Pequeña Guía de Gambia: la mejor opción para iniciarse en los viajes africanos

Viajar a África no siempre es una tarea fácil. Siempre se puede acudir a los viajes organizados que, en la mayoría de las ocasiones, se convierten en una especie de burbujas con momentos de inmersión en la cultura local… Viajar por libre es una tarea titánica que, muchas veces, termina por frustrar al viajero por la imposibilidad de convertir los planes en realidades. Gambia no se escapa a lo que supone viajar por este enorme continente-universo: el transporte público es caótico; los horarios son cosa de ciencia ficción y cualquier compra, por pequeña que sea, se convierte en un ejercicio agotador de regateo. Pero Gambia es una buena opción para iniciarse en el viaje africano: es un destino bien comunicado; las infraestructuras turísticas son muy buenas, las distancias son pequeñas (lo que permite equivocarse sin que sea un desastre) es, para redondearlo todo, es un país muy seguro. Los gambianos y gambianas son gente muy amable y hospitalaria, algo que multiplica la sensación de seguridad. Y aún siendo pequeño, tiene muchísimo que ofrecer. ¡Esto es África y con eso ya se dice todo!

DONDE ESTÁ Y CÓMO LLEGAR.- El país ocupa una estrecha franja de terreno junto a las orillas del río Gambia que, a modo de cuña, entra desde la costa atlántica partiendo en dos el territorio de Senegal (desde la desembocadura hasta la frontera este con Senegal hay unos 350 kilómetros por carretera –unas cinco horas en coche privado-). Es un país pequeño: apenas 10.300 kilómetros cuadrados dónde viven casi dos millones de personas. Un país que cuenta con 80 kilómetros de costa con auténticos playazos, densos manglares, pequeñas manchas de bosque tropical en el entorno del río y amplias zonas de sabana. La principal puerta de entrada al país es el Aeropuerto Internacional de Banjul que, entre otros destinos, cuenta con conexiones directas con Gran Canaria (Binter Canarias); Barcelona (Vueling); Lisboa (TAP); Bruselas (Bruselas Airlines); Amsterdam (Transavia y Tui Fly); Dusseldorf y Münich (Corendon) o Estambul (Turkish Airlines). Desde Dakar (Senegal) hay vuelos de unos 30 minutos de duración y varias conexiones de buses diarias (para entrar en el país por carretera te pueden solicitar visado). Embajada de Gambia en España.

¿CUANDO VAMOS? La costa occidental africana tiene dos estaciones bien marcadas; la seca y la húmeda. El país está situado en zona tropical, pero con dominio de la sabana. Las temperaturas se mantienen estables durante la mayor parte del año con máximas de 29-30 grados durante prácticamente todo el año y picos de 32-33 en los meses de noviembre y diciembre, que son los más calurosos. La época de lluvias se limita a los días de julio, agosto y septiembre (con lluvias esporádicas en junio y octubre. Entre noviembre y mayo apenas llueve uno o dos días al mes. Noviembre y diciembre son más calurosos, pero recién terminada la temporada de lluvias, los campos están verdes y el río bulle de vida. De enero a junio las temperaturas son mucho más suaves (mínimas en torno a 21-22 grados y máximas que no suelen sobrepasar los 29) y prácticamente no hay precipitaciones.

MOVERSE POR GAMBIA.- ¿Se puede recorrer el país por tu cuenta? Sí. La empresa Gambia Transport Service Company ofrece varias rutas interurbanas para el área metropolitana Banjul-Serekunda y dos líneas que viajan hasta el interior del país: La ruta norte une Barra con Lamin Koto -2,6 euros hasta final de trayecto- y la ruta Sur sale desde Banjul y llega hasta Basse -3,5 euros hasta fin de trayecto- (a pocos kilómetros ya de la frontera con Senegal). La inmensa mayoría de los lugares de interés en el interior del país quedan dentro de la ruta por lo que se puede, perfectamente, ir y venir en transporte público; eso sí, los buses hacen muchísimas paradas y son bastante lentos. También hay varias líneas express desde Banjul a las principales poblaciones del interior. Para ir más allá o viajar más barato la otra opción son los ‘guele-guele’, pequeños buses y furgonetas que siguen rutas predeterminadas uniendo los pueblos y aldeas. También tienes la oportunidad de contratar algún taxi. Hay dos tipos: los verdes son para turistas y ya cuentan con tarifas establecidas y tiempos de espera para las excursiones y los amarillos son los que usan los locales y se comparten. Antes de sentarse en estos últimos hay que pactar el precio con el conductor para evitar sorpresas. ¿Coche de alquiler en Gambia? Se puede, pero no es recomendable. Las carreteras no están en muy buen estado y hay frecuentes controles policiales en los que no es infrecuente que te pidan algún regalo.

¿DÓNDE NOS QUEDAMOS? La mayor parte de los resorts y hoteles internacionales se encuentran en los barrios de Senegambia, Kotoli y Kotu, en la costa de Serekunda. Aquí vas a encontrar alojamientos para todos los gustos y bolsillos. Otra opción más auténtica es alojarte en el centro de Banjul e impregnarte de todo el ambiente de la ciudad y, por ejemplo, despertarte cada mañana con la llamada a la oración desde las mezquitas. El país es pequeño y las distancias permiten usar Banjul o ‘Senegambia’ como base y hacer varias excursiones hacia el interior aunque es mejor dejar dos o tres noches en Lamin Koto para poder ver con tranquilidad lugares como Wassu, Janjanbureh y dedicar al menos una jornada a recorrer el Parque Nacional Kiang West y las poblaciones aledañas al cauce del Río Gambia.

QUÉ VER EN GAMBIA.- Empezamos por Banjul, la capital del país. La ciudad ocupa un cabo rodeado por frondosos manglares en la desembocadura del Río Gambia (orilla sur). En sí, la capital gambiana no tiene mucho que ver, pero merece la pena darse un paseo. Alberga el Museo Nacional (Independence Drive)-.con interesantes colecciones artísticas y etnográficas-, algún edificio de interés –no dejes de subir al Arco 22 desde el que se ve toda la ciudad-, muy buenas playas y un mercado muy animado (Royal Albert). Desde Banjul puedes pasar a Barra (orilla norte del río) en transbordador para visitar el Fuerte Bullen, un pequeño castillete construido por los británicos a inicios del siglo XIX. Una pequeña autopista une Banjul con la costa de Serekunda, una sucesión de barrios que forman la población más grande y poblada del país. Aquí hay varias cosas que ver: el Mercado de Serekunda (Avenida Sayerrjobe) es el más grande (también está bueno el de Sukuta) y bullicioso del país; el barrio de Dippa kunda es famoso por sus talleres textiles artesanales (puedes ver como se hacen las coloridas y alegres telas gambianas); la Reserva Natural de  Bijilo es un bosque al lado de la playa donde puedes ver monos y el Estanque de Cocodrilos de Kachikally es un lugar muy especial en el que se han practicado ritos relacionados con la fertilidad desde hace siglos y que tienen a los cocodrilos como protagonistas –también hay un pequeño museo etnográfico-. Aquí también se suceden las playas más turísticas del país (Fajara, Senegambia y Bijilo).

A dos pasos de Serekunda hay otras visitas imprescindibles que se pueden hacer en un par de horas. La Reserva Natural de Abuko es un rectángulo de naturaleza virgen a pocos kilómetros de la ciudad –o más bien rodeada- en el que puedes ver monos, hienas, cocodrilos y las temibles Bambas Verdes, una de las especies de serpiente más venenosas del mundo. Lo habitual es terminar la visita en Lamin Lodge, un palafito convertido en restaurante en medio de los manglares. Desde aquí parten excursiones en bote que te permiten explorar los enormes bosques de manglar que cubren esta zona de la desembocadura del Gambia. Otro clásico es acudir a la Playa de Tanji al atardecer, justo cuando empiezan a volver a la costa los cayucos de pescadores cargados con las capturas del día. Toda la zona bulle de actividad.

EL PARQUE NACIONAL KIANG WEST.- La mejor manera de visitar este parque nacional es contratar una excursión (seguro que en tu alojamiento puedes tramitarlo). Este importante espacio natural se encuentra a unos 150 kilómetros de Banjul y se puede ir y volver en un día sin problema. La excursión incluye una travesía en bote por el Río Gambia y algunos pequeños afluentes en los que se mezclan manchas de bosque tropical y sabana. Es el mejor lugar para ver fauna salvaje en el país: las estrellas son los hipopótamos, leopardos y cocodrilos, pero también hay monos, hienas y pájaros para parar un tren. Las excursiones suelen incluir visita a pequeñas aldeas ribereñas como Tendaba o Tankular.

UNA ESCAPADA AL INTERIOR DEL PAÍS.- Te recomendamos pasar al menos dos noches en Janjanbureh para poder ver con tranquilidad esta parte del país y permitirte el lujo de oír el río por la noche (una experiencia única y plenamente africana). Janjabureh jugó un papel fundamental y triste en la historia del país. En este lugar, el río se divide en dos brazos creando una isla fácilmente defendible. Esta circunstancia fue aprovechada para crear una posta esclavista dónde se recluía a los hombres y mujeres capturados antes de trasladarlos a la costa (aún pueden verse la antigua cárcel). Otro lugar de mucho interés es Wassu, dónde puedes ver curiosos círculos de piedra prehistóricos (tienen más de 1.500 años). De vuelta a Barra puedes parar en la pequeña aldea de Jufureh, que según el escritor Alex Haley (autor de Raíces), fue el lugar dónde nació su antepasado Kunta Kinte.

¿Y QUE PASA CON LAS PLAYAS? Gambia tiene unos 80 kilómetros de costa y la mayor parte de los mismos están ocupados por enormes playas de arena clara (la llaman la Costa Sonriente) en las que la temperatura del agua (que nunca baja de los 20 grados) invitan a darse un chapuzón a lo largo de todo el año. La Playa de Sanyang es la más famosa de las que se encuentran al sur de Banjul pero un poquito más lejos se encuentran Gunjur y, al extremo sur del país, Kartong, en los que empiezan a construirse los primeros hoteles y resorts turísticos. Al norte de Barra, la práctica totalidad de la línea de costa forma parte del Parque Nacional Niumi, uno de los manglares mejor conservados del oeste africano.

Fotos bajo Licencia CC: shaunamullally; tjabeljan; Niels Broekzitter; Francesco Veronesi; Jurgen; Mark Hodson; stuart Burns

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2020 - 23:35 h

Descubre nuestras apps

stats