eldiario.es

Menú

Guardia Civil detiene a 7 personas que pertenecían a un grupo organizado para robar en Gran Canaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Guardia Civil, en colaboración con miembros del Cuerpo Nacional de Policía, ha detenido a siete personas que presuntamente formaban parte de un grupo organizado dedicado a cometer robos en toda la isla de Gran canaria.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil, en colaboración con miembros del Cuerpo Nacional de Policía, ha detenido a siete personas que presuntamente formaban parte de un grupo organizado dedicado a cometer robos en toda la isla de Gran canaria.

Estas detenciones han permitido resolver 65 robos en viviendas cometidas en la isla de Gran Canaria en los últimos cinco meses. La investigación se inició a principios de abril y se enmarca en la denominada 'Operación Mania'.

Los robos se realizaban, según informó la Guardia Civil en nota de prensa, mediante un novedoso procedimiento que afectaba a las cerraduras de las puertas de acceso a las viviendas en diferentes puntos de las localidades de Arucas, Santa Lucía de Tirajana, San Mateo, Santa María de Guía y Teror.

La investigación llevó a los agentes a obtener datos de interés en tres robos perpetrados el día 5 de abril, en la zona de Vecindario, donde los autores fueron sorprendidos por los moradores de una de las viviendas en el momento en que estaban cometiendo el robo.

En cuanto al modus operandi, consistía concretamente en fracturar las cerraduras y el horario en el que los robos eran cometidos individualizaban el perfil de los autores, ya que se realizaban durante la mañana, en los horarios habituales de trabajo de los moradores y perpetrados en zonas urbanas cuya núcleo poblacional hicieran suponer que la probabilidad de que la vecindad estuviera compuesta por trabajadores fuera máxima.

A ello se unía el principal interés de los autores en las joyas, dinero y material electrónico pequeño, de fácil transporte y fácil "colocación" en el mercado.

Posteriormente, se descubrió una coincidencia de investigaciones con otra llevada a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía en el marco de la 'Operación Parrot', ante una ingente cantidad de denuncias producidas en la capital Gran Canaria y en Telde donde las coincidencias eran "claras y evidentes", en el sentido de que ambas investigaciones debían de ser conexionadas.

Tras "multitud" de gestiones, análisis y contraste de los datos obtenidos de las denuncias presentadas se inició una labor de seguimientos que fue dilatada en el tiempo por las medidas de seguridad adoptadas por los cabecillas del grupo investigado e hicieron presuponer que estos tenían previsto cometer nuevos hechos delictivos el pasado día 10 de mayo consiguiendo centrar a varios de los integrantes del grupo en la zona de Piletas, en Las Palmas de Gran Canaria.

Este hecho llevó a los agentes realizar una identificación preventiva de los investigados para evaluar los efectos que pudieran transportar a la salida del citado barrio, toda vez que el modo de proceder de los autores "hacía imposible precisar con exactitud" los domicilios que hubiesen elegido para cometer los robos.

Así, con esta intervención les incautaron los efectos que tras la llegada de los moradores de las viviendas afectadas a sus domicilios tras la jornada laboral fueron denunciados la noche del mismo día 10.

Posteriormente, tras acreditar la identidad de dos de los integrantes del grupo, se procedió a establecer vía de investigación dirigida a identificar una amplia red de pisos de su infraestructura que utilizaban para esconder los efectos que obtenían de los robos, decidiéndose establecer un operativo conjunto de Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía para llevar a cabo cinco registros domiciliarios, tres de los cuales fueron llevados a cabo en inmuebles de la capital y dos en un barrio de Telde.

Asimismo, en los inmuebles citados fueron incautados gran cantidad de objetos procedentes de los robos cometidos, consiguiéndose la detención de siete personas, dos de ellas resultaron ser los autores de los robos y el resto integrados en el grupo organizado en labores de receptación y encubrimiento de los delitos.

Respecto a los efectos incautados fueron depositados en la sede de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas de Gran Canaria, procediéndose a citar a las personas denunciantes, que han venido realizando identificaciones de los objetos que han relacionado de manera inequívoca a los detenidos con una "gran cantidad" de los robos cometidos.

Los agentes dan por concluida la investigación con estos arrestos, que ha supuesto la desmantelación de una banda especializada en robos de viviendas, hechos que sin lugar a dudas generan "gran alarma social".

La investigación ha estado coordinada por la magistrado juez del Juzgado de Instrucción Número 6 de San Bartolomé de Tirajana, que decretó el ingreso en prisión provisional de dos de los detenidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha