Las separaciones de niños y madres migrantes por la Fiscalía de Las Palmas son "un acto de innecesaria crueldad", según Sí Podemos Canarias

Un grupo de niñas el día del reencuentro con sus madres en Fuerteventura después de tres meses separadas.

La presidenta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, María del Río, considera “un acto innecesario de crueldad” que la Fiscalía de Menores de Las Palmas separe a niños y niñas migrantes de sus madres hasta dos meses a la espera de pruebas de ADN, pues esta decisión “provoca un daño innecesario, vulnerando no solo derechos de la infancia, también la presunción de inocencia de las madres”. Por este motivo, preguntará al respecto en la sesión de control del pleno del Parlamento a la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, quien ya ha rechazado y cuestionado estas separaciones y ha exigido a la Fiscalía de Menores de la provincia de Las Palmas un criterio claro y por escrito ya que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife esta práctica no se lleva a cabo, tal y como adelantó Canarias Ahora.

“Nos parece incomprensible y gratuito añadir más dolor y desgarro al que ya traen estas familias cuando por fin logran llegar vivas a nuestras costas”, afirma Del Río. La diputada por Lanzarote asegura que esta noticia ha provocado una ola de indignación a una gran parte de la población y organizaciones humanitarias, tanto de Canarias como del Estado. “Desde el día 20 de octubre que tuvimos conocimiento de estos hechos, no hemos dejado de recibir llamadas y mensajes de repulsa e indignación ante esta medida, que mucha gente ha asociado a las que forman parte del modo de actuación del presidente Donald Trump en EEUU”, pues “no entienden que partan de quienes tienen que tener como prioridad la defensa del bien superior del menor”, insiste Del Río.

Según la presidenta parlamentaria de Sí Podemos Canarias, este protocolo “al que no podemos permanecer impasibles” se ha repetido hasta en diez ocasiones en los últimos meses en Gran Canaria y Fuerteventura, insistiendo en que estas decisiones “nos parecen poco justificables, denotan una tremenda falta de empatía, rallando con la crueldad y provocan sufrimiento añadido a todos los miedos y horrores vividos en la larga travesía hasta llegar a nuestras costas”.

Como se recordará, el argumento esgrimido por la Fiscalía de Menores de Las Palmas es que es una medida de separación cautelar temporal, mientras se verifica, a través de unas pruebas de ADN, “que efectivamente hay una relación de parentesco que ratifica que las mujeres son las madres de las criaturas”. “No compartimos en absoluto un pauta que ralla en la violencia institucional, desde nuestro punto de vista, entre otros muchos, se vulneran los derechos de estas niñas y niños a estar con sus madres “el bien superior del menor” y el de las madres, vulnerando también la presunción de inocencia” concluye Del Río.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats