eldiario.es

9

La Fiscalía pide 12 años de prisión para dos comerciantes de Agüimes por simular un robo e incendiar su establecimiento

El Ministerio Público acusa a Juan Martín Fulgencio y su esposa, María del Carmen López, titular del Vídeo Bazar Canarias, situado en el Cruce de Arinaga, de "urdir un plan de común acuerdo y con ánimo de enriquecerse injustamente"

- PUBLICIDAD -

La Fiscalía solicita una pena de seis años de cárcel para dos comerciantes a los que acusa de haber denunciado un falso robo e incendio en su establecimiento, situado en el municipio grancanario de Agüimes, con el fin de cobrar la correspondiente indemnización.

En sus conclusiones provisionales, el Ministerio Fiscal también impone a estos dos acusados de un supuesto delito de denuncia falsa en concurso con un supuesto delito de estafa una multa de 5.400 euros, respectivamente, además de una indemnización de 57.881,78 euros a la aseguradora Allianz, con la que tenían contratada una póliza.

En la vista oral que se celebrará el próximo 1 de febrero en la Audiencia de Las Palmas contra los acusados, Juan Martín Fulgencio y su esposa, María del Carmen López, quien figura como titular del establecimiento, denominado Vídeo Bazar Canarias, situado en la Avenida de Ansite del Cruce de Arinaga, la Fiscalía les acusará de "urdir un plan de común acuerdo y con ánimo de enriquecerse injustamente".

Ese plan consistió, según el fiscal, en denunciar que en la noche del 2 al 3 de enero de 2012 tuvo lugar un robo y un incendio en su comercio, hechos de los que el acusado responsabilizó a su vecino Pedro Ramón Léon, quien, según contó a la Guardia Civil, "le había amenazado con provocar un incendio en su negocio".

El acusado también denunció que su vecino había sustraído de su comercio "tres playstation, diversos juegos, 550 euros, cinco relojes marca Casio, tres gafas de sol de imitación, perfumes y auriculares de videojuegos, 5 ó 6 pen drives y varias películas".

El Ministerio Fiscal sostiene que "el robo y el incendio denunciado no fueron reales".

Además, afirma que la acusada comunicó a su aseguradora que se había producido un incendio y un robo en el local y entregó facturas con el fin de acreditar el valor de los objetos sustraídos o dañados para percibir la correspondiente indemnización.

Por este siniestro, la aseguradora abonó a su asegurado 57.881,78 euros, de ahí que reclame en este juicio la indemnización que pidiera corresponderle por estos hechos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha