eldiario.es

Menú

Eufemiano Fuentes, feliz lejos del deporte

TRABAJA COMO MÉDICO DE FAMILIA Y DESCARTA VOLVER A LA COMPETICIÓN DEPORTIVA

- PUBLICIDAD -

Eufemiano Fuentes acaparó este martes toda la atención de la tercera jornada de la Vuelta Cicloturista Maspalomas-Gran Canaria. El galeno ofreció una conferencia de prensa en la que, brevemente, repasó su implicación en la 'operación Puerto' y no eludió la estrecha relación entre el deporte profesional y el dopaje.

El médico aseguró "estar feliz" en la actualidad con su trabajo como médico de familia en un centro de salud y subrayó que "desde hace año y medio" no mantiene ningún tipo de relación con la medicina deportiva.

Absuelto en primera instancia, tras el archivo de la causa, en la 'operación Puerto' (en la que se le implicó como presunto cerebro de una trama internacional de dopaje), aseguró que desde su detención se sintió "linchado" mediáticamente.

"La prensa crea corrientes de opinión, puede cambiar la impresión de la sociedad y no te da la posibilidad de defenderte y, cuando lo hace, es una forma de contraatacar. En su momento me hicieron mucho daño, pero ahora soy feliz con mi vida y prefiero no recordar nada de una etapa tan traumática como esa", explicó.

El galeno también salió en defensa del ciclismo, deporte que considera "ha sido utilizado como cabeza de turco", algo que a su entender se puede deber a que "a veces por el propio ciclista, que en ocasiones no quiere o sabe defenderse; y en parte por intereses que se crean alrededor, e interesa que un deporte sea el cabeza de turco". Una cuestión que el doctor no se imagina con el fútbol.

Eufemiano Fuentes lamenta que "se haya incidido" tanto en la persecución del dopaje y que por contra "se hayan abandonado" otras facetas. "Hace poco un futbolista de nuestro país -Antonio Puerta- murió en pleno esfuerzo porque ecocardiográficamente no se le había diagnosticado la patología que padecía y se tuvo que descubrir mediante una autopsia", detalló.

Mala planificación

El doctor, quien a su opinión "se está construyendo la casa por arriba", considera que debería invertirse "más dinero en la prevención que en tratamiento o en el lamento que ocurre cuando ya no tiene remedio", quizás, prosiguió, "porque se le da más importancia a algunas cosas, cuando lo importante es que el deportista de alta competición pueda entrenar y dar espectáculo".

Como ejemplo flexible, en la relación deporte y dopaje, apuntó a la NBA. "Allí los jugadores tienen acceso, bajo un riguroso control médico y farmacológico, a medicamentos prohibidos en otros países y en otros deportes".

"Tal vez porque en Estados Unidos ven el deporte -prosiguió- más como un espectáculo, una visión más cercana a la mía. A los deportistas los considero artistas que merecen ser mejor controlados para poder rendir más. Todos queremos que den el máximo, que se superen, o que sólo aguante uno. Aquí, por contra, se les exige más, el organismo del deportista lo pasa mal por ese esfuerzo que se le pide realizar, pero se les pone todo tipo de trabas, algo lleno de hipocresía".

El médico apuntó que ahora, como médico de familia, prescribe "medicamentos para curar" que en algunos deportes pueden ser considerados como productos dopantes. "Tal vez el problema es que, según se mire, el dopaje puede estar bien o mal definido. ¿Por qué no se le denomina dopaje terapéutico? Así llamaron al aborto (terapéutico) y todo se ve de una manera diferente, sin apuntar que se acaba con una vida", comentó.

Fuentes también apostó como posible solución "reducir el calendario", algo que en su día "ya puse sobre la mesa". En cuanto al código ético propuesto por la UCI apuntó que "podría estar enfrentado con derechos fundamentales de las personas, pero si los deportistas están de acuerdo, allá ellos".

Sin citación judicial

Eufemiano Fuentes, además, puntualizó que "no he sido llamado a declarar" en Alemania en la causa abierta contra Jan Ullrich ni en Francia por la demanda que el FC Barcelona ha presentado contra el diario Le Monde, que vinculaba al médico grancanario con el club que preside Joan Laporta. Aunque puntualizó que no descarta ser citado en el futuro "al igual que podría ser llamado aquí como testigo de un accidente de tráfico", concretó.

Por último, especificó que abandonó la UD Las Palmas, club con el que colaboró en la temporada 2000/2001, porque "había perdido mi intimidad". "Me convertí -agregó- en un personaje público. Venía de vivir fuera de Gran Canaria, de repente comencé a salir constantemente en la prensa y no era una situación agradable. La Unión Deportiva es mi equipo, gocé de una experiencia muy bonita, los resultados del equipo aquel año fueron buenos (finalizó en la undécima posición de la tabla de Primera división) y me fui satisfecho".

"Además, la persona que había solicitado mis servicios (Zósimo San Román, preparador físico de Sergio Kresic) también iba a dejar el club en verano de 2001 y opté por dejar la entidad", matizó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha