eldiario.es

Menú

Dos millones más para el Pérez Galdós

EL GOBIERNO CANARIO CONTRIBUIRÁ A SU REHABILITACIÓN

- PUBLICIDAD -

El Gobierno de Canarias contribuirá con dos millones de euros a la rehabilitación del Teatro Pérez Galdós, en Las Palmas de Gran Canaria, mediante un crédito extraordinario que ya ha aprobado el Consejo de Gobierno, dijo este viernes el presidente canario, Adán Martín.

El Ejecutivo canario contribuye con todos aquellos escenarios de importancia cultural para las Islas, como, por ejemplo, el Teatro Pérez Galdós, dijo Martín en el transcurso de una visita a las obras de rehabilitación del inmueble, cuya inauguración está prevista para la primavera de 2007.

La alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Josefa Luzardo, recordó que las obras del Teatro Pérez Galdós cuentan con financiación del Estado, el Cabildo de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y ahora el Gobierno de Canarias.

Luzardo pidió también que el Ejecutivo canario contribuya económicamente en el nuevo proyecto urbanístico del proyecto del Guiniguada en el que el Ayuntamiento trabaja, de forma que el Gobierno ceda la titularidad de aquellas vías incluidas en él al Cabildo de Gran Canaria y al Ayuntamiento de la capital.

Según aseguró Martín, esto es algo en lo que ya trabaja el Ejecutivo canario.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Manuel Soria, recordó que la rehabilitación del Teatro Pérez Galdós forma parte de un proyecto más amplio que incluye todo el entorno del barranco del Guiniguada y es necesario que el Gobierno ceda las vías afectadas.

Las obras de remodelación del Teatro Pérez Galdós, que comenzaron en agosto de 2004, incluyen la rehabilitación del edificio histórico, básicamente las zonas públicas, que se adaptarán a las normativas actuales de seguridad, por lo que se han prolongado las escaleras principales para que lleguen a todas las plantas.

Asimismo se está modificando el foso de la orquesta, que hasta ahora estaba prácticamente debajo del escenario y obstaculizaba la visión de las primeras filas, así como la de los músicos con el director.

Por este motivo, se suprimirá la primera fila y se extraerá hacia el patio de butacas, de forma que también el escenario tendrá más posibilidades al contar con mayor espacio.

El foso tendrá una capacidad para noventa personas y la supresión de butacas supondrá contar con un centenar de plazas menos que, en cualquier caso, no se vendían porque desde ellas no se podía ver el escenario.

El aforo tendrá capacidad para unas 1.100 personas y se respetarán las actuales butacas, que, de acuerdo al proyecto, también serán de madera y cuero, con lo que no se debe temer por un cambio en la absorción acústica del material.

Otra parte de los trabajos propiciará la modernización del teatro y el cambio de sus posibilidades, con la demolición de la actual zona de camerinos y la boca escénica, que impedía que el espacio funcionara también como teatro de ópera.

A ello se suma una nueva edificación y ampliación por la parte trasera del teatro que permite contar con un escenario y una tramoya mayor, así como con una sala de ensayo de las mismas dimensiones que el escenario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha