eldiario.es

Menú

Hu Jintao pide a los dirigentes del PCCh que muestren unidad ante el caso de Bo Xilai

PEKÍN

El presidente de China, Hu Jintao, ha pedido a los altos cargos del Partido Comunista de China (PCCh), que contribuyan a reducir la tensión generada por la destitución de Bo Xilai y muestren unidad de cara al XVIII Congreso del partido, en el que se elegirá a los nuevos líderes, según han informado varias fuentes que saben de qué se habló en reuniones celebradas recientemente.

- PUBLICIDAD -

PEKÍN, 25 (Reuters/EP)

Monago

Monago

El presidente de China, Hu Jintao, ha pedido a los altos cargos del Partido Comunista de China (PCCh), que contribuyan a reducir la tensión generada por la destitución de Bo Xilai y muestren unidad de cara al XVIII Congreso del partido, en el que se elegirá a los nuevos líderes, según han informado varias fuentes que saben de qué se habló en reuniones celebradas recientemente.

Hu ha instado a los dirigentes de la formación a cerrar filas durante el próximo Congreso, que se celebrará este mes de mayo en un hotel de Pekín al que acudirán unos 200 miembros del PCCh, y a afirmar que la caída de Bo --que ha supuesto el mayor escándalo político ocurrido en China en las últimas dos décadas-- constituye un "caso aislado", según han explicado tres fuentes.

NO TRATARLO COMO UN CASO POLÍTICO

Esta información confirma por primera vez el rumor de que Hu intervino recientemente para evitar que aumentase la división en el partido y rechazar la presión de quienes piden una purga contra los simpatizantes de Bo, considerado un político populista cuya ideología difiere de la de la dirección del partido.

Bo, que era el jefe del PCCh en la ciudad de Chongqing, fue expulsado de la dirección del partido el pasado abril, después de que su esposa se convirtiese oficialmente en sospechosa en el caso del asesinato del empresario británico Neil Heywood.

Antes de que surgiese el escándalo, se pensaba que Bo podía llegar a convertirse este año en miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh.

Una de las fuentes ha explicado que "se ha acordado que se tratará como un caso criminal, no político". "La dirección central quiere asegurarse de que durante el XVIII Congreso del partido hay un ambiente de estabilidad, así que la pauta es la contención y acabar con todos los rumores", ha añadido.

Después de esa reunión del partido, Hu y el primer ministro, Wen Jiabao, abandonarán sus puestos gubernamentales en la Asamblea Popular Nacional a principios de 2013, cuando, previsiblemente, Hu será sucedido por el actual vicepresidente, Xi Jinping.

Las tres fuentes, que están vinculadas con altos cargos del partido, han querido mantenerse en el anonimato para que no les recriminen el haber hablado sobre las discusiones internas del PCCh.

Dos de ellas han señalado que Hu ha mantenido una reunión en el Hotel Jingxi, donde los dirigentes suelen celebrar encuentros secretos, para reforzar la unidad de cara al próximo Congreso. En ese contexto, varios exdirigentes, entre ellos el antiguo presidente Jiang Zemin, han apoyado la postura de Hu.

Según una de las fuentes, Jiang ha dicho que "ya ha habido demasiada inestabilidad" y que el "objetivo primordial" es que "el XVIII Congreso del Partido sea exitoso". Aunque ya hace una década que se jubiló, Jiang sigue influyendo en las grandes decisiones del PCCh. También el vicepresidente Xi expresó su respaldo a la posición de Hu.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha