eldiario.es

Menú

Experiencia enriquecedora

- PUBLICIDAD -

En cuanto a la trama eólica, CC y PP acordaron, por lo visto, que las responsabilidades se circunscriban a Celso Perdomo y al PSC, a través de su militante Caco Henríquez. Sin mezcla soriana alguna. Llama la atención que, en el caso de Celso, se individualice en él la responsabilidad sin alcanzar al PP que lo nombró y controlaba la Consejería de Industria; mientras, se apunta directamente al PSC, a pesar de no ocupar Henríquez ni ningún otro psocialista, cargo público relacionado con el escándalo. No sé como se puede incurrir sin ostentar cargo en responsabilidades políticas. Respecto a Henríquez, es conocida su desimputación por el juez Parramón. Sólo me pregunto cómo pudo ingeniárselas quien es cabeza visible de CANARIAS AHORA, periódico al que Soria trata de destruir por contarle a ustedes sus manejos, para conseguir trato de favor de una Consejería en manos del PP. Ni Mauricio sería capaz de semejante proeza. No coneja, qué quieren que les diga. Las conclusiones forman parte de los apaños CC-PP para después de las elecciones, que ya apuntaran en lo de Amorós. Les une la necesidad de conjurar el peligro psocialista. Temen que se les vengan abajo los tinglados si gana López Aguilar. Si esto parece claro en las conclusiones eólicas, lo corrobora el asunto de las camas turísticas que quieren arrancar del Parlamento antes de que sea tarde. Por si acaso. Como saben, hace unos días se decidió en el Parlamento dejar la aprobación de las camas para después de las elecciones. Con gran disgusto de Soria que alertó del estado de necesidad. De ahí que CC y PP forzaran ayer, en la Junta de Portavoces, una modificación de la agenda parlamentaria, de modo que el lunes que viene se reúna la Comisión de Ordenación del Territorio para evacuar informe, a fin de que el miércoles el pleno apruebe las 5.500 camas turísticas exentas de la moratoria; la misma que machaca a otros inversores peor colocados. CC-PP deciden quiénes pueden hacer negocio. La moratoria fue iniciativa bien intencionada, pero, ya saben, de buenas intenciones está empedrado el infierno. Entre esas camas están, cómo no, las de Anfi del Mar, las que el Cabildo grancanario declarara de interés general a raíz del viaje de Soria a pescar salmones. El macho fijo de por medio. La desvergüenza es evidente. Aunque, todo hay que decirlo, nada tiene de particular pues todos afirman que la política es una experiencia enriquecedora. Al menos en eso no han engañado a nadie.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha