eldiario.es

Menú

Los activistas marroquíes mantienen la tensión

BLOQUEAN LA FRONTERA CON MELILLA

Tratan de ridiculizar con dos fotomontajes al colectivo femenino de la Policía Nacional que hace guardia.

- PUBLICIDAD -

Ni la llamada de Don Juan Carlos I a Mohamed VI para calmar los ánimos, ni la recientemente anunciada visita del ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, a Rabat el próximo día 23 han servido para apaciguar a los activistas marroquíes que bloquearon este jueves el paso de pescado, frutas y hortalizas a Melilla y que han tratado de ridiculizar con dos fotomontajes al colectivo femenino de la Policía Nacional que hace guardia en la frontera.

Uno de los fotomontajes con los que han tratado de ridiculizar a la Policía Nacional.

Uno de los fotomontajes con los que han tratado de ridiculizar a la Policía Nacional.

Se escudan para organizar sus acciones en los comunicados que ha hecho públicos el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí en las últimas semanas denunciando las presuntas agresiones de agentes españoles en este paso fronterizo contra ciudadanos marroquíes. Asunto del que departirá Rubalcaba con su homólogo, Taieb Cherqaoui, en poco más de una semana.

"Está bien que los ministros se reúnan, pero nosotros no formamos parte del Gobierno y vamos a continuar con las protestas hasta que veamos que la policía española da un trato digno a nuestros compatriotas", asegura Mounim Chaouki, miembro del Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla y presidente del Comité de la Sociedad Civil en el Norte de Marruecos.

Chaouki ha saltado estos días a las páginas de la prensa española como uno de los principales organizadores de los bloqueos a Melilla, además de formar parte del equipo creativo de los fotomontajes que humillan, en palabras del SUP, a las policías españolas.

El último cartel, "más grande que el anterior y con dos agentes más", lo colocaron en la noche del sábado, aunque los activistas lo retiraron cuando se marcharon del paso fronterizo "porque si no, nos lo robará la policía como hicieron con el primero".

El nuevo fotomontaje es un vertedero en el que se ha insertado a las agentes bajo un letrero donde se lee la palabra Frontera y donde aparecen dos manos manchadas de sangre, como en la anterior ocasión, en la que se veía a nueve policías y a un funcionario en una sala de discoteca.

El SUP, que ya había anunciado que se querellaría contra la asociación de Chaouki y la Asociación Gran Rif por los Derechos Humanos -cuyos miembros se cuentan también entre los alborotadores de la frontera-, ha informado hoy de que incluirá el nuevo fotomontaje en el dossier que están preparando para presentarlo ante la Justicia en Melilla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha