eldiario.es

Menú

Y PP Manolo vendiendo tomates

- PUBLICIDAD -

Pues eso es lo que ocurrió ayer en esta RUP (República Ultraperiférica Platanera) que llamamos Canarias (en plural, que si la ponemos en singular don Pepito aprovecha para hablar del mapa francés y metemos en un lío a Ruano). Hubo un pleno extraordinario pedido por el gobierno para hablar de la situación económica, y el responsable del departamento de Economía del gobierno estaba en un puesto de venta de tomates en una feria hortofrutícola de Alemania. Mientras PP Manolo vendía tomates en Berlín, en la tribuna del Parlamento contó Paulino que gracias a su gobierno 9000 familias canarias no se habían quedado en situación de exclusión social, y me acordé de los 25 trabajadores sociales del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que se quedaron en la calle porque el gobierno canario no renovó el dinero para su contratación (y el ayuntamiento no quiso cubrir esa dejadez, dicho sea de paso). Contó Paulino que su gobierno declarará "de interés general" todas las obras públicas que se hagan este año y me acordé del anuncio del presidente del cabildo tinerfeño del inicio este mes de las obras del Puerto de Granadilla. También me acordé del decreto de Domingo Berriel para desproteger los sebadales de la costa Sur de Tenerife, para poder hacer esas obras que ya no serán sólo del interés de los constructores- patrocinadores en tiempos electorales, ahora serán de interés general.

Recordó Paulino que su gobierno ya había aplicado varias medidas contra la crisis. Por ejemplo la supresión del Impuesto de sucesiones y donaciones, y me acordé de aquella campaña publicitaria que hizo la Consejería de Economía y Hacienda y que fue declarada ilegal por la Junta Electoral porque suponía una descarada propaganda del gobierno. También me acordé de PP Manolo mostrando en el Parlamento su preocupación por las viuditas que tenían que pedir un préstamo para no perder la casa que les había dejado su difunto marido. Dijo Paulino que gracias a la supresión de ese impuesto las familias podían aumentar la capacidad de consumo. ¿Pero no dijo Soria que quitaba el impuesto para que las viuditas no perdieran la casa? Paulino pidió a los empresarios que en lugar de poner a hacer horas extras a los trabajadores que contraten a más gente. Fitetú que casualidad que es lo mismo que le piden los trabajadores al empresario Paulino Rivero, porque puso en marcha un plan de acogida temprana en la escuela pública, y en lugar de contratar a profesores en paro, puso a los maestros a realizar horas extras. Así que los empresarios pueden responderle a Paulino el grito de guerra de Toñi Torres : "Estás bonito tú".

Y volvió Paulino a hablar de empleo para los canarios y de la defensa que hace su gobierno de las empresas canarias. Entonces me acordé del concurso eólico de Lanzarote, donde Paulino entregó los molinos de viento a la multinacional Endesa y al aborigen Thomas Scharfenberg. Ante las protestas del cabildo de Lanzarote por la marginación de la empresa pública Inalsa, el consejero de Industria soltó aquellas dos perlas: "a lo mejor nos hemos equivocado en la baremación de las empresas" y "es que Inalsa quiere ganar el concurso para arreglar sus cuentas". Sólo le faltó decir: el gobierno canario convoca concursos para que arreglen sus cuentas las multinacionales.

Mientra Paulino hacía gala de su coherencia habitual, PP Manolo cuidaba el stand de Proexca en la feria hortofrutícola de Berlín. Si la Fruit Logistic es tan importante, lo lógico hubiera sido que el gobierno mandara a Alemania a la consejera de Agricultura Pilar Merino (política madrileña acogida al plan de empleo para los canarios). ¿Pero que hago yo pidiéndole un acto de coherencia a Paulino Rivero? Pues eso, que coincidirán conmigo que gracias al pleno parlamentario de ayer hemos contribuído a avanzar en la lucha contra la crisis: con las dietas que cobrarán por haber ido al Parlamento a escuchar a Paulino ( y con las dietas, aún mayores, que cobrará Soria por haber ido a vender tomates a Berlín), nuestros políticos contribuyeron ayer a mejorar la economía de los bares que rodean el Parlamento, de los taxistas tinerfeños, de la compañía Binter?En fin, gracias en nombre de todos ellos.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha