empresas dedicadas a la recuperación y reciclaje?

Se está trabajando con esa idea y ese objetivo. El tema de los residuos cuesta mucho dinero, pero puede ser seguro una fuente de generación de empleo. La instalación de un polígono de economía circular está pensada y a expensas de que se aclare el nuevo marco urbanístico del Valle de Aridane, donde se podrían recuperar y reciclar los residuos de la isla a través de empresas, preferiblemente locales. Sobre todo pensando y hablando de los residuos textiles, aceites, muebles, quizás también los electrodomésticos. Simplemente para estar de acuerdo y cumplir el nuevo marco normativo que se ha aprobado recientemente. Y nuestro propio Plan Director Insular.

¿Se ha previsto la formación de los jóvenes palmeros en este ámbito para que sean quienes se pongan al frente de esta nueva economía?

Sí. Un claro ejemplo es el programa La Palma Orgánica, y la función de los Maestros Compostadores. Si logramos implantar dicho programa en toda la Isla, hablamos de más de 50 personas, incluso me atrevería a llegar al centenar, el número de personas jóvenes y no tan jóvenes, que tendrían un empleo para toda la vida. Se ha conseguido con los cursos de formación de dichos maestros. Si posteriormente se consiguen realizar algunos complejos industriales de economía circular, habrá jóvenes que decidan iniciarse o fundar empresas para trabajar en los mismos.

La Palma Orgánica ha dicho muchas veces que para usted es motivo de orgullo y gracia a este proyecto La Palma es pionera y un referente en el archipiélago en la recogida selectiva selectiva de materia orgánica y en el compostaje doméstico y comunitario…

He dicho y repito, que fuimos una avanzadilla, en el año 2015. El Cabildo, a través de una asamblea del Consorcio en aquella época, dio luz verde a comenzar con la recogida separada del material orgánico, que fue y es pionera en Canarias. Comenzó escalonadamente en varios municipios, no en todos, y ya desde esa época, se hizo un compost de muy buena calidad, en el propio Complejo Ambiental. Como anécdota, destacar la aportación de muchos cruceros que arribaron a la Isla y que nos cedían la materia orgánica acumulada en los mismos. La materia se fermenta en pilas, en el exterior del Complejo, y luego se madura en uno de los túneles del mismo. Se termina, sacándolo de nuevo al exterior para secarlo y cribarlo. Por supuesto que, antes de salir del Complejo se realizan analíticas para determinar su calidad y que su uso es apto para la agricultura y la jardinería.

Sin embargo, más del 40% de lo que los palmeros depositan en la bolsa gris es materia orgánica, ¿qué falla para que la basura siga llegando mezclada al Complejo Ambiental?

Es cierto que a la población hay que darle los medios para que puedan aportar los residuos separados, pero una vez dotados esos medios las instituciones tenemos que ser exigentes para que así se haga. Entonces debemos dar una de cal y otra de arena. Pondremos contenedores de orgánica en las calles y recogeremos los residuos puerta a puerta allí donde sea posible, pero la población deberá estar obligada a hacerlo y quien no quiera hacerlo tendrá que pagar más por que se gestione su basura.

¿Cuál es el modelo óptimo de recogida en el que se está trabajando?

No existe un modelo óptimo para todos. Tenemos que adoptar el sistema a cada lugar, de forma que sea el más eficaz para reducir la basura mezclada al mínimo y cumplir los objetivos de separación y más eficiente en cuanto a costes. El Consorcio de Servicios ha elaborado unos estudios de viabilidad sobre el modelo óptimo para la recogida de los residuos municipales y parece que el modelo más eficaz para lograr la separación es la recogida puerta a puerta, pero no será posible implantarlo en todas partes. Por eso tendremos que utilizar un mix de modelos. En unos lugares recogida puerta a puerta, en otros aumentar la contenerización de selectiva, en otros crear zonas de aportación donde la población lleve todos los residuos de forma separada y, en otros, trabajar por la reducción y otras formas de tratamiento como el compostaje autónomo o doméstico.

¿Llegará a tiempo la isla para cumplir con los objetivos de la Unión Europea en materia de residuos? ¿avanza hacia una gestión basada en la economía circular?

Estamos haciendo un gran esfuerzo para ello. Pero no depende únicamente del Cabildo: depende de las ayudas y fondos que vengan de la Comunidad Autónoma; depende que exista un desarrollo regional de la Industria de la Economía Circular; depende de que los Ayuntamientos y los palmeros arrimen el hombro de una vez.

¿Están los ayuntamientos poniendo al día sus ordenanzas de recogida de residuos y tasas municipales?

Desde hace muchos años, se les trasladó incluso un modelo tipo de ordenanza, y al día de hoy, la gran mayoría no ha hecho dicho trabajo. Lo ideal sería que todos ellos aprobasen una única o similar ordenanza para facilitar e incluso generar esa nueva conciencia social necesaria.

En esas tasas se debería aplicar el principio de “quien contamina paga”, ¿cree que la sociedad palmera está preparada para ese cambio o quizás sea el punto de inflexión para que se alcance el nivel óptimo de separación en origen?

Tenemos que hacer un examen de conciencia genérico. Cuando se promulga una ley, hay que cumplirla nos guste o no. En este caso, dicha ley pretende generar un nuevo y mejor futuro medioambiental. Si la cumplimos, nuestra Isla será de verdad bonita, limpia y sostenible.

Otro de los servicios que el volcán se llevó por delante fue el crematorio insular. Ahora el Consorcio de Servicios de La Palma asumirá la gestión del nuevo que estará en Breña Baja, ¿cómo se está planteando y, siendo realistas, para cuando se prevé que pueda empezar a funcionar?

Se están dando todos los pasos para abrir el nuevo crematorio cuanto antes. El Cabildo ha completado la instalación y está haciendo los trámites para ceder las instalaciones al Consorcio cuanto antes. Por su parte, el Consorcio ha aprobado ya las ordenanzas de funcionamiento del crematorio y está tramitando las autorizaciones para licitar un contrato con una funeraria que pueda prestar el servicio.

Etiquetas
stats