Opinión y blogs

eldiario.es

De Las Teresitas a las terceritas

Repaso de la actualidad entre el caso las Teresitas y las posibles terceras elecciones. (DP)

En 1998, el empresario sirio Amid Achi se sentaba en el Consejo de Administración de CajaCanarias. Pero no debía estar muy familiarizado con los modos y las maneras de la rama tinerfeña de esta tierra, que llamamos “nuestra” por pura licencia literaria. Estaba el Consejo en manos de una especie nueva, remedo de aquellos coburgo en los que al menos quedaba algo de señorío. Cosa que no debía saber Achi al votar contra la concesión de un préstamo de 5.000 millones de pesetas (33 millones de euros si no he multiplicado mal) a Inversiones Las Teresitas, la empresa recién formada ad hoc días antes por Felipe Manuel Armas y Carlos Plasencia, empleado e hijo, respectivamente, de los empresarios Ignacio González y Antonio Plasencia, los muñidores del invento, al parecer.

Me ahorro el relato porque ya hay quien se ocupa de informar del desarrollo de la vista de tan feo asunto. Toca a la Justicia dictaminar qué hay de cierto en lo que se diga durante la vista y no es cosa de dejarse uno llevar por la tentación y pegar a echar maldiciones. Lo que no impide a quienes contemplamos el espectáculo desde la lejitud, que decía el clásico, reparar en la magnitud y las malas formas de las chapuzas concurrentes. No sé en qué acabará todo pero convendrán que mucho habrá que decir si la Sala considera demostrado que el préstamo se concedió sin exigir los avales imprescindibles habituales y con una celeridad desusada; si se establece que, en efecto, el dinero se destinaba a la compra por la entidad beneficiaria del préstamo de unas parcelas sobre las que pendía resolución judicial; si se localiza la piedra filosofal que permitió a Inversiones Las Teresitas elevar sustancialmente el valor de los terrenos; si se descubre la entraña del proceso alquímico completado con la venta al Ayuntamiento de Santa Cruz no de todo el lote de suelo, sino de la primera línea de playa, por casi el doble de la cantidad solicitado como préstamo solicitado: operación que para el ex alcalde Miguel Zerolo resultó beneficiosa para el ayuntamiento de la capital tinerfeña.

Playa de las Teresitas, situada en la isla de Tenerife. (DP)

Playa de las Teresitas, situada en la isla de Tenerife. (DP)

Seguir leyendo »

El Estado de las Autonomías, una pobre democracia

Imágenes de distintos parlamentos autonómicos (Canarias Ahora)

No entender nada de lo que ocurre dejó de preocuparme gracias, por un lado, a que ya estoy saturado de esta gente y sus embestiduras y por el otro a Alejandro Nieto, que fuera catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de La Laguna y después en las de Alcalá de Henares, Complutense y Autónoma de Barcelona; además de presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Premio Nacional de Ensayo en 1997. De su etapa en las Islas son los Estudios de Derecho Administrativo Especial Canario, publicados por el Aula de Cultura del Cabildo de Tenerife entre 1967 y 1972. Los seis volúmenes de que consta la edición recogen las aportaciones interdisciplinarias al seminario que durante esos años dirigiera el profesor Nieto. Lo recuerdo porque si entonces los trabajos del seminario me sirvieron lo suyo, hoy tengo delante su ensayo titulado El desgobierno de lo público, publicado por Ariel en 2008. Un trabajo repleto de proposiciones útiles para quienes quieran zafarse de la manipulación permanente de la realidad por el Gobierno, los partidos y su aparato mediático. Sus análisis, ocho años después siguen siendo válidos, a mi entender al punto de que es posible forzarlos un poco para encontrar el sentido, el origen más bien, del lío en que estamos.

Define Nieto desgobierno, su concepto de partida, por contraposición a la idea de mal gobierno, que va unida a mala administración. Si el mal gobierno obedece a políticas públicas equivocadas, a la incompetencia de quienes las establecen y la mala administración a una gestión desacertada o negligente, el desgobierno “ lleva consigo la nota de intencionalidad y no la mera ignorancia o incapacidad que provocan un mal gobierno o una mala administración”. Recuerdo a un viejo maestro de periodistas que, al oírme comentar el absurdo de una decisión de cierta autoridad (franquista, por supuesto), me espetó que el ignorante era yo si pensaba que el hombre no sabía lo que se traía entre manos: seguro que actuaba en beneficio de algún allegado o de él mismo. El desgobierno, aprendí entonces, se busca, se procura, se implementa y lleva siempre (o casi siempre) aparejada la corrupción con demasiada frecuencia vista como el proceder normal, que para eso hicieron una guerra.

La corrupción es para Nieto el desgobierno en estado puro y a partir de esa afirmación se adentra en la indagación de las causas y finalidades del desgobierno del Estado tan útil para la partitocracia. Ésta, en fin, utiliza la ideología autonomista como sucedáneo de la democracia, su sustituto que permite la patrimonialización privada de lo público por aquello de la supuesta mayor eficiencia elevada a regla de oro o dogma de fe. Añadiría que tan interiorizado tienen esa verdad que con frecuencia quienes lo adoptan están sinceramente convencidos de hacer lo correcto. En cualquier caso, lo hacen en evitación de males mayores. Se me ocurre como ejemplo esa ley del Suelo con la que Fernando Clavijo espera conseguir la inmortalidad y que tanto entusiasma a empresarios y especuladores. Sólo queda dilucidar si se lo cree, él y su equipo e inquieta la posibilidad de que cuando lo sepamos sea ya demasiado tarde.

Seguir leyendo »

El informe Chilcot y el PP con estos pelos

Tony Blair, George Bush y José María Aznar invadieron Irak el 20 de Marzo de 2003.

Después de nueve años de trabajo, del análisis de miles de documentos y de ni se sabe cuantas transcripciones de entrevistas y debates, se ha hecho público el ‘Iran Inquiry’, conocido como el ‘Informe Chilcot’ porque John Chilcot se llama el alto funcionario británico que lo dirigió por encargo de Gordon Brown, sucesor de Tony Blair en el 10 de Downing Street. El ‘Informe’ esclarece el feo asunto de la participación del Reino Unido en la invasión de Irak, en 2003.

De la montonera de volúmenes resultante se han divulgado algunas de las principales conclusiones de la investigación: Sadam Hussein no era una amenaza urgente para los intereses británicos como se hizo creer; la existencia de armas de destrucción masiva se presentó con “demasiada certidumbre”, dicho en inglés para suavizar la madre de todas las mentiras acumuladas y desmentidas antes de la agresión por los investigadores de Naciones Unidas; no se agotaron las alternativas pacíficas; se socavó la autoridad del Consejo de Seguridad de la ONU; y la conclusión final: la guerra fue innecesaria.

La investigación la recomendó el Consejo Privado del Reino Unido con el propósito de que la experiencia y sus implicaciones sirvan de precedentes a futuros gobiernos británicos en situaciones parecidas. Gordon Brown aceptó la recomendación, consciente de que Blair, su correligionario, no saldría favorecido, precisamente. Pero, no sé si saben, hay lugares en que el interés del país y la transparencia, el respeto a la ciudadanía, en suma, están por encima de los intereses partidistas. Es más, a Blair no le humilló reconocer sus errores y pedir perdón; como hizo a su manera, el mismísimo George Bush. Como afirma la chiquillería, el que tiene boca, se equivoca, versión impúber al latinajo aquel de que errar (sin hache) es humano. Aunque yo que ustedes esperaría sentado a que los imite el “tercero de las Azores”, José María Aznar, del que no sé si evita las explicaciones por el soberbio prurito de quien se cree un gran hombre o si se lo desaconseja el temor a que se le note demasiado que lo llevaron a las Azores de telonero, de pajullo que creyó pasar así a la Historia, en la que no da ni para un anticiclón en condiciones.

Seguir leyendo »

Obama se despide

Obama se despide

Esta semana estará en Europa Barack Obama que el sábado 9 recalará en España. Es el único país grande de la UE que no ha visitado. Viene a la reunión bienal de la OTAN, a celebrar en Varsovia y aprovechará para verse con los presidentes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, respectivamente. Hablarán, por supuesto, del Brexit. Londres y Washington mantienen unas especiales relaciones, el Reino Unido es el principal valedor de la política europea estadounidense en el seno de la UE y Obama debe comenzar la búsqueda de un sustituto, que podría ser Alemania o quizá Francia que acaba de anunciar, por cierto, las ventajas fiscales que dará a las sociedades y empleados que se trasladen desde la City londinense a suelo galo. El que menos corre tira al de delante. La desairada situación del Reino Unido tras el referéndum, junto a la necesidad de reforzar la seguridad de los países del Este, la amenaza terrorista, las migraciones de refugiados y la creciente inestabilidad, entre otras cuestiones, han puesto de nuevo a Europa entre las principales preocupaciones de la Casa Blanca. Inquietan especialmente a Obama las tensiones con Rusia y el tratado comercial USA-UE, el TTIP, que considera parte de su legado presidencial y que sólo contaba en la UE con el apoyo incondicional de los británicos frente a la ambigüedad de los demás miembros; al menos de los que ya han tropezado con fuertes reacciones en contra de sus nacionales.

Conviene hacer un poco de historia. La que nos remonta a 60 años atrás, cuando la Comunidad Económica Europea (CEE), hoy UE, echó a andar. La idea de meter en cintura a los nacionalismos excluyentes xenófobos y racistas y los populismos fascistas, considerados responsables de las dos guerras europeas devenidas mundiales de la primera mitad del siglo XX, prevaleció sobre cualquier otra consideración; como la de dotar a la naciente organización de estructura y funcionamiento democrático por cuanto se estimó que permitiría a los viejos demonios moverse a sus anchas y volver a las andadas. Al fin y al cabo, Hitler alcanzó el poder en las urnas.

Precedente inmediato en esa línea de la CEE fue la Confederación Europea del Carbón y el Acero (CECA). El rearme alemán, que desembocó en la dos conflagraciones mundiales de la década de 1940, aconsejó controlar los dos materiales entonces indispensables para la fabricación de armamento. Su gestión era asunto árido, poco goloso para el debate político y menos atractivo todavía para el gran público. Y con el embullito de la CECA fuera de control democrático dieron los padres de Europa el salto a la constitución de la CEE para la que tampoco se habilitó un funcionamiento democrático que sólo ha comenzado a echarse en falta en los últimos tiempos, cuando los despiadados tecnócratas neoliberales se subieron al caballo de la deshumanizada economía financiera.

Seguir leyendo »

El brexit y los ingleses

La incertidumbre se cierne sobre Europa tras el referéndum del 23 de junio de 2016. (EFE).

Entre los miles de comentarios y la infinidad de opiniones sobre el Brexit, destaca la insistencia en que los ingleses se consideran superiores a sus vecinos del continente y desprecian lo que no sea inglés. Supongo que con la excepción del té, al que ya le daba Confucio un milenio antes de que sus hojas llegaran a Gran Bretaña; y del sherry contra el que nada objetó aquel coronel de su graciosa majestad al que tanto contrariaba la cantidad de extranjeros que había en las calles de Bombay.

Para mayor abundamiento en esa línea, la mañana en que Londres se despertó con la nada alarmante noticia de la rotura del cable telegráfico y telefónico tendido entre las dos orillas del Canal. “El continente, aislado”, tituló lacónicamente el Times su breve crónica. Se trata, seguramente, de una leyenda urbana de la que hay varias versiones, todas coincidentes en el titular del periódico. No faltan variaciones sobre el mismo tema, como el insoportable olor a ajo que, dicen, invadió Folkestone y sus acantilados de arena verde, a ciento y pico kilómetros de Londres, cuando se acabó de perforar el eurotúnel que unió esta costa inglesa y Coquelles, en Calais. Quisiera saber qué pensaría de todo esto el mayor Thompson, el personaje de Pierre Daninos a quien seguían sorprendiendo las costumbres galas, entre otras las de su propia mujer después de veinte años de casado y vivir en Francia.

Estas referencias y otras muchas por el estilo ilustran la idea de que los ingleses (no los irlandeses, ni los escoceses, ni los galeses) no se consideran superiores sino diferentes, distintos de los demás que, a su vez, no lo olvidemos, son distintos entre sí. Algo que deberíamos comprender los canarios, isleños como somos al fin y al cabo.

Seguir leyendo »

El selfie de Clavijo

Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias. (Canarias Ahora)

El otro día La Provincia publicó una muy extensa entrevista con Fernando Clavijo, presidente del Gobierno canario. Si prescindo de la letra y me voy a la música diría que no sale el hombre del esquema clásico de la política canaria. O sea, que aquí mandan, hoy como ayer, los poderosos aunque no sean ya los terratenientes ni los aguatenientes, ni siquiera los constructores, sino los que de entre ellos se han decantado por la especulación del suelo.

Ante esto, Fernando Clavijo se mueve como un clásico de los que la gente de mi generación localiza sin la menor dificultad pues hemos sido testigos de cuanto ha destruido la especulación, so pretexto de generar inversiones y empleo. Respecto a las primeras, asegura Clavijo que hay mil millones de euros aguardando para invertir. No tengo información para negar o afirmar esa cifra aunque, qué quieren, me pregunto si nos quieren tanto los supuestos inversores como para mantener quieta/parada semejante montonera de dinero en contra de lo que aconseja la práctica económica de hoy que ha incorporado el viejo adagio de que barco varado no gana flete. Tampoco sé, la verdad, si cabrá tanto dinero en las Islas, si quedará espacio para que circulen con holgura los ocupantes de los 15.000 puestos de trabajo (mal pagados, claro) que se crearán del zapatazo. Un clásico, ya les digo.

Por otra parte me parece muy bien, muy deportivo podría decir, que acepte Clavijo con humor que me lo tilden de “papafrita”. Es palabro de mucho empleo en Argentina y tiene no sé cuantos sinónimos con frecuencia contradictorios que no sugieren, precisamente, al bobo de baba, al infeliz de puro ingenuo sino que se refieren al sujeto engreído y vanidoso al que también llaman cachorrudo, echado para alante, echador, fachento, farruco, finchado, fragilón, pingalisa, pingapato y así hasta las tantas. El problema es que no conozco a Clavijo y no sabría decir si su aceptación del papafritismo refleja sentido del humor o si es la satisfacción de haber conseguido engañar al personal que se refocila y se le va la fuerza llamándole “papafrita” sin advertir que los que interesan a Clavijo son los empresarios, los supuestos titulares de los no menos supuestos mil millones. Que se entretengan buscándole un buen insulto le deja al presidente las manos más libres para sacar adelante la ley del Suelo que se viene trajinando. Que es a lo que voy. Clavijo ha optado por los empresarios y todavía no se han dado cuenta de que si es un papafrita lo será de las negras bonitas.

Seguir leyendo »

El bonito juego de los papeles cambiados

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones de España

Todos sabemos lo que es un papel. Pero son muchísimos los que hay. Está el papel propiamente dicho, útil para infinidad de usos y el que interpretan los actores y actrices en escenarios y pantallas; además, los papelones que muchos hemos hecho no una ni dos veces; o los papelillos de fumar; las papelinas de droga; los papalotes, los papeluchos, el papeloneo, las papelas y un largo etcétera que incluye, cómo no, a los sin papeles y las temidas papeletas que llamamos a los asuntos complicados, desagradables o difíciles de resolver que le caen a uno.   

La familia semántica del palabro papel es extensa por lo que debo empezar diciendo, para no perderme, que aquí voy a referirme a las papeletas con la acepción específica designativa referida a esos trocitos de papel a introducir en las urnas cada cuatro años; o fracción, cual es ahora el caso. No deja de tener su coña que pretendan seguir en el machito los mismos después de haber tirado a la basura los resultados de las anteriores elecciones. No sé si Bernard Shaw se refería a ellos cuando escribió que la democracia sustituye el nombramiento hecho por una minoría corrompida por la elección debida a una mayoría incompetente.  

Ahora se habla de cambios y habría que preguntarse en qué  consistirán visto que la inmensa mayoría de los que probaron en  diciembre pasado lo volverán a intentar en junio. Me recuerda al PCE isleño, el mauricista, que anunciaba cambios a bombo y platillo pero no recambios, es decir, los dirigentes se subían al púlpito y proponían la necesidad de buscar nuevos caminos por los que ellos, claro, irían delante como antes del cambio. Y digo del PCE por no decir de otros, que también en política rige el axioma de donde fueres, haz lo que vieres. Y ves lo que ves. 

Seguir leyendo »

Corrupción nada creativa

El exconsejero madrileño Francisco Granados.

El martes pasado tuve un día raro. Bueno, no es tan raro que me levante dispuesto a no dar golpe, cual es mi natural reprimido durante años, sino que me dio la venada de apalancarme en el sillón de la tele con Palinuro de México, el asombroso novelón de Fernando del Paso comenzado y recomenzado tropecientas veces y otras tantas devuelto a la estantería de los dejados para después. Estaba decidido a que esta vez fuera la vencida y leí hasta que, a su hora, encendí el televisor. Sabía que el juez Velasco había levantado el secreto sumarial del caso Púnica y seguro, pensé, que García Ferreras, conductor de Al rojo vivo, de La Sexta, no lo pasaría por alto.

No lo hizo. Disponía Ferreras de la grabación de las trece horas del interrogatorio del juez al empresario David Marjaliza, el socio de Francisco Granados. Es Granados, ya saben, una de las ranas, ranos más bien, que le salieron a Esperanza Aguirre en el estanque del PP madrileño. No sé si en su actual dedicación a la detección de talentos carpetovetónicos le afectará que le saliera batracio el que creyó peje, pero, al ser la trama Púnica hijuela de la red Gürtel y fue ella, asegura sin ponerse colorada ni nada, quien destapó tan correoso asunto, puede alegar que si lo llamó a croar a la verita suya fue para tenerlo cerca y completar sus investigaciones y acabar de esclarecerlo todo.

Se trata, comprenderán, de conjeturas. Como lo es la angustia que me pareció advertir en Ferreras, que no paraba de apostillar a Marjaliza que en lo alto de la pirámide corrupta tenía que estar, por fuerza, la señora creo que marquesa. Comprendo la desazón del compañero porque Aguirre sigue escapando hasta de las leyes de la Física. Es milagroso que en el PP de Madrid estén cayendo hasta las chinchetas de los tablones de anuncios, las alcayatas de los retratos de su grandes hombres, las plumas de la gaviota y algún que otro ilustre zarandajo mientras sigue ella tan campante.

Seguir leyendo »

La ultraderecha ya no es la que era o lo simula

Partido ultraderechista Alternative für Deutschland (AfD), 'Alternativa para Alemania'

No sé cómo se dice en alemán la pregunta ¿tás bobo o qué? con que advertían los isleños a quienes decían o hacían algo contraproducente. Y creo que eso, cuarta más cuarta menos y en su idioma de ellos, dijeron los banqueros germanos a los promotores de la ultraderechista Alternativ für Deutschland (AfD), o sea, Alternativa para Alemania como su propio nombre indica.

AfD, deberían saber, surgió para cargarse el euro y recuperar el marco sin caer en la cuenta de que eran alemanes los principales beneficiarios del trasteo con la moneda única. Hubo discusiones y el sector más derechista, que lo hay incluso en la ultraderecha, impuso su criterio y el partido se olvidó del abandono de la UE para poner el acento en la recuperación de la soberanía nacional, que no compromete a nada, y en pararle las patas a la globalización y al multiculturalismo, no vaya a darle a algún musulmán por emular a Wagner con una versión de Lohengrin, que ya sólo falta que islamicen a herr Richard o se cuelen los jodíos sarracenos en la corte artúrica de la mano de Parsifal

No propugna AfD la violencia al menos en primera instancia y si quedan reservas de racismo y xenofobia, procuran disimularlas: no parece disparatada la sospecha de que las ultraderechas europeas tratan de estructurarse a escala continental y que les ha servido de mucho la experiencia de Marine Le Pen de no asustar al personal que la ha situado cerca del poder. Como si los franceses hubieran perdido el olfato político que han demostrado desde 1789, cuando el Tercer Estado se constituyó en Asamblea Nacional y pegaron a cortar cabezas. Se han olvidado del Mayo del 68 que rompió ni se sabe cuantos tabúes. Se abrió entonces una etapa de tolerancia y permisividad, de revolución de las costumbres (drogas, sexo y rock and roll, clamaban los entusiastas) que podría estar ahora cerca de su final si prosperan los intentos disuasorios de control de los ciudadanos y el recorte de sus derechos, que por ahí vamos. Hacer los nueve primeros viernes de mes sería optativo.

Seguir leyendo »

Acabó la precampaña de la precampaña de la campaña

El Rey Felipe VI

El rey certificó el final de la poscampaña iniciada el 20D con la firma de salida de la precampaña de la campaña para las elecciones del 26J. Quedó atrás, pues, el que si tutú que si tatá de los cuatro meses en que los políticos han conseguido aburrir a las ovejas. Mucho se ha hablado del fracaso de los políticos; de su incapacidad para el diálogo y para formar coaliciones de gobierno; de quien es más culpable de que se haya llegado a esta situación; de cuanto lamenta el PP que haya iniciado Pedro Sánchez esta nueva fase con un veto a su persona y a su partido, dolor que comparten los populares ciudadanos de Rivera en puntual cumplimiento del viejo adagio de que Dios los crea y ellos se juntan; o el más apegado a la tierra de que los animalitos se conocen. Lo único que no se ha criticado es el empeño de Rajoy de continuar en el machito a como dé lugar, sin vetar a nadie, qué va.

Habrá que sentarse a pensar cómo llamar a su rechazo a Podemos, a los grupos independentistas, incluso a los nacionalistas; porque una cosa es no compartir sus postulados y combatirlos políticamente y otra ayudar a reverdecer aquello de las conspiraciones contra España, valladar de Occidente, con Venezuela e Irán y hasta Cuba, la primera madurando el acercamiento a los USA, la segunda en plan de olvidemos nuestro enfado y la tercera que ya no sabe donde meterse de tan jubilosa por la recuperación a dos bandas del sentido común, chicu. Un poco fuera de perspectiva quedan sujetos como Cosidó, jefe de la Policía española, para quien tan siniestros países han sustituido con el suyo el más reputado oro moscovita, del que todos hablaban como hoy de los billetes de 500 euros que tampoco ha visto nadie. Yo, por ejemplo, me he convencido de que existen los tales billetes al saber que las autoridades monetarias están estudiando retirarlos, con lo que se cierra, no sé si con ánimo de cerrar una de las vías de financiación del PP valenciano.

Pero vayamos a lo nuestro.

Seguir leyendo »