Neodimio60, tres mesas para tocar las estrellas de la gran cocina

Ajoblanco.

Javier Suárez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

Tres años lleva abiertos el Neodimio60 en Las Palmas de Gran Canaria, un restaurante que ha atraído el interés y el aplauso de todo aquel comensal que cruza por sus puertas. En este tiempo hay algo que no ha cambiado ni un solo día, ni siquiera el tiempo que estuvieron cerrados por el confinamiento o las medidas restrictivas que ampliando lo que les exige la legislación, se han autoimpuesto ellos mismos. Y eso que permanece inalterable es el absoluto amor por la cocina de su chef, Daniel D’Angelo, unido a una sala donde degustar una pequeña pero selecta selección de los mejores vinos acompañados por la mágica mano de Nayra Suárez, una de las mejores cockteleras gastronómicas que existen en las Islas Canarias.

Esta no es una crítica más, este es un reportaje cocinado desde el mes de agosto, ya que he decidido que intentaré cumplir un año visitando esta casa al menos una vez al mes e ir viendo todos sus cambios de carta. Lo ideal de la propuesta de Neodimio60 es que en cada una de ellas no supere la decena de platos si contamos los postres por lo que se puede en cada visita, compaginando medias y enteras, probar prácticamente la totalidad de la misma. Pero en todas ellas hay algo que no cambia nunca, un producto que elaborado en casa lleva más de 10 años viajando con ellos por todo el mundo y es la masa madre con la que elaboran su pan, de nombre Santi en honor al tristemente desaparecido cocinero Santi Santamaría, espejo que Dani siempre nombra como referente. Este pan es absolutamente único, les aseguro que en cada almuerzo no puedo resistirme y repetir durante el menú. 

He probado en estos tres meses unos 21 platos en total aproximadamente. No me voy a poner a describir todos los platos, aunque sí voy a dejarles una selección de los que por un motivo u otro me han llamado más la atención. Lo que sí aúna la cocina de Danny es un respeto absoluto por el producto, trabajando lo justo y necesario para realzarlo, pero nunca intentar ocultarlo con ingredientes superfluos o técnicas absurdas que cocineros con poco amor propio suelen poner en sus fogones a la hora de intentar ocultar sus carencias. Dos meses después de haberme tomado un ajoblanco de almendra con salmón ahumado e higos de temporada sigo salivando sólo con ver la imagen; pensando en la mezcla de sabores, texturas y paisajes, del mar a la montaña sin olvidarnos de la fruta. Mismas sensaciones de escalofrío por el cuerpo recordando la pasta orecchiette con rabo de buey alla vaccinara, plato oriundo de Italia y que desprendía maestría por la elaboración de la pasta acompañado con la excelencia de un guiso potente con el que degustar con gula ese rabo de buey. Como postre en ese menú, la mejor pannacotta que me he comido jamás, elaborada con avellanas que encuentras a cada bocado y realzada con miel de jengibre caramelizada.

Del segundo menú el mes pasado, inolvidables las vieiras a la plancha con salsa meuniere y puré de coliflor, un plato que además venía del menú anterior y que se mantuvo a petición popular. En Neodimio60 suelen tener la tradición de repetir un principal o postre a petición del comensal, y en esta ocasión también pudimos degustar de nuevo la imbatible pannacotta. Como segundo plato inolvidable, las mejores endivias que uno pueda soñar envueltas en una untuosa e inolvidable salsa de vainilla con la que uno no puede más que rebañar el pan una y otra vez.

Y ya vamos con la carta de este mes en curso, del que tras unas más que merecidas vacaciones, han vuelto con el mismo ímpetu y ganas. Como plato heredado, las endivias que les sigo recomendando vehementemente. Como novedades de la carta, me quedo con un saam picante de vaca madurada, pipas de calabaza y pepino agridulce que sorprende tanto a la vista, por hacer este plato a la inversa ya que normalmente aquí el verde es el que envuelve a la carne, pero también resalta en boca por conseguir de un producto como la carne dotarle de sabor, intensidad y también picardía de tal manera que eleva su resultado. El otro plato que amenaza además con ser el que repita el mes próximo son el su ya famoso gnocchi, marca inconfundible de la casa, a la que este mes le acompaña una salsa de maíz y trufa que inunda la sala cuando sale por cocina de aromas envolventes y al que hacen del pan su mejor aliado a la hora de dejar el plato listo para el siguiente servicio. De los postres de este mes destaco esa piña tropical guisada en melaza de caña y coronada con un helado de queso mascarpone en el que los contrastes de temperaturas, sabores y texturas ponen el broche de oro a otra carta impecable.

Pero en Neodimio60 no solo hay cocina, Nayra es la otra pata articular de una casa gracias a su esfuerzo, cariño, empatía y sobre todo, inmensa profesionalidad. Es hipnótico verla trabajar repartiendo juego entre las mesas, sacando los platos de cocina, elaborando los mejores tragos y aconsejando a la mesa el mejor vino disponible según los gustos de cada uno. Porque aquí aparte de comer, se bebe y muy bien, ofreciendo en su oferta por igual y con el mismo gusto, joyas vinícolas canarias acompañadas por auténticas sorpresas peculiares de fuera. Como colofón, sus cocktails caseros en una carta que rezuma talento y que ahora también podemos pedir por encargo para llevar embotellado a casa, yo ya tengo mi White Negroni en marcha.

Recuperando el principio del artículo les remito a que no dejemos de apoyar propuestas como estas, levantadas con mucho esfuerzo por parte de una pareja joven y con ganas de hacer disfrutar al comensal de una manera absolutamente única. Por motivo de esta pandemia que está cambiando tantos hábitos en todos nosotros se han visto obligados a realizar dobles turnos en algunos de los servicios más demandados como son el viernes noche, sábado noche y domingo mediodía. Sin duda alguna vale la pena el esfuerzo de adaptarse a los mismos porque no me equivoco ni peco en decirles, que si bien a día de hoy la afamada Guía Michelin o los Soles Repsol que brillan por las islas no han puesto sus ojos en ellos, ese momento llegará y ahí ustedes podrán decir, “yo los conocí antes de que se la dieran”. 

Si les apetece pueden seguirnos por Facebook, Twitter e Instagram bajo los nicks de @porfogones y @alahoradecomer. 

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2020 - 14:41 h

Descubre nuestras apps

stats