La superficie afectada por la lava supera ya las 612 hectáreas, de las que 169 corresponden a cultivos

Imagen de este martes de la zona afectada por la lava del volcán de La Palma y la fajana que va creando en la costa de Tazacorte.

La superficie afectada por la lava del volcán de La Palma supera este martes las 612 hectáreas, lo que supone 21 más que ayer lunes, informa el Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca). El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, indicó que no se dispone de nuevos datos sobre edificaciones afectadas y recordó los del catastro de ayer, realizados sobre Copernicus, que cifra en 753 las construcciones afectadas. De ellas, 620 son de uso residencial, 70 de uso agrícola, 29 de uso industrial, 19 de ocio /hostelería y 7 de uso público, entre otros.

En cuanto a la superficie de cultivos, dijo, superan ya las 169 hectáreas arrasadas. De ellas, 90,25 son plataneras, 48,37 hectáreas son de viñas y 9,45 de aguacates, entre otros cultivos.

Sobre las coladas, todas ellas están siendo monitorizadas de forma permanente, explicó Miguel Ángel Morcuende, quien detalló en rueda de prensa celebrada este martes que hay una colada, la primigenia, que ha perdido potencia y claramente no tiene aporte lávico, que se mueve por el sur y por el norte de la Montaña de Todoque, con dos apéndices. El primero de estos apéndices llegó al mar creando la fajana, mientras que el segundo se encuentra a 200 metros del cantil.

La segunda colada baja con potencia, de forma paralela y al noroeste de la primigenia. Según Morcuende esta colada -que está especialmente vigilada y monitorizada- está produciendo daños importantes en zonas de cultivo y residencial, pero discurre por un área previamente evacuada y por lo tanto no puede provocar daños personales.

La tercera colada discurre con mucha velocidad ya que aporta la mayor parte del flujo lávico del volcán. Dentro de ésta, hay un brazo que ha cruzado diagonalmente el Callejón de La Gata y que podría moverse a zonas no evacuadas previamente. “Aunque es evidente que la colada tardará tiempo en llegar a esa zona, su tendencia es que se acerca a una zona de población de La Laguna, y por este motivo, esta mañana, desde la Dirección del Pevolca se ha ordenado, como medida preventiva, la evacuación de estos núcleos poblacionales”, indicó.

Por su parte, la directora del IGN en Canarias y portavoz del Comité Científico, María José Blanco añadió al respecto que el flujo principal de las coladas de lava discurre por el flanco norte, bajando por la parte norte de las coladas previas, siguiendo trayectorias hacia el oeste y noroeste. Blanco señaló que la distancia del frente de esta colada lávica al mar está cerca de los 200 metros, pero que el avance es muy lento. 

Sobre el campo lávico que alimentaba el delta lávico (fajana) de las playas de Los Guirres, dijo que parece no tener actividad, como tampoco la colada lávica que discurre sobre el delta lávico de 1949 en la zona de El Charcón. Por último, la portavoz del comité científico explicó que la ausencia de actividad en el delta lávico parece corroborarse por los vídeos submarinos y los datos de temperatura y pH del mar a distancia corta.

Con respecto a la sismicidad, Morcuende apuntó que, aunque sigue siendo elevada, se mantiene a media y alta profundidad.

En cuanto a la calidad del aire, desde la Dirección del Pevolca se recordó que se mantiene una intensa vigilancia de todos los parámetros para proteger la salud de las personas y adoptar, en su caso, las medidas necesarias de protección civil.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2021 - 18:28 h

Descubre nuestras apps

stats