eldiario.es

Menú

Consideraciones sobre el cannabis por Natacha Hernández Pérez (*)

- PUBLICIDAD -

Ha sido de discusión a lo largo de estos años la sensibilización y la vulnerabilidad de la población a este tipo de consumo, generando con ello la problemática de las manifestaciones desde el punto de vista de la abstinencia al cannabis. Aunque desde hace varias décadas se planteo la posibilidad de que el consumo habitual de cannabis fuera capaz de producir cuadros sicóticos, se estableció entonces la polémica de que si existe o no la llamada psicosis cannábica. Existen numerosos estudios que así lo demuestran. La revista The Lancet ya planteaba en 1987 la posibilidad de que este consumo podía ser un factor de riesgo en la esquizofrenia, además de diversos estudios que demuestran el papel fundamental del tetrahidrocannabinol en la aparición de síntomas y episodios sicóticos. Se ha discutido además sobre el síndrome de abstinencia física y psicológica que genera esta sustancia, revelando los estudios datos significativos sobre su incidencia. Recientemente se celebró en la comunidad de Madrid la novena Jornada Nacional de Patología Dual, organizada por la Asociación Española de Patología Dual, donde destacó una de las ponencias más esperadas y relevantes de este encuentro: Esquizofrenia y Cannabis, ¿El huevo o la gallina?, el cannabis como inductor de psicosis. Una vez más se aportaron datos muy concretos a través de estudios realizados (meta análisis), poniéndose de manifiesto la incidencia del cannabis en el desarrollo de una enfermedad mental como puede ser la esquizofrenia, produciendo este consumo alteraciones neurobiológicas y agravando la enfermedad o desarrollándola. Bajo la explicación de la teoría bidireccional, cannabis-psicosis/psicosis-cannabis, se han realizado estudios con datos estadísticos de gran preocupación para los profesionales y de interés de salud publica y social. En un estudio realizado por el doctor Francisco Arias, jefe de la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Alcorcón de Madrid, de 720 pacientes estudiados el 15% afirmaron consumos de cannabis desde edades tempranas. De los 720, 115 casos tuvieron reacciones sicóticas siendo consumidores habituales de cannabis, un 6% manifestaron alucinaciones y el 10% crisis paranoides. Como podemos ver, son datos relevantes que demuestran la incidencia de este consumo en futuras patologías psiquiátricas, siendo unos resultados muy comparativos con el estudio realizado en Munich por Henquet en 2005. Dada esta experiencia obtenida, se puede manifestar que en la actualidad existe bastante evidencia para concluir que el consumo de cannabis incrementa el riesgo de síntomas sicóticos en población general, de psicosis inducidas, de síntomas sicóticos en sujetos con esquizofrenia diagnosticada y, lo más grave, de cuadros esquizofrénicos en usuarios posiblemente vulnerables genéticamente a este tipo de consumo. Por lo tanto, nuestra población joven consumidora de cannabis es un grupo de riesgo sobre el que se debe tomar medidas preventivas, garantizando con ello, a través de todos aquellos organismos vinculados, que no exista en el futuro una avalancha de determinadas patologías psiquiátricas como puede ser el caso de la esquizofrenia. (*) Médico de la Asociación de Integración Social Calidad de Vida

Natacha Hernández Pérez (*)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha