eldiario.es

Menú

Rodrigo Pla: ''Hay quien vive encerrado, esperando el ataque de los pobres''

EL REALIZADOR URUGUAYO PRESENTA 'LA ZONA' EN VALLADOLID

- PUBLICIDAD -

Rodrigo Pla, presenta en Valladolid su Ópera Prima, La Zona, Leon de Oro del Futuro en Venecia, un sombrió thriller protagonizado por Daniel Giménez Cacho y Maribel Verdú. El presagio de una sociedad más violenta y atrincherada como mecanismo de defensa ha plasmado el director uruguayo en su filme, estrenado este domingo en España dentro de la 52 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Suminci), donde se ha proyectado fuera de concurso con gran éxito.

Los habitantes de esa urbanización, esa Zona, viven aislados en su jaula dorada, escondiéndose del resto del mundo tras un muro y unas alambradas. ¿Es un símil de la sociedad actual?

En cierta forma si. Se está tendiendo en todo el mundo hacia una polarización muy peligrosa, entre muy ricos y muy pobres, algo que no hace sino generar más injusticia. Y eso pasa en medio mundo, pero también en mi país, en México. Los indigenas viven en la pobreza al mismo tiempo que el hombre más rico del mundo es mexicano. La zona residencial que filmamos en la película es real, existe, pero también hay fenómenos similares en Brasil, Argentina o Venezuela. Hay quien vive encerrado, muerto de miedo, esperando el ataque de los pobres. Incluso contratan a gente que ha estudiado en la "Escuela de las Américas" (ese sitio tan tenebroso donde se han formado algunos de los peores dictadores latinoamericanos) para que les ayuden a preparase ante ataques de este tipo.

Consigues con La Zona crear una fábula muy sombría. Hay gente de dentro que aprende y cambia...pero también hay gente fuera que lo único que consiguen es reafirmar la certeza de que su vida va a seguir siendo igual de dura.

Si, es cierto, es muy sombría, pero es que creo que vamos hacia ese futuro y no me gustaría que eso sucediera. El adolescente que vive en La Zona sufre un cambio, aprende. Eso lo tuvimos siempre como objetivo, pero estábamos también preocupados por los de afuera. No queríamos hacer un cliché de los pobres buenos. De hecho pensamos en ubicarnos en la frontera con los Estados Unidos, donde a diario salen ciudadanos armados a cazar emigrantes. Supuestamente los llevan a la policia....pero no siempre es así... Pero esa ubicación le quitaba matices a la historia (normalmente un emigrante migra porque quiere mejorar.....) y por eso lo hicimos en la zona residencial. Los de afuera no son buenos. Matan y roban. El adolescente ha participado en un asesinato, merece ser juzgado, por supuesto, pero no linchado.

Es inquietante que conviertas a honrados padres de familia en los malos de la historia.

Lo inquietante es que uno se puede poner en su lugar. ¿Que hago yo en esa situación?. ¿Saco un arma?. Pero, ¿por qué tengo un arma en casa? En mi caso, el día que necesite el arma, me mudo. Quisimos huir del tópico thriller americano con crítica social que muestra a un policia malo, una especie de tumor a extirpar para que todo siga como antes. Aquí mostramos que es la institución la que no funciona. No funciona la familia, no funciona la policía, no funciona la sociedad.

Hablando de la policía, otro personaje aparentemente positivo, el del comisario, es un maltratador y termina apaleando a una mujer y a una adolescente.

Claro, es un ser humano, con miles de matices. Las circunstancias lo llevan a a eso. Viene de un mundo marginal, consigue ser policia y se siente respetado. Cuando es ninguneado por los habitantes de La Zona toma partido pero al ser humillado por sus superiores, descarga su rabia allí donde puede, con los que son más débiles que él.

La Zona adapta un cuento de tu esposa, Laura Santullo. ¿Es dificil no llevarse a casa los problemas de una adaptación literia de tu pareja?

Lo dificil es decidir quien cambia los pañales y quien lava los platos. Llevamos diez años de convivencia y compartimos ideales. Trabajar juntos es muy facil y muy enriquecedor

¿Fue duro el casting?

Hubo un poco de todo. Lo más dificil fue encontrar al adolescente que vive dentro de La Zona. Buscamos y buscamos hasta encontrar a Daniel Tovar. Queríamos cierta continuidad física con su padre, pero también que fuera capaz de emocionarse y de emocionar. Y lo más fácil fue trabajar con Maribel Verdú. Es una estupenda actriz. Yo me obsesiono mucho con los detalles y entre una toma y otra ella puede darte millones de matices. No solo no da problemas, sino que los arregla.

Hay una química especial entre los dos adolescentes.

Buscamos que fueran algo así como un espejo. Misma edad, parecida constitución. Es evidente que si no es Alejandro quien encuentra a Miguel, la película es otra. Alejandro tiene la sensibilidad necesaria para actuar como actúa.

Y alquien que en un bello simil le ofrece al intruso sus propios zapatos para que escape....

Umm...no había pensado en eso, pero tienes razón. Es como ponerse poner en la piel del otro. Si, hay algo de eso....

Háblanos de cómo te ubicas dentro del cine mexicano actual, ¿te encuentras más cómodo en el bando de quienes parecen ser más respetados fuera (Reygadas, Escalante) o quienes apuestan por el cine de género (Del Toro)?

Pues un poco a medias. La Zona es una película de género, es cierto, pero tiene algo más. Desconozco como van a reaccionar los mexicanos, pero eso nunca lo sabes a priori. En todo el mundo son las grandes producciones estadounidenses las que mandan, y en México, estando donde está, no iba a ser menos. A veces preconcebimos lo que el espectadores quiere ver. Pero hay publico mexicano ávido de otras cosas, estoy seguro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha