eldiario.es

Menú

Nino tiene fe ciega en la salvación

DICE QUE EL PARTIDO DEL TENERIFE EN LA ROMAREDA DEBE MARCAR LA REFERENCIA PESE A PERDER

- PUBLICIDAD -

Juan Francisco Martínez Nino, delantero del Tenerife, tiene una fe ciega en el grupo, tanto que afirmó este miércoles: "pongo la mano en el fuego por mi equipo y lograremos la permanencia sí o sí".

El punta almeriense indicó en rueda de prensa que no le sorprendió que el Tenerife no hiciese fichajes de última hora antes de que se cerrara el mercado y avaló la decisión del club de que "la plantilla que hay es la que luchará por la permanencia".

Opinó que el partido de la primera jornada contra el Zaragoza debe marcar la referencia a pesar del resultado final adverso, ya que en su opinión sólo faltó acierto, pero la actitud del equipo fue la adecuada.

De hecho, recordó que en La Romareda "ellos", en alusión al conjunto aragonés, "jugaban a la contra", y advirtió de que el Tenerife irá a "jugar en todos los campos de la misma manera", aunque concedió que "llegarán momentos complicados" en los que tocará destruir más que crear.

Nino recordó que la temporada pasada en Segunda División "tampoco dominamos los partidos los 90 minutos" y advirtió a la afición blanquiazul que este año habrá que ser más pacientes dado que "saben que hay un buen equipo pero no somos los mejores".

Aun consciente de que es una de las principales referencias ofensivas y de que de su acierto dependerán en buena medida las opciones de éxito del Tenerife, Nino negó que esta responsabilidad suponga más presión.

El punta blanquiazul reconoció sus ganas de marcar después de quedarse en blanco ante el Zaragoza, pero matizó: "tampoco es una obsesión".

Coincidió con sus compañeros en que este año habrá que afinar bien la puntería para "aprovechar las ocasiones que lleguen", pero insistió en que "presión a estas alturas, la justa".

Eso sí, destacó que "lo normal es que, jugando como el otro día, marquemos uno o dos goles", pero también tuvo en cuenta que "cada partido es un mundo" y que "en el fútbol los partidos se suelen decidir por detalles".

El último "pichichi" de la Segunda División admitió que en el vestuario hay "ganas de revancha" tras el traspié del debut en La Romareda y que el parón competitivo hace que "el partido contra Osasuna parece que es el año que viene".

Ahora bien, consideró que este paréntesis competitivo "viene bien para seguir trabajando el aspecto físico y cogiendo conceptos del entrenador", además de para recuperar a los tocados físicamente como Juanlu y Dinei.

Dadas las alturas del campeonato liguero, con apenas una jornada celebrada, Nino se negó a considerar el duelo contra Osasuna como una cita trascendental pese a que los navarros "quizá sean de nuestra liguilla", y se propuso "pensar en el partido del domingo y no más allá. Hay que estar centrados y no volverse locos", cerró.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha