La portada de mañana
Acceder
El reconocimiento de Palestina mete presión a la UE y solivianta a Israel
El PP centra las acusaciones sobre Begoña Gómez en Sánchez y su comparecencia
Opinión - No basta con decir que la extrema derecha da miedo. Por Neus Tomàs

La ‘nueva’ querella de Santana Cazorla contra Lopesan ya ha sido archivada tres veces

Canarias Ahora

0

Cosa juzgada. La querella del Grupo Santana Cazorla (GSC) contra el propietario de Lopesan, Eustasio López, y otros dos empresarios, ya ha sido archivada en tres ocasiones, según los autos de archivo a los que ha tenido acceso este periódico. Lopesan los ha remitido al juez de Instrucción 1 de Las Palmas de Gran Canaria, Alberto Puebla, para de ese modo probar lo que considera mala fe procesal de Santiago Santana Cazorla, incurso en estos momentos en varios procesos judiciales que amenazan con la titularidad de las que fueron sus empresas.

Según los autos que este miércoles divulgó Lopesan, una primera querella de Santana Cazorla por los mismos hechos contra Eustasio López, Manuel Santana Cazorla (hermano del querellante), Juan José Arencibia y Martín Jesús Suárez es la misma que ya archivó en su día el Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana el 19 de enero de 2022, y ese archivo fue ratificado por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas el 10 de enero de 2023.

Posteriormente, mediante un auto de 27 de julio de 2023, el Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional desestimó una nueva querella interpuesta por los mismos presuntos delitos y contra las mismas personas, esto es, corrupción en los negocios, administración desleal, estafa procesal y estafa de inversores y negación de derechos sociales.

Pero, además, un informe de julio de 2023 de la Fiscalía Anticorrupción dirigido a Instrucción 4 de Madrid incide también en la improcedencia de admitir a trámite las querellas de Santana Cazorla contra Lopesan y otros. Entre otros extremos, el fiscal considera que no le parece “ajustado a la realidad invocar los intereses del GSC S.L., así como expresar el parecer y postura procesal del GSC, cuando de la simple lectura de la querella se deduce un enfrentamiento irreconciliable entre dos grupos de socios con participación paritaria u posturas empresariales claramente contrarias”. De hecho, uno de los querellados, Manuel Santana Cazorla, es hermano del presidente del grupo, Santiago, radicado fiscalmente en Marruecos desde hace años.

Y añade el Ministerio Público: “Sorprende que quien ejercita una acción penal por estafa procesal no precise ante el juez mercantil que en el GSC S.L. se encuentran enfrentados dos grupos de socios que representan el 50 % del capital y que hace inviable la adopción de ningún tipo de acuerdo social y pretenda que la postura en el concurso de las ANFI es una, como si en este ámbito, las irreconciliables diferencias hubieran desaparecido. Esta imprecisión se aproxima bastante a una afirmación no ajustada a la realidad, expuesta ante el juzgado que tramita el concurso de las ANFI, por parte de quien presenta querella imputando estafa procesal a las partes enfrentadas en los procedimientos concursales, pese a que, en los mismos, hace valer sus pretensiones”.