eldiario.es

Menú

Un viaje del color de blanco

PRIMERA GRAN EXPOSICIÓN EN UN MUSEO DE ALFONSO CORTÁZAR

- PUBLICIDAD -

Alfonso Gortázar. In albis es el título de la primera gran exposición en un museo de una de las principales figuras de la pintura vasca actual y al mismo tiempo uno de los mas indiscutibles representantes de la figuración. El título de la exposición hace referencia a la presencia continua de lienzos en blanco en las pinturas de Alfonso Gortázar (Bilbao, 1955). La exposición contiene una treintena de obras pertenecientes a la última década, mayoritariamente realizadas en los dos últimos años, con varias piezas realizadas específicamente para esta exhibición en el Museo Artium de Vitoria. Un lienzo en blanco y una selección de collages completan la muestra.

Profesor de Pintura en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco, Gortázar posee una trayectoria sólida pero quizás no suficientemente valorada hasta la fecha. Aunque comenzó trabajando en una variante del pop en la que combinaba una cuidada atención a cuestiones formales y compositivas con la expresividad de brochazos que parecían improvisados, pronto orientó sus obras hacia otro tipo de figuración en el que la pintura recupera el impulso narrativo.

Gortázar reivindica el color y la composición en sus pinturas, en los que el paisaje, las construcciones precarias (chabolas, tiendas de campaña) y los personajes, muchas veces autorretratados, son elementos esenciales.

El pintor renuncia explícitamente a cualquier interpretación sobre las escenas que pinta. Galder Reguera relata en el catálogo de la exposición una anécdota contada por el propio Gortázar, según la cual en el proceso de pintura de un cuadro una de las figuras extendía un brazo de una manera un tanto artificial, como si sostuviera algo, aunque no llevaba nada en la mano. Durante varios días buscó un objeto apropiado para el gesto del personaje y finalmente se decidió por un martillo. Desde entonces, numerosos críticos y espectadores han interpretado en la obra un discurso político de izquierdas, "cosa que no hubiera pasado si hubiera puesto en la mano del personaje un pepino", explicó.

A principios de los 90, Gortázar dejó de exponer por estar, según sus palabras, "cansado del mundo del arte, del arte como institución". Tras ese período de crisis, cambia el tema de sus obras y pasa a ocuparse de la propia pintura, del pintor y de cómo se enfrenta a su obra. Gortázar mantiene desde entonces una relación crítica con el arte.

Siguen estando presentes el color, el paisaje, las figuras y las chabolas, pero ahora ocupa un espacio destacado el lienzo en blanco, una metáfora, según algunos, de la duda al enfrentarse a la pintura, a qué y por qué pintar. Pintores con rostros un tanto inexpresivos se enfrentan a un lienzo en blanco ante un paisaje lleno de color y formas. Quizás, como Gortázar en aquel "vacío creativo", se encuentran "in albis".

Alfonso Gortázar. In albis presenta una treintena de obras del artista bilbaíno realizadas en su mayor parte en la última década, precisamente la que sigue a los cuatro años que dejó de pintar. Las construcciones precarias, levantadas en el interior de su estudio o ante paisajes abiertos, el color, las figuras, tienen una importante presencia en estas obras, cuya clave son, sin embargo, los lienzos en blanco y su relación con el paisaje lleno de color y con los personajes. Una pintura, con todo, en la que resulta un placer abandonarse y sumergirse sin reservas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha