eldiario.es

Menú

Nuestro producto es el conocimiento.

- PUBLICIDAD -

En las economías de los países avanzados el sector que más sólidamente contribuye a la estabilidad anti-cíclica a medio y largo plazo es el sector del Conocimiento. La metáfora más clara sobre este hecho (y por ahora la única) es de Alfredo Pérez Rubalcaba cuando en la Conferencia Política del PSOE habló de que en breve tendremos que sustituir el PIB (Producto Interior Bruto) por el CIB (Conocimiento Interior Bruto) como medida de la riqueza de una sociedad. Es el Conocimiento y su transferencia a la sociedad, su traslado a las industrias, a los servicios, el que en último término garantizará la sostenibilidad del resto de sectores productivos. En sociedades avanzadas como la nuestra el proceso, basado en el conocimiento para conseguir un producto o servicio, cobra valor de bien comercializable y explotable. El proceso es el producto. Y el producto es el proceso, el Conocimiento. Cada vez más (y más) las grandes corporaciones y los estados tecnológicamente fuertes focalizan su interés en el "cómo" más que en el "qué" a la hora de innovar en industrias, bienes y servicios

Un ejemplo concreto, más identificable para el lector que la filosofía general que subyace en la Economía del Conocimiento, es el que viene teniendo lugar en Canarias en los dos últimos años en relación al fortalecimiento de la Administración electrónica.

El Gobierno de Canarias ha puesto a disposición del resto de administraciones públicas, a través del centro de transferencia de tecnología del Ministerio de Hacienda (conocido como PAe en la jerga administrativa) las soluciones tecnológicas de desarrollo propio que ha implementado e implantado en los últimos años en el sector de la administración electrónica. Esta solidaridad tecnológica interadministrativa, posible en tanto en cuanto se ha seguido la filosofía del código abierto, incluye la joya de la corona de la administración electrónica, el proyecto PLATINO; el software del Catálogo de Procedimientos Administrativos; el gestor de expedientes de propósito general PLATEA y el proyecto de Sede electrónica Tipo. Canarias, por tanto, puede sentirse tecnológicamente orgullosa no solo de que el desarrollo de las herramientas informáticas que sostienen su e-Admin sean resultado de un esfuerzo propio, del uso del conocimiento de sus tecnólogos, tanto del sector público como del sector privado, y del liderazgo y compromiso de su Gobierno en esta materia; también puede estarlo porque hace realidad los principios de reutilización del software y cooperación TIC en su política tecnológica. Otro tanto está ocurriendo con el sistema informático de gestión de la administración de Justicia, ATLANTE, cuya efectividad le ha hecho merecedor de reconocimiento nacional por el Ministerio de Justicia, y sobre el que otras Comunidades, como Navarra y Cantabria, están basando sus sistemas de informática judicial.

El hecho de que estos productos tecnológicos públicos desarrollados en Canarias susciten interés fuera del Archipiélago, y también fuera de España, muestran que tenemos un conocimiento y expertise que otros desean y necesitan, y que debemos ser capaces de incorporar a nuestra generación de riqueza. Y es ese enorme valor añadido del Conocimiento el que se tiene que fomentar desde lo público para que el PIB se vea a corto plazo fortalecido por el CIB del que hablaba Rubalcaba.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha