Opinión y blogs

eldiario.es

Rita Barberá y las hienas

Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia. (EFE)

Pablo Iglesias se pasó unos cuantos pueblos al negarse a guardar un minuto de silencio por Rita Barberá. Cosa lógica si tenemos en cuenta que en las asambleas de Facultad la misma juventud de los participantes reduce, por no decir que elimina, por su juventud la posibilidad de contar con el difunto imprescindible para debatir si ese minuto de silencio es homenaje al muerto o acto de simple cortesía. Creo que la afición de Iglesias a montar números epatantes ha traicionado en esta ocasión las costumbres funerarias del país; como creo que su actitud lleva implícita la condena de Barberá por delitos de los que todavía no estaba acusada formalmente y no hay, por supuesto, sentencia. Desde luego, es difícil de creer que nada supiera Barberá de lo que ocurría en el seno del partido que controlaba, pero la simple sospecha no elimina el principio del in dubio pro reo, ni la presunción de inocencia, su pariente cercano. No creo que Iglesias le haya hecho favor alguno a su formación, sino todo lo contrario.

Con todo, en esa carrera de despropósitos hay otros corredores que van más rápido. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, por ejemplo, ha culpado de la muerte de Barberá a quienes han dicho o escrito “barbaridades” sobre la difunta; lo que me deja en la duda de si pretende convencernos de que todo cuanto ha circulado es mentira o si se trata de un guiño para que los medios dejen de informar de lo que hay.

Desde luego, hay mucho atrevido por ahí largando en medios poco escrupulosos y ni les cuento de las redes sociales y lo que está tardando el Gobierno en adoptar medidas legales no de censura sino para que los medios respeten escrupulosamente de la veracidad de lo que se informa. Una correspondencia que, por cierto, ya contempla la ley y que, ya ven ustedes, ya debió de aplicarse cuando desde las filas del PP y su entorno acusaban de casi todo a Zapatero; entre otras cosas, nada menos que de actuar de consuno con ETA para el terrible atentado de Atocha con el objetivo de asegurarse el triunfo en las dramáticas elecciones de 2004. Desde aquella fecha hasta no hace los peperos las han largado de todos los colores contra sus adversarios políticos. Su contribución al clima de tensión, con episodios de evidente crispación desde que Zapatero les ganó, es algo que debería recordárseles cuando tratan de abrigarse con piel de cordero. Porque desde 2004 hasta prácticamente ayer no cesó el PP de culpar a los socialistas hasta de las pertinaces sequías.

Seguir leyendo »

De Trump al reprobado Fernández

Donald Trump, presidente de EE.UU y Jorge Fernández Díaz, ex ministro del Interior

Con Trump ha dejado de ser un chiste que la democracia USA es la mejor del mundo porque cualquiera puede llegar a presidente. Las adhesiones y rechazos que suscita la figura del presidente electo han sido aireados por la Prensa que ahora lleva unos días entretenida con las dificultades trumpianas para formar el equipo que asegure el traspaso de poderes y con los esfuerzos de Obama para convencer a su sucesor de que no sea tan bruto. Lo cierto es que de este hombre se ha dicho ya casi todo, incluso de su apariencia de personaje exagerado de comic con esa pelambrera imposible y extraños gestos y mohines faciales debidos, quizá, a que los hace en inglés. Me recuerda y crean que lo siento al Joker enfrentado no recuerdo bien si a Superman o a Batman.

Pero no son los excesos de Trump los que llaman la atención sino que al otro lado está Hillary Clinton considerada representante del sistema contra el que, por lo visto, va el nuevo presidente. Cosa que, traducido a la política española, convierte al multimillonario xenófobo y machista en antisistema total, o sea, en correligionario de Pablo Iglesias al que financian, como todo el mundo sabe, Venezuela e Irán y no sé si Cuba, que para el imaginario de la derechona han sustituido a la URSS en el diabólico empeño de liquidar a la católica España. La derechona sabe que no es cierto y que así lo ha proclamado en más de una ocasión los tribunales, pero sigue erre que erre.  

Algo falla, pues, porque si resulta evidente que Hillary Clinton encarna al sistema, no puede decirse lo contrario de Trump si consideramos signo externo definitorio sus nada corrientes cuentas bancarias. Es más del sistema que el que lo inventó. Lo que me lleva a la conclusión de que entre dos contrincantes sin duda pertenecientes al sistema se lleva el gato al agua el más eficaz engañando a los electores; o entendiéndolos, que pudiera ser.  

Seguir leyendo »

Todos somos estadounidenses

Bandera estadounidense ondea al viento. (DP).

Al saber que había ganado las elecciones, Donald Trump agarró el micrófono y se deshizo en elogios para su rival, la misma a la que amenazó con meterla en la cárcel por corrupta. No le regateó lindezas de todos los colores de pronto olvidadas para resaltar cuanto le deben los USA a sus largos años de duro trabajo. Por su parte, Hillary Clinton, la dolorida, se ofreció a ayudar al nuevo presidente, cosa que también hizo Obama, en la tarea que le espera en un tono que iba más allá de la simple cortesía o de un fair play no observado durante la larga y dura campaña. Los tres se dijeron dispuestos a trabajar en beneficio del país, lo que, como digo, forma parte de la tradición aunque tenga la impresión de que esta vez hicieron especial hincapié en la necesidad de esforzarse en restablecer la unidad de los estadounidenses. Esa que Trump, reconvertido en antisistema feroz para mejor subrayar la pertenencia de Clinton al sistema, ha puesto en un brete con su agresividad; la que José Miguel Ruano, responsable de organización de CC, considera “expresión de populismos como el de Podemos, Le Pen y Syriza”. Con lo que se lució tanto como Australia Navarro, del PP, quien dijo valorar la moderación de Trump “al saberse ganador” y mucho menos que el socialista Iñaki Lavandera para quien el presidente electo suma todo lo malo: su política energética, asegura, “es la del PP y la comercial la de Podemos”. Y el pelo rubio teñido, puesto a decirlo todo.

Le diría a Ruano que me guarde un huevo de echadura de gallinas diferentes. Dado que no se tomó la molestia de aclarar qué cosa sea el populismo, me fui al diccionario de la RAE que lo define como “tendencia política que pretende atraerse a las clases populares”, lo que valgan verdades tratan de conseguir todos los partidos y ni les cuento precisamente del suyo: ha abaratado tanto la canariedad que no puede sorprender a nadie que el palabro se use despectivamente. En cuanto a Australia Navarro, mandamás del PP canario no sé qué decirles que ustedes no sepan. Porque, la verdad, eso de valorar positivamente la moderación sobrevenida al enterarse de su triunfo no se entiende sino como justificación de la terrible campaña en la que llegó a anunciar que sólo aceptaría los resultados si ganaba él y denunció, en la jornada de votación, que las máquinas utilizadas computaba sobre la marcha a Clinton votos emitidos a su favor; de él claro. Me gustaría saber cómo valora la mentada Navarro los ocho años del PP largando contra Zapatero acusaciones como la de haber pactado con ETA el atentado del tren de Atocha para satisfacer su ambición presidencial; o la campaña permanente de negar la autoría etarra para que no se le descuadrara el argumento y justificar las constantes injurias. No haré aquí relación de las barbaridades que largaron y las que siguieron largando, a diferencia de Trump, una vez que Rajoy alcanzó La Moncloa. Fueron años en que el PSOE hizo el canelo, subespecie simplona, no sé si porque es su natural o porque no era Zapatero santo de la devoción de los barones que, mutatis mutandis, vienen siendo los mismos que acaban de poner en la calle a Pedro Sánchez. Quiero decir que no viene muy a cuento lo de Lavandera para quien Trump suma todo lo malo, pues “su política energética es la del PP y la comercial la de Podemos”. Si él lo dice, así será; o no.

El portavoz de CC, José Miguel Ruano

El portavoz de CC, José Miguel Ruano Flickr Parlamento de Canarias

Seguir leyendo »

¿Cambio? ¿Qué cambio?

El rey recibe a los nuevos ministros

Rajoy amenazó con que todo seguiría igual y ha cumplido. No puede reprochársele nada porque sus advertencias fueron claras. El error fue de Albert Rivera y Ciudadanos si creyeron, de verdad, que burro viejo puede aprender idiomas. Así y todo pensé que igual la lista del nuevo Gobierno traería alguna novedad que comentar, todo apunta a que las cosas seguirán igual y que las novedades lo son, como mucho, de reajustes internos entre los “sorayos” y los que osen rechistar más otros de menor cuantía. Nada de interés para el personal de a pie.

De cara a la calle, me parece significativo que Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, vaya a ser portavoz del Gobierno; o que Juan Ignacio Zoido sustituya en Interior al impresentable Fernández Díaz. En el primer caso, imagino que habrá influido que haya conseguido calmar un tanto las aguas revueltas por su antecesor, el ineféibol Wert; habilidad que puede contribuir a una mejora de las relaciones con los medios entre los que se ha entronizado una imagen poco favorecedora del presidente. Aunque, vayan ustedes a saber: la realidad es que los prestigios de Rajoy como gallego en ejercicio, combinados con la sensación de que en realidad no se entera, lo alejan, a ojos de la gente, de sus grandes responsabilidades políticas como presidente del partido de la corrupción. Debe ser esta forma suya de escabullirse especialidad gallega porque de Franco también oías decir por esos campos que era buena gente y que los sinvergüenzas eran sus ministros.

Por si a alguien se le pasa por la cabeza la idea de que Soraya Sáenz de Santamaría ha caído en desgracia al quitarla de portavoz, fíjense que no sólo la mantiene Rajoy en la vicepresidencia sino que le encomienda las administraciones públicas, es decir, las relaciones con las comunidades autónomas. Este cuidado lo tenía hasta ahora Cristóbal Montoro, que apenas se ocupó del asunto porque como ministro de Hacienda su función era putearlas en su caracterización principal de ministro recortador. No es torpe invención liberar a Montoro de semejante papeleta para que refuerce su full time y pueda dedicarse a buscar de donde recortarnos los 5.500 millones comprometidos con Bruselas para 2017 y los otros tantos para 2018. Soraya, ya saben, ha logrado sentarse con Oriol Junqueras y conversar con él largo rato sin que corriera la sangre y a lo mejor fue eso lo que decidió a Rajoy.

Seguir leyendo »

El bonito juego de las dos sillas

Coalición Canaria coquetea con diferentes fuerzas políticas, sin tomar una decisión clara. (CA).

Si no es así, lo parece. Me refiero a las ganas que tienen socialistas y nacionalistas de prescindir mutuamente los unos de los otros; o sea, el PSOE y ATI ampliada ma non troppo. Y digo que parecen tenerla, las ganas, porque miren que los nacionaleros les han hecho feos a sus sin embargo socios que no han venido a reaccionar hasta hace un par de días; sin que tampoco sea seguro eso de que José Miguel Pérez le ha propuesto a Antona un apaño para sacar del Gobierno a los áticos y sus nacionaleros agregados al descubrir, repentinamente por lo visto, que llevan veintitantos años en el Gobierno. Y uno creyendo que habían conseguido su récord gracias justamente al juego de las dos sillas en que los dichos nacionaleros ocupan de fijo una de ellas y disponen a conveniencia quien ocupará la otra, todo, eso sí, con un sentido del equilibrio interinsular tan exquisito que la vicepresidencia (antes) recaía en grancanario/a colaboracionista dando por descontado que en la llamada “isla redonda” se ambicionaba semejante honor de consolación más allá de los estrictos ámbitos profesionales de la política.

Mucho ha tardado José Miguel Pérez en darse cuenta de que no tenía que aguantar carros y carretones en lo que toca a Gran Canaria, pero por último, se decidió a dar el paso no de coger puerta sino de echar por la ventana a sus sin embargo socios. Lo que, sospecho, debe ser un simple globo sonda para comprobar si cabe ya entonar el “amigos que fuimos” equivalente al “¡adiós muchachos!” sin argentinos. Digo yo que estará Pérez hasta los pinjantes del sorroballo y que le llenó la buchaca el añadido al juego de las dos sillas del no menos entretenido del “policía bueno y el policía malo”, en que Fernando Clavijo, el buenazo de la supuesta comisaría, asegura que sigue queriendo estar con el PSOE mientras Carlos Alonso, el malo, dale que le pega al mono hasta que hable inglés.

Si el asunto no está claro y conviene esperar a que acabe de disolverse el tiro de gofio de José Miguel Pérez, una vez haya sacado sus conclusiones (ahí es nada un historiador metido en experimentos de ciencia impura) ni les cuento si lo pasamos por Madrid donde resulta que Rajoy está de lo más agradecido a Ana Oramas, a la que ve como una especie de Juana de Arco a la que le debe no el Trono, que sería demasiado pedir, pero sí un tiempito más en La Moncloa que retrase el momento en que se vea obligado a convocar elecciones anticipadas. Porque, queridísimos míos, no coneja el agradecimiento a Oramas, es decir a CC, con que ahora el PP se compinche con el PSOE para bajar a los nacionaleros del machito. Aunque todo pudiera ser. Es por eso que comprendo la desolada viñeta de El Roto que resucita a Franco en el momento de explicar cosa parecida a que para evitarle a los españoles quebraderos de cabeza proscribió Él las elecciones.

Seguir leyendo »

Canarias: asoma la cultura prehispánica

Interior de la Cueva C6 del almogaren de Risco Caído

Gran Canaria, prehispánica. Poco a poco se va sabiendo de los habitantes de las islas anteriores a la llegada de los primeros europeos y de la conquista castellana lo suficiente para que nos hagamos una idea cabal de quienes y cómo eran. Me refiero, concretamente, a Gran Canaria, donde acaba de darse un importante paso adelante con el acuerdo para conseguir que el Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña se incorporen al Patrimonio Mundial de la UNESCO. Son más de 17.000 hectáreas distribuidas entre los municipios de Tejeda, Artenara, Agaete y Gáldar y aunque soy consciente de la sensibilidad y el amor al terruño que hay detrás, no lo soy menos de los esfuerzos de décadas de unos cuantos “locos” que han estado erre que erre para conseguir que ahora parezca que los políticos no han tenido en su vida otra obsesión que poner en su lugar la cultura prehispánica canaria. No digo, claro, que no los haya veteranos en ese empeño pero sí que la clase política ha pasado por lo general de esta problemática. Les ha resbalado y cogido el asunto tan de remplón que solo se les ha ocurrido celebrar esta nueva disposición como un excelente escaparate para nuestros visitantes. Que sin duda lo es pero por añadidura porque el interés primero debe ser el de los isleños y su cultura.

Entre los locos de la cultura prehispánica canaria destaco a Julio Cuenca que es uno de esos “coñazos” imprescindibles para que aquí caminen estas cosas. Es, que yo sepa, el único conocido que me queda en ese mundo. La edad, ya saben, no perdona y se me ha llenado de caras nuevas y desde que prohibieron echarle millo a las palomas al solito no tenemos los viejos coetáneos donde reunirnos a consolarnos unos con el mayor envejecimiento del otro.

Encuentro con los representantes electos del Cabildo y de los municipios de Artenara, Tejeda, Agaete y Gáldar para la firma de la 'Declaración Risco Caído'

Encuentro con los representantes electos del Cabildo y de los municipios de Artenara, Tejeda, Agaete y Gáldar para la firma de la 'Declaración Risco Caído' Canarias Ahora

Seguir leyendo »

PSOE y PP se quieren

PP y PSOE, más cerca de llegar a un acuerdo.(EFE).

Mucho se ha hablado del maltrato al PSOE canario por parte de Coalición Canaria (CC) y Fernando Clavijo. Al decir, quieren los nacionaleros, lerén, largar a los socialistas para contraer nuevas nupcias con los populares; pero sin que se note demasiado por más que la confusión de estos días no impide observar que la cabra tira al monte. Quiere Clavijo, cuentan, que sean los socialistas quienes rompan de modo que, si la cosa sale mal y el personal se revira, siempre podrá culpar a los socialistas de echarlo a los brazos del PP, a él que es tan de exclusiva “obediencia canaria” y dos piedras. O sea, que no puedan acusarle de preferir al partido que suma ahora mismo nada menos que 102 acusados en los casos Gürtel, en el que aparece en el banquillo el PP como organización y el de las tarjetas black.

Desde luego, no hay duda de que con la ley del Suelo en el “frontispicio del constructo”, que decía cierto y muy redicho franquista isleño, puede interesarle más a Clavijo mojar el pan en el mismo huevo que el PP, llamado a formar gobierno pronto; o en el peor/mejor de los casos, a alzarse con una nueva mayoría absoluta en las posibles terceras elecciones. Las que, de repente, resultan improbables visto lo visto el miércoles pasado en el Palacio Real. Para Clavijo, lo ideal sería una mayoría pepera aunque, valgan verdades, tampoco le inquieta que el PSOE tenga algún chance: ya se encargarán sus vacas sagradas de impedirles de silenciar a los que se opongan al cemento y al despegue económico que pretende por vía inmobiliaria. Que los hay y se atreven a decirlo, aunque, eso sí, con la advertencia añadida de que asumirán en todo momento lo que diga el partido. Lo que tiene sus bemoles pues resulta ser así sólo una fórmula con la que aparentar un pluralismo inexistente desde el momento en que siempre, llueva o luzca el sol, se hará lo que decidan arriba. No quiere decirse que no sea democrática las decisión adoptada por un comité representativo; lo que dudo es que lo sea, en este caso, la eliminación de Pedro Sánchez con el propósito deliberado, confesado incluso, de evitar que la militancia tuviera vela en el entierro.

Por si acaso resulta cierto, deslizo la sospecha de que Fernando Clavijo y Carlos Alonso están versionando el viejo truco de las comisarías, el de policía bueno, policía malo. Así Carlos Alonso, el malo, procura aventar los restos del pleito insular e insiste en tocarle los pinjantes a los socialistas a ver si cogen puerta; Clavijo, el bueno, se muestra en desacuerdo pero sin reprocharle nada, ni siquiera criticarle. De momento, la única reacción socialista es continuar a la espera hasta que se les ocurra algo.

Seguir leyendo »

Rajoy: un ser que no puede ser

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones. (EFE)

Al comportamiento de un lobo no puede aplicársele códigos morales o éticos. No cabe, pues, considerársele perverso, cruel y sanguinario porque mate corderos; como no cabe hacer a éstos depositarios de las virtudes con que los adorna la iconografía cristiana. Es la naturaleza la que se impone como ocurre con el PP y los peperos que son como son. Así, ya lo han visto, apretaron a los socialistas para que se abstengan en la investidura por venir y tras sorroballarlos malamente les exigen ahora la rendición incondicional al comprobar que ni por esas conseguirán salvar sus leyes más queridas, como la de educación o la reintroducción camuflada de la cadena perpetua.

Pero conste que nada les reprocho pues no esperaba nada de ellos. Los populares, como los socialistas, no nos engañemos, operan con distintos grados de desvergüenza que confluyen en el hecho de que todos administran una partitocracia cleptócrata que da mucho juego a los escribidores. Quiero decir, en fin, que si en ocasiones les nombramos la parentela, lo hacemos sin acritud porque comprendemos que, al fin y al cabo, nos ayudan en nuestro trabajo y obran de acuerdo con su naturaleza, como el lobo cuando le hinca el diente a un cordero, pobrecito mío.

Seguir leyendo »

Hay innovaciones que matan

Apple Store, situada en la 5ª Avenida de Nueva York. (Apple)

En la que será su última apertura de curso como Rector de la Universidad de Las Palmas, José Regidor ha insistido en que es la innovación la llave del futuro. No es éste lugar para elogiar a quien ha sido real y no “litúrgicamente” un magnífico Rector. No creo, pues, que vayan a faltarle los reconocimientos que merece, así que me voy directamente al grano: la innovación a que se refiere Regidor nada tiene que ver con iniciativas y prácticas empresariales que bajo tan atractiva vitola no son más que instrumentos concebidos para eludir las reglas económicas y sociales de nuestras sociedades. Hay casos flagrantes que lo confirman, como lo es la intervención de la Comisión Europea (CE) respecto a Apple, a la que seguirán otros gigantes multinacionales que utilizan el llamado “doble irlandés” para eludir los impuestos sobre los beneficios de sus ventas en otros países, entre ellos los de la propia UE, socios de Irlanda. La sociedad civil europea es cada vez más consciente de estas situaciones, que indigna especialmente en tiempos de dificultades y comienza a reaccionar.

La CE cifró en 13.000 millones de euros lo que Apple dejó de pagar entre 2003 y 2014 y asegura que en 2014 la compañía “sufrió” una imposición del 0,005% en Irlanda. Por lo visto, los distintos países europeos de los que extrajo sus beneficios pueden reclamar la devolución de la parte que les corresponda de ese dinero. Lo que sin duda está en la cabeza de Luis de Guindos, ministro de Economía. Al menos lo dio a entender en la reunión de responsables de Finanzas de la UE en Bratislava. Para De Guindos es fundamental que esos fondos no se pierdan porque a España, aunque el Gobierno de Rajoy se empeñe en endulzarlo, le amenaza el mal trago de la congelación de fondos europeos por incumplir el objetivo de déficit. Según tengo entendido, que ya me pierdo en dimes y diretes, el déficit debe estar en 2018 en el 2,2% del PIB después de haber registrado en 2015 un 5,1%. Ese dinero le vendría como agua de mayo. Auque tardará lo suyo porque tanto Apple como las demás compañías que estén en iguales circunstancias presentarán de ser requeridas sus recursos a la resolución de la CE; contra la que también irá Dublín.

Los gobiernos en general están de acuerdo con la iniciativa de la CE pero si Austria se muestra favorable, sin más, los alemanes invitan a no hacerse demasiadas ilusiones. Wolfgang Schäuble prefiere no apresurarse a vender la piel del oso. Los franceses ven legítima la reclamación, pero el ministro Michel Sapin, responsable de Finanzas, descartó reclamar cualquier devolución; en lo que su colega homólogo holandés, Jeroen Dijsselbloem, advirtió a las compañías que se disponían a dar una batalla equivocada porque “tienen que pagar sus impuestos”.

Seguir leyendo »

De Las Teresitas a las terceritas

Repaso de la actualidad entre el caso las Teresitas y las posibles terceras elecciones. (DP)

En 1998, el empresario sirio Amid Achi se sentaba en el Consejo de Administración de CajaCanarias. Pero no debía estar muy familiarizado con los modos y las maneras de la rama tinerfeña de esta tierra, que llamamos “nuestra” por pura licencia literaria. Estaba el Consejo en manos de una especie nueva, remedo de aquellos coburgo en los que al menos quedaba algo de señorío. Cosa que no debía saber Achi al votar contra la concesión de un préstamo de 5.000 millones de pesetas (33 millones de euros si no he multiplicado mal) a Inversiones Las Teresitas, la empresa recién formada ad hoc días antes por Felipe Manuel Armas y Carlos Plasencia, empleado e hijo, respectivamente, de los empresarios Ignacio González y Antonio Plasencia, los muñidores del invento, al parecer.

Me ahorro el relato porque ya hay quien se ocupa de informar del desarrollo de la vista de tan feo asunto. Toca a la Justicia dictaminar qué hay de cierto en lo que se diga durante la vista y no es cosa de dejarse uno llevar por la tentación y pegar a echar maldiciones. Lo que no impide a quienes contemplamos el espectáculo desde la lejitud, que decía el clásico, reparar en la magnitud y las malas formas de las chapuzas concurrentes. No sé en qué acabará todo pero convendrán que mucho habrá que decir si la Sala considera demostrado que el préstamo se concedió sin exigir los avales imprescindibles habituales y con una celeridad desusada; si se establece que, en efecto, el dinero se destinaba a la compra por la entidad beneficiaria del préstamo de unas parcelas sobre las que pendía resolución judicial; si se localiza la piedra filosofal que permitió a Inversiones Las Teresitas elevar sustancialmente el valor de los terrenos; si se descubre la entraña del proceso alquímico completado con la venta al Ayuntamiento de Santa Cruz no de todo el lote de suelo, sino de la primera línea de playa, por casi el doble de la cantidad solicitado como préstamo solicitado: operación que para el ex alcalde Miguel Zerolo resultó beneficiosa para el ayuntamiento de la capital tinerfeña.

Playa de las Teresitas, situada en la isla de Tenerife. (DP)

Playa de las Teresitas, situada en la isla de Tenerife. (DP)

Seguir leyendo »