eldiario.es

Menú

Prisión para los policías implicados en la muerte del joven griego

LA FAMILIA DE LA VÍCTIMA PEDIRÁ UN EXPERTO PARA EL PERITAJE

- PUBLICIDAD -

Un juez de Atenas decretó este miércoles prisión preventiva para los dos policías implicados en la muerte el sábado de un menor de 15 años, tras inculparles de homicidio intencionado y colaboración en homicidio, mientras su abogado defendía la tesis del accidente para exculpar a los agentes.

La decisión de mantener a los dos agentes bajo custodia hasta el juicio coincidió con la quinta jornada consecutiva de disturbios y una huelga general convocada hace un mes, que hizo aumentar la presión sobre el Gobierno conservador de Costas Caramanlis.

El dictamen judicial se produjo después de que los dos agentes, Epaminontas Korkoneas y Vasilis Saraliotis, prestaran declaración y aseguraran que la muerte del menor fue accidental.

El testimonio de Korkoneas, autor del disparo que mató a Alexis Grigoropulos, insistió en esta teoría, según recogieron los medios griegos.

Korkoneas, apodado "Rambo" por sus compañeros, aseguró que el pasado sábado él su compañero fueron agredidos por un grupo de 30 radicales e indicó que "asustado y temiendo por su vida" sacó el revólver y disparó dos o quizás tres veces al aire.

Ya antes, el letrado de los agentes, Alexis Kugias, anunció que según el primer informe balístico, la bala que mató al muchacho fue resultado de un rebote y no de un disparo directo.

Sin embargo, la familia del joven, que fue enterrado ayer, anunció que solicitará que un experto examine ese peritaje, cuyas conclusiones no son aún oficiales.

El trágico suceso del pasado sábado en un conflictivo barrio de Atenas ha desencadenado la mayor crisis social de los últimos 40 años en Grecia, al destapar el latente malestar social, que se ha manifestado en numerosos ataques vandálicos, pero también en protestas pacíficas contra el Gobierno.

Con una historia de corrupción estatal que se viene arrastrando desde la década de los años 80, bajo los gobiernos socialistas primero y ahora con los conservadores, el descontento popular ha encontrado una válvula de escape y miles de personas, sobre todo jóvenes, se han lanzado a las calles del país.

Las reformas en la Enseñanza, la Sanidad, la Justicia y la Administración Pública anunciadas por el Ejecutivo conservador en sus seis años en el poder no han sido suficientes para satisfacer las demandas de los jóvenes, de la llamada en Grecia "la generación de los 700" (euros), en relación a los salarios de muchos de ellos.

Ahora, a los escándalos de corrupción, la debilidad económica y el elevado desempleo juvenil, el más alto de toda la Unión Europea con un 23%, se ha unido este caso de presunta brutalidad policial.

Sólo en Atenas han sido dañados 435 comercios y locales, entre ellos bancos, supermercados y teatros, con pérdidas económicas que, según el gremio de comerciantes, alcanzan los 200 millones de euros.

En cualquier caso, pese a que en las inmediaciones del Parlamento se registraron esta mañana duros enfrentamientos entre jóvenes radicales y fuerzas antidisturbios, la jornada de hoy transcurrió con menos incidentes violentos y limitados a unos pocos focos en los alrededores de algunas centros universitarios.

En medio de la situación de tensión, los sindicatos mayoritarios siguieron hoy adelante con una convocatoria de huelga, prevista desde antes de la muerte del joven, que dadas las circunstancias ha puesto aún más contra las cuerdas al primer ministro, Costas Caramanlis.

En un 90% cuantificó la Confederación General de Trabajadores el seguimiento de un paro que afectó a los empleados públicos, el transporte, la enseñanza y los medios de comunicación.

Con una mayoría absoluta garantizada por un sólo escaño, la situación del Gobierno de Caramanlis parece empeorar.

Pese a ello, el jefe del Ejecutivo reiteró este miércoles su llamamientos a los partidos de la oposición a apoyarles en su decisión de imponer una mano dura contra lo que llamó "grupos extremistas con una manía catastrófica y violencia cruda".

En un mensaje a la nación, Caramanlis repitió que la prioridad es la de proteger a los ciudadanos y sus bienes, y anunció un amplio paquete de medidas para ayudar a los cientos de pequeños empresarios cuyos comercios se han visto dañados por los vándalos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha