eldiario.es

Menú

Un año fecundo

- PUBLICIDAD -

El pasado 20 de junio se cumplió el primer año de los cuatro que la ciudadanía nos ha concedido para este mandato en el Cabildo de Gran Canaria. Durante estos días hemos desarrollado un amplio programa de actividades para dar cuenta de la gestión del grupo de Gobierno en estos doce meses. Hemos cumplido con los compromisos fundamentales de nuestro programa de trabajo y hemos sentado las bases del proyecto de transformación que anunciamos para esta isla. Y nada mejor que hacerlo visible dando la cara para que los ciudadanos y las ciudadanas puedan comprobar que hemos realizado ya una parte importante de nuestro programa; para renovar la promesa de que estamos dispuestos a mantener este ritmo de trabajo para alcanzar los objetivos propuestos; para transmitirles que no se trata de un ejercicio de autocomplacencia sino de mantener vivas las bases que sostienen nuestros propósitos: comunicar, informar, fraguar complicidades, generar participación… Estamos trabajando con la sociedad civil: escuchando, sintiendo, debatiendo… No entendemos la tarea de gobierno si no es desde la participación de y con la ciudadanía. Además de los instrumentos reglados establecidos y los que incorporaremos a través de los nuevos reglamentos que se encuentran en estos momentos en fase de aprobación, hemos querido abrir espacios a la colaboración, la intervención en los asuntos públicos, el apoyo de la población de manera individual u organizada. Y podría citar numerosos ejemplos: ProGranCanaria; el Grupo de Acción contra el Cambio Climático; Gran Canaria Solidaria; las mesas de la agricultura y la ganadería y de la pesca; la comisión del paisaje…Estamos metidos de lleno en el reglamento de participación ciudadana, hemos creado la unidad de transparencia…

Y hemos tropezado con bretes diversos: los recortes y ajustes que nos imponen las reglas de gasto que nos impiden utilizar recursos ociosos que permanecen en las cuentas de los bancos; la disminución brutal de los recursos humanos, lo que hace que apenas estemos en un 20% en el capítulo de personal; que los seis primeros meses de Gobierno tuviéramos que actuar con unos presupuestos que no eran los nuestros; que nos topáramos con algunos movimientos sísmicos en forma de campañas organizadas…

Somos un Gobierno estable y volcado en el trabajo. Más de un 55% de los electores grancanarios depositaron su confianza en las fuerzas políticas que conformamos este gobierno insular: Podemos, PSOE y NC. Adquirimos desde el primer momento el compromiso de conformar un gobierno serio, sólido y estable…capaz de generar ilusiones. Y no nos hemos desviado un ápice de ese contrato que asumimos desde la responsabilidad, la obligación y el entusiasmo.

Trabajamos para unir a los grancanarios en la mejora de sus condiciones de vida. Defendemos un concepto ecosocial de desarrollo. Entendemos que existen otros indicadores más allá del PIB, como es el Índice de Desarrollo Humano, que deben enmarcar nuestra estrategia de futuro. No hay economía sana, ni democracia sana, sin una sociedad sana. Y no puede haber una sociedad sana con los índices de desigualdad que padecemos. La ciudadanía de Gran Canaria confió en una política útil y en políticos útiles. Y no queremos fallarle. Hemos afianzado el papel que nos corresponde como Gobierno de la Isla. Gran Canaria tiene voz. Y la hemos tenido que hacer oír en algunas ocasiones de manera nítida y contundente en este año.

Defendemos la unidad de Canarias. No concebimos este país nuestro desde la fragmentación y los enfrentamientos. Pero tampoco desde los desequilibrios. Por eso alzamos nuestra voz cuando se nos quiso aplicar una distribución del IGTE basada en la profundamente injusta triple paridad; o cuando se nos quiso imponer nuestro sistema energético de futuro o cuando se pretendió obviar el necesario consenso para defender juntos el convenio de carreteras con el Estado o cuando se quiere poner en marcha una Ley del Suelo que minimiza el papel de los cabildos y, por tanto, una necesaria visión global del territorio insular, o cuando se ponen en marcha campañas insularistas para falsear la realidad de las inversiones en carreteras…

Gran Canaria tiene voz y no vamos a renunciar a alzarla cuando creamos que no se nos trata con respeto o de manera desequilibrada… Aunque a veces genere incomodidades… Aunque tengamos que soportar en muchos medios de Tenerife –y en algunos de aquí- que somos insularistas, pleitistas, insolidarios…

Pero más allá de todo esto, de las naturales miserias que conforman también de manera natural el andar entre tantos intereses encontrados…Más allá de lo que denunciaba en estos días la Confederación de Empresarios sobre la desigualdad que presenta Gran Canaria entre los años 2007 y 2013 con respecto a algunas islas en el valor añadido bruto (VAB), debido, afirman, a las políticas del Gobierno de Canarias y el Parlamento al legislar en materia turística en contra de Gran Canaria y al restarle apoyos y recursos públicos al crecimiento económico grancanario…más allá de todo esto, digo, se están empezando a vislumbrar cambios: Al finalizar el primer año de gestión de este Gobierno Insular, los principales indicadores socioeconómicos en la isla de Gran Canaria, hablan de datos esperanzadores, peleados y conseguidos desde un esfuerzo colectivo (de las instituciones públicas de la isla y de la sociedad civil): Incremento de 20.900 personas ocupadas (crecemos un 4,9% y la isla mantiene una trayectoria ascendente frente a un estancamiento del conjunto del archipiélago); reducción de 26.740 de personas paradas, un 18,8% mayor en términos porcentuales que el descenso medio del Archipiélago (16,98%) - este dato coincide también con la EPA que señala una mayor reducción del paro en Gran Canaria-; las afiliaciones a la Seguridad Social se han incrementado en 8.190 personas; el índice de confianza empresarial mejora. Gran Canaria y La Gomera son las únicas islas que en confianza empresarial obtienen resultados positivos, en el primer trimestre de 2016, al contrario que el resto de las islas y Canarias en el conjunto del Estado (que suspende). Son datos de la Cámara de comercio: el Índice de Confianza Empresarial empeora en todas las islas excepto en Gran Canaria y La Gomera; también en el saldo de expectativas los empresarios de estas dos islas son los más optimistas: con +12 puntos en La Gomera y +9 en Gran Canaria y un +1 en Lanzarote y Tenerife y -5 en Fuerteventura; se han inscrito en la Seguridad Social 408 nuevas empresas y la tendencia es creciente; lideramos el proceso de renovación turística con 15 complejos y hoteles ya en marcha, además de una suma ingente de iniciativas del sector extrahotelero; las dos islas capitalinas siguen una tendencia similar en el aumento de turistas, si bien hay que destacar que Gran Canaria tiene una propensión más positiva; el gasto medio por turista y día en Gran Canaria es superior al de Canarias. En el cuarto trimestre del 2015 en Canarias fue de 139,36 euros y en Gran Canaria de 147,90 euros. Analizando el año completo Gran Canaria fue la isla con mayor gasto medio de turista y día; en el número de cruceros la variación interanual de Gran Canaria, en mayo de 2016, es de un 79,53% y en el conjunto de Canarias fue de un 53,42%. Se trata, sin duda, de una tendencia muy positiva…Y se debe al empuje del conjunto de la sociedad grancanaria. Del esfuerzo y la tarea realizada por las pymes, los autónomos, las grandes empresas, los ayuntamientos, los trabajadores y trabajadoras, el Cabildo…

La transformación ya ha comenzado y para hacerla posible hemos tomado las siguientes grandes decisiones: Incrementamos el presupuesto del Cabildo en 43 millones de euros; destinamos 100 millones de euros a inversión en el año 2016 (en realidad 175 millones totales en acciones económicas de inversión); hemos reducido la deuda en 8 millones de euros; hemos iniciado un plan adicional de inversiones de otros 40 millones en obras financieramente sostenibles; disponemos de una propuesta de otros 60 millones de euros anuales, en conjunción con los ayuntamientos, para el Programa de Desarrollo Económico con cargo al IGTE; estamos poniendo en marcha el expediente para colocar en el mercado deuda pública que genere economía productiva por un total de 21 millones de euros; disponemos de proyectos redactados por más de 200 millones para poder acudir a cualquier iniciativa que nos permita desarrollar inversiones…

Tal Y como recoge el programa de Gobierno del Cabildo, nuestra acción de gobierno se ha centrado en tres grandes líneas de trabajo durante este año:

1. Una isla que avanza hacia más empleo e igualdad social. Con la puesta en marcha de un plan de empleo social, un plan de emergencias para familias sin recursos y un plan de empleo de garantía juvenil (por un montante total de 15 millones de euros), implantando lanzaderas de empleo, aumentando los presupuestos de servicios sociales, creando la consejería de Igualdad, evitando más de 120 desahucios a través de una oficina de vivienda, desarrollando un Plan de Cooperación con los ayuntamientos y mancomunidades de 72 millones de euros…

2. Una ecoisla que progresa hacia la soberanía alimentaria, la soberanía energética, la innovación y la diversidad económica sostenible. Con la constitución del Consejo Insular de la Energía, desatascando el proyecto de la central hidroeléctrica de Chira-Soria, avanzando en los dos ecoparques insulares y en la reforestación de la isla y creando el Grupo de Acción y Seguimiento del Cambio Climático. Y también elaborando el Plan Estratégico del Sector Primario, promoviendo el Banco de Tierras, empleando más de 17 millones de euros en obras hidráulicas, aprobando el Plan Hidrólogico Insular, impulsando el Consorcio Turístico del sur, aumentando la conectividad aérea, avanzando en la internacionalización de Moda Cálida y elaborando el plan de actuación para los polígonos industriales y los parques comerciales de Gran Canaria. Así mismo hemos impulsado el sector audiovisual y la Film Commission, y en la misma línea hemos ido avanzando en la propuesta de Isla Inteligente, además de haber inaugurado el Centro Demostrador Turístico, creado la plataforma Biotecnológica Marina y ProGranCanaria (con otras instituciones) para buscar la internacionalización de la Isla y hemos impulsado los parques tecnológicos. También hemos rescatado y potenciado Infecar y puesto en marcha un centro logístico de operaciones en el puerto de Las Palmas. En carreteras hemos prefinanciado (además de otras actuaciones) las carreteras de La Aldea y la circunvalación de las Palmas de Gran Canaria. Hemos reconducido el parque aeroportuario, creado la Comisión del Paisaje y tramitado distintos planes territoriales de ordenación…

3. Una isla comprometida con los valores democráticos, la solidaridad y la transparencia. Y para eso hemos tomado decisiones importantes con la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria o el CAAM, duplicado las partidas para solidaridad internacional, reactivado el programa “Gran Canaria Solidaria”, renovado el consejo de administración del CB Gran Canaria, puesto en marcha un ambicioso plan de infraestructuras deportivas, una apuesta decidida por los deportes autóctonos, subvencionado a todos los clubes de la isla. También hemos aumentado las becas universitarias, constituido el Consejo Insular de la Juventud, puesto en marcha un plan de educación no formal, elaborado el escenario estratégico de participación ciudadana y creado la Unidad Insular de Transparencia…

Por supuesto se trata solo de un resumen apresurado. El trabajo ha sido fructífero, pero a la oposición en el Cabildo le ha parecido “muy pobre” o “irrelevante”. El PP y Unidos por Gran Canaria coinciden en intentar desdibujar el trabajo realizado. ¡Qué otra cosa podíamos esperar! En realidad son un mismo cuerpo ideológico apenas matizado por un isloteñismo ramplón sostenido por quién nos ha traído hasta aquí y de esta manera con su participación en el pacto preautonómico de Las Cañadas que ha derivado en la situación de desequilibrios que hoy vive esta Isla. Dicen en realidad poca cosa, más allá de algunos lugares comunes: ya lo habíamos iniciado nosotros, los logros son de Rajoy, no están las declaraciones de bienes en la web, no defienden suficientemente a Gran Canaria porque no colocan la bandera de Soria en la Avenida Marítima, se trata de un resumen de autocomplacencia…En fin, pataleo de quienes se ven desbordados por una acción de Gobierno que desvela que en el anterior mandato tuvimos que soportar los grancanarios un Gobierno insular enfrentado, caótico y poco efectivo. Se olvidan que cuando llegamos tuvimos que desbloquear Chira-Soria, resolver los expedientes de carreteras con denuncias por irregularidades, aprobar el Plan Hidrológico abandonado, rescatar Infecar, impedir a la desesperada que perdiéramos 6 millones de inversión por mala gestión (no llegamos a tiempo de salvar 1,2 millones para naves nodrizas), retomar la proyección del Patronato de Turismo que padecía una bicefalia paralizante con una embajadora lituana plenipotenciaria de la que conocíamos sus andares filtrados desde dentro, abrir el deporte a la ciudadanía ya que solo existían los clubes de élite y algunas prácticas muy cuestionables, rescatar el sector primario y sus múltiples infraestructuras abandonadas…

No vale la pena prestarles más atención, porque su crítica no es constructiva y aquí hablamos de construir. Esta Isla, a pesar de las cortapisas y los intentos de marginación, mantiene su ímpetu, su impulso como una sociedad viva, emprendedora y con proyección de futuro. Este Cabildo está formado por una mayoría que representa ése afán de los grancanarios por tener voz propia y por plantear un futuro en el que creemos. Y vamos a luchar por conseguirlo. Un futuro que no va a frenar o a impedir nadie, porque esta Isla es como aquellas barcas del poema La Maleta de Pedro Lezcano de las que dice el poeta que "Tienen dos proas, una a cada lado,/para que nunca retrocedan".

A todos los que queremos a Canarias, a Gran Canaria, quiero decirles que hoy, más que nunca, es necesario sumar, buscar puntos de encuentro, dejar de lado lo que nos separa, buscar el consenso en las grandes decisiones que afectan a nuestra Isla. No es la primera vez que lo digo. Insisto en ello. Tiendo, tendemos, la mano a todos para remar en la misma dirección para alcanzar las mayores cotas de desarrollo social y económico para Gran Canaria. Y por lo tanto para Canarias. Tenemos que andar juntos este camino. Somos conscientes de que en cuatro años no es posible propiciar un cambio radical en nuestra economía, pero sí sentar las bases para una propuesta de futuro y de largo alcance. Como planteó Roosevelt, para hacer posible un nuevo modelo de desarrollo social y democrático debemos “actuar y actuar ahora”. No ahorraremos esfuerzo en este empeño. Es el compromiso del Gobierno del Cabildo con los grancanarios y con las grancanarias. Compromiso y acción para conseguir la isla que queremos, la isla que anhelamos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha