Los padres y madres de la Escuela Infantil San Miguel Arcángel critican el cierre de un aula

Escuela Infantil San Miguel Arcángel de Santa Cruz de La Palma.

Los padres y madres de la Escuela Infantil San Miguel Arcángel de Santa Cruz de la Palma han emitido un comunicado en el que solicitan que la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia, perteneciente a la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, explique “el motivo de la decisión de cerrar un aula una vez iniciado el curso, y qué solución puede dar a la problemática que esto ocasionará a los padres y madres afectados”. Asimismo, quieren saber “si el cierre del aula será de forma puntual, o por el contrario será de forma definitiva”. Se preguntan “si este será el método a seguir por la Consejería cada vez que surja un contratiempo (baja, asuntos propios…), ya que deberían tener previsto antes de iniciar el curso de que esto puede suceder” y por qué “no se da solución a los problemas que venimos comunicando desde el inicio del curso”.

Los padres y madres aseguran que “nos encontramos con un descontento frente a la gestión que se está realizando con respecto a nuestra Escuela Infantil, y que por tanto, lucharemos por que se nos escuche y se ponga solución a los problemas que nos hemos ido encontrando en los últimos meses”.

Señalan que “somos conocedores de la situación derivada de la pandemia que actualmente estamos padeciendo, y que por tanto, los centros educativos se han visto obligados a modificar muchos aspectos con respecto a los cursos previos, para poder llevar a cabo “la nueva normalidad”. “Desde la finalización del anterior curso hemos encontrado una serie de inconvenientes y problemas, los cuales hemos ido poniendo en conocimiento de las personas responsables, sin encontrar solución o respuesta alguna a ellos”, afirman.  

“Los problemas que nos encontramos son los siguientes: tras un inicio de curso atropellado y con incertidumbre, por no tener fechas establecidas, nos encontramos con un cambio de horario referente a otros años lectivos, suponiendo un problema para muchas familias debido a que coinciden con la jornada laboral de los padres y madres”, explican. Añaden que “entre muchos problemas que surgen al inicio del curso, una de las medidas que se adoptan en este curso, y que ocasiona mayores problemas entre los padres es que los niños no entrarán a la escuela infantil con calzado externo al centro, pero tampoco facilitan un armario o soporte para depositarlos (y por tanto es un problema debido a que el cambio de horario en muchas ocasiones recurrimos a otras personas que no son los que lo llevaron para que acudan a recoger a nuestros hijos)”. “Recibimos información de forma no oficial, creando alarma entre los padres, de que debido a no contar con el personal necesario (por falta de contratación de la Consejería), se procederá a cambios estructurales. Debido a esta circunstancia se verán obligados a el cierre de una de las aulas de forma inminente y que, por tanto, dichos niños no podrán acudir a la escuela infantil, encontrándose los padres en una situación de desamparo. Se conoce cuál es el aula que se cerrará, pero no se sabe el motivo por el que es el aula elegida, por lo que los padres y madres nos ponemos en contacto entre nosotros para saber qué hay de cierto en esta información, y posteriormente solicitar a la responsable del centro información oficial. Nos hemos visto en la obligación de comunicar nuestro descontento a la responsable del centro, y a los responsables de servicios centrales, sin obtener una solución a nuestras solicitudes”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats