Noviembre, mes negro en Tenerife: el coronavirus se desboca en la isla mientras baja en el resto del archipiélago

Personal sanitario del Hospital de La Candelaria revisa su equipo de protección para atender pacientes con COVID-19 en una planta de hospitalización del centro sanitario

Hasta el 1 de noviembre de este año, Tenerife acumulaba 6.392 positivos de coronavirus desde el comienzo de la pandemia, según los datos de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. Treinta días después, la isla sumó 2.552 nuevos contagios de COVID-19, lo que supone una media de 85 nuevos positivos diarios. El mes se cerró rondando los nueve mil enfermos, con 8.944 personas afectadas, 61 fallecidos y los índices de incidencia acumulada (número de casos positivos acumulados en los últimos siete o 14 días por cada 100.000 habitantes) más altos registrados hasta la fecha. Dichas cifras convierten a noviembre en el peor mes de la enfermedad en Tenerife.

Agosto, clave para el comienzo de la segunda ola

A partir de agosto, los contagios en Tenerife aumentan de manera exponencial. Después de haber sumado solo 81 contagios en todo el mes julio, en agosto la cifra se dispara hasta los 778. En esta línea, el crecimiento en septiembre es aún mayor y se registraron 1.976 nuevos contagios.

Al acabar el verano se dispararon los positivos en Gran Canaria, lo que situó a la isla en la primera posición en el número de personas que habían sufrido la COVID-19 en Canarias desde el comienzo de la pandemia. En ese momento separaban a las dos islas 3.000 casos. En Gran Canaria se adoptaron diferentes medidas con el objetivo de doblegar la curva, lo que comenzó a tener efecto unas semanas después y ya a comienzos de octubre la situación se dio la vuelta.

A día 3 de diciembre, Tenerife está a punto de alcanzar a Gran Canaria en el número de casos acumulados de continuar el elevado número de positivos diarios que notifica desde octubre, posicionándose en torno a los 300 casos de diferencia.

Desde marzo hasta el 1 de noviembre se habían contagiado en Tenerife 6.504 personas. El mes octubre terminó con el mayor aumento de casos mensuales sufridos en la isla hasta el momento: 2.181 nuevos positivos en 30 días. Cuatro semanas después, esta cantidad se vio incrementada de nuevo: el virus en la isla aumentó entre el 1 y el 30 de noviembre en 2.530 personas y concluyó el penúltimo mes del año con 9.034 casos acumulados.

Ese mes se detectó también el mayor número de contagios en 24 horas. Fue el 6 de noviembre, cuando se notificaron 145 positivos en un solo día. El 7 y el 13 de noviembre se registraron cifras elevadas con 128 y 133 contagios diarios, respectivamente.

Fallecidos en noviembre

Noviembre registra datos similares a los obtenidos en la primera ola del virus en Tenerife respecto a muertes a causa del virus. La isla tiene el triste honor de situarse a la cabeza de Canarias en fallecimientos, con 192, frente a los 128 de Gran Canaria (340 en total en el archipiélago).

El 24 de noviembre, Sanidad notificó el mayor número de muertes en un solo día en esta segunda ola: siete personas personas con patologías previas. Esta fue la cifra más alta en muertes diarias desde el 4 de abril. En total, este mes murieron 61 personas por la COVID-19, lo que supone un tercio del total de fallecidos en esta pandemia en Tenerife.

Número de test realizados

Entre marzo y abril se realizaron en Tenerife una media de 550-600 pruebas diagnósticas diarias, mientras que, durante los meses de verano, el número de test se colocó entre las 800-900 pruebas diarias, alcanzando picos máximos de 1.468 el 10 de junio y 1.380 el 2 septiembre, esta última con 67 positivos.

En septiembre y noviembre se alcanzó el mayor número de test realizados en Tenerife desde el comienzo de la pandemia con días en los que se llevaron a cabo más de 5.000 diagnósticos.

De acuerdo con el porcentaje de test positivos, los picos más significativos de la segunda ola aumentaron desde agosto (5,8% de positivos). A partir de ese momento, el porcentaje de positivos por pruebas diagnósticas no paró de subir alcanzando picos máximos del 11% de positivos en pruebas realizadas en noviembre.

Dichas cifras son comparables solo con la primera ola del coronavirus en Tenerife en la que durante el mes de abril se alcanzó un 12,9% de positivos.

Incidencia acumulada a siete días

El mes de noviembre en Tenerife recoge también el peor dato en cuanto a incidencia acumulada (número de casos positivos acumulados en los últimos siete o 14 días por cada 100.000 habitantes) se refiere. La isla registró la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia, con una IA a siete días de 79 el 8 de noviembre de 2020.

Incidencia acumulada a 14 días

Tenerife también alcanzó el nivel más alto de incidencia acumulada a 14 días en noviembre, registrando los días 14 y 18 un 142,4 y un 140,7, respectivamente.

Las medidas correspondientes al semáforo de alerta del Ministerio de Sanidad colocan a la isla en un riesgo medio de transmisión atendiendo a su incidencia acumulada de siete y 14 días.

Evolución del coronavirus en Tenerife desde enero

Tenerife notificó su primer caso de coronavirus el 25 de febrero cuando se detectó un caso que afectó a personas alojadas en un hotel de Adeje y encendió las alarmas en España. El foco mediático se instauró en la isla.

A partir de entonces, Tenerife encabezó el número de casos positivos en COVID-19 acumulados en el archipiélago, por encima de Gran Canaria. De esta manera, a 1 de mayo, Gran Canaria tenía un total de 568 positivos frente a los 1.435 registrados en la isla vecina.

Gran Canaria mantuvo el número de contagios por debajo del millar desde el 1 de mayo hasta el 1 de agosto. Fue a partir de entonces que se dispararon los casos allí. En Tenerife la situación se estabilizó y terminó el mes con 2.449 casos acumulados.

La isla tenía solo la mitad de positivos en comparación con Gran Canaria. Ahora la situación está a punto de darse la vuelta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats