eldiario.es

9

Regresa a Senegal con los ingresos del libro sobre su viaje en cayuco

Mamadou Dia llegó a La Gomera en 2005. Fue llevado a un centro de internamiento y después a Murcia, donde vivió siete años.

Ahora volverá a su país para centrarse en una pequeña granja con la que anhela contribuir al desarrollo de su pueblo.

Antes de embarcar prometió a sus amigos que escribiría un libro sobre la travesía, una obra presentada en 2012, y que ahora se reedita.

- PUBLICIDAD -

El sueño de Mamadou Dia, un senegalés que llegó a Canarias en un cayuco, era encontrarse El Dorado, que es como se ve Europa desde las televisiones africanas.

Ocho años después, con su aprendizaje y los ingresos obtenidos por la venta de un libro que narra la experiencia, podrá regresar a su lugar de origen y centrarse allí en una pequeña granja con la que anhela contribuir al desarrollo de su pueblo.

Con 22 años, Mamadou se atrevió, junto con dos de sus hermanos que también viven actualmente en España, a jugarse la vida en el mar al hacer frente a los 3.000 kilómetros que separan Dakar de Murcia, donde recaló.

Antes de embarcar prometió a sus amigos que escribiría un libro sobre la travesía, una obra presentada en 2012, que se agotó, y que ahora Mamadou ha reeditado a través del micromecenazgo.

3.052, persiguiendo un sueño, que esta tarde se presenta en la biblioteca Ánxel Casal de Santiago y que también llevará a Ferrol y A Coruña, desvela las penurias que este joven vivió en medio del mar durante ocho días y también su no menos difícil llegada a una tierra extraña.

En aquel viaje de 2006, llegó en mayo inicialmente a La Gomera, fue llevado a un Centro de Internamiento de Extranjeros y después en Murcia vivió siete años y se integró en la sociedad española.

Mamadou insiste, en un perfecto español, en que desde su país "todo lo que te llega de la imagen de Europa está relacionado con El Dorado, el mundo desarrollado y perfecto, pero cuando llegas aquí te enfrentas con la realidad, que es totalmente diferente".

Un inmigrante ha de esperar, explica, tres años para poder conseguir los papeles, por lo que no puede acceder a un contrato de trabajo o alquilar una casa.

"Un milagro sobrevivir ese tiempo en este país"

Mamadou Dia, vinculado ahora a una ONG, asegura sentir "mucho dolor" al ver las imágenes de africanos intentando llegar a España arriesgando su vida al creer que encontrarán lo que les ha "vendido" la televisión, cuando luego al pisar tierra ven la verdadera realidad.

"La gente se mata al estar desesperada por tantos saqueos de los recursos de su país, gran parte por culpa de Europa, de Occidente", y también a causa de las políticas de los países africanos.

Cuando los inmigrantes llegan a España "viven otra miseria, porque hay recortes en todos los sectores, y en inmigración mucho más; me da mucha rabia e impotencia que mis gentes no puedan ver la verdadera cara de Europa".

Mamadou es especialmente crítico con el incidente en el que murieron quince inmigrantes subsaharianos en la frontera de Ceuta con Marruecos, un caso para el que pide que se haga justicia.

"Es algo inhumano: hoy en día la juventud española está afectada por las mismas necesidades que a nosotros nos empujan a salir fuera y buscar un futuro mejor, así que sale a otros sitios, y no se les para ni se les ponen bolas de goma" .

Además, califica de "vergüenza" que en Melilla haya una frontera en la que se han colocado cuchillas, cuando, recuerda, "todo el mundo" reclamó que se derribase el muro de Berlín.

"En mi país viven ahora muchos españoles", señala Mamadou, y están "en armonía con la población" de Senegal, con lo que pueden ir allí "sin humillación y sin maltrato".

Ahora, Mamadou Dia está "en proceso de volver" a Senegal porque tras el "aprendizaje y la decepción", se dio cuenta de que forma parte de la "fuerza de África" y ansía regresar porque "nuestro futuro está allí".

Esto mismo, una participación activa por el desarrollo, es lo que recomienda a los jóvenes africanos que quieren dejar sus respectivos países.

Desde el año pasado, y con la recaudación del libro, Mamadou Dia ha montado una pequeña granja de pollos en su pueblo, en el norte de Senegal.

Está trabajando en proyectos de agricultura y acuicultura y tratando de apoyar el desarrollo sostenible de la zona.

También sus hermanos, que tienen trabajo en España, "quieren volver a casa y participar en el desarrollo de Senegal", a donde Mamadou piensa regresar en unos meses.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha