eldiario.es

Menú

España y Francia crearán un equipo permanente de investigación contra ETA

A DISPOSICIÓN JUDICIAL LOS DOS DETENIDOS POR EL TIROTEO DE CAPBRETON

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este domingo la creación de un equipo conjunto de investigación permanente entre España y Francia para prevenir atentados y luchar contra la banda terrorista ETA, "un paso cualitativo importante que dará sus frutos".

Zapatero anunció la iniciativa en la rueda de prensa que ofreció en Lisboa durante la II Cumbre Euro-Africana, donde explicó que la medida fue acordada en la reunión que mantuvo el sábado con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para analizar la marcha de la actual colaboración antiterrorista. Según explicó, el equipo de investigación conjunto permanente amplía la cooperación actual, basada en equipos que se constituyen para actos criminales concretos, y supone "ampliar las capacidades, los medios y los efectivos" que dedican los dos países a la lucha antiterrorista, con una coordinación permanente, "día a día, minuto a minuto".

Zapatero quiso dejar claro que la prioridad "absoluta" de las fuerzas y cuerpos de seguridad de España y de Francia en este momento es detener al tercer etarra que participó en el asesinato de los dos guardias civiles el pasado fin de semana en Capbreton. "Les puedo asegurar que caerá y que detrás de él caerán muchos más activistas, terroristas, miembros de la banda ETA", aseveró.

No quiso ofrecer muchos detalles sobre la composición o el funcionamiento del equipo de investigación permanente hispano-francés (como si los agentes españoles en Francia irán armados o no), tanto por razones de seguridad como para garantizar la eficacia de las operaciones. Sí explicó que se circunscribe al ámbito policial, que, en el caso español, dependerá de la secretaría de Estado de Seguridad, dentro del Ministerio del Interior, y que exigirá a los dos países un mayor esfuerzo que, dijo, debe suponer "más eficacia y más fortaleza".

"Una deuda ya permanente"

Según apuntó, Sarkozy le trasladó su "determinación de llevar hasta las ultimas consecuencias" la colaboración en defensa de la libertad y de los derechos democráticos a los que intenta amenazar la banda terrorista.

España, afirmó Zapatero, tiene "algo más que gratitud hacia Francia por su actitud de colaboración", tiene "una deuda ya permanente" con el país vecino por su ayuda en la lucha contra ETA. "Saben bien los terroristas, y debe saberlo la ciudadanía española, que esa voluntad absoluta de los dos países es una de las garantías mayores para ser lo más eficaces posibles en la seguridad colectiva y en la persecución de aquellos que pretendan vulnerar derechos tan sagrados en democracia como el derecho a la vida y a la libertad de las personas", recalcó.

Preguntado sobre la investigación en torno al atentado y a los dos presuntos etarras detenidos en Francia, Saioa Sánchez y Asier Bengoa, Zapatero señaló que Sarkozy no le comunicó ni quién puede ser el autor material de los disparaos que acabaron con la vida de los dos guardias civiles ni la identidad del huido, en quien se concentran todos los esfuerzos policiales. Habrá que esperar, dijo, a las conclusiones que realicen policías y justicia.

Comparecencia judicial

Precisamente, los dos presuntos etarras detenidos hace cuatro días en el sur de Francia quedaron este domingo a disposición judicial y comparecen durante la tarde ante un juez antiterrorista con vistas a su procesamiento en relación con el atentado que costó la vida a dos guardias civiles españoles el pasado 1 de diciembre.

Asier Bengoa López de Armentia y Saioa Sánchez Iturregi podrían ser imputados por asesinatos, asociación de malhechores con fines terroristas, intento de robo, tenencia de armas y otros cargos, según fuentes judiciales. Tras su procesamiento por un magistrado antiterrorista, comparecerán ante un juez de las libertades y la detención, que se pronunciará sobre su ingreso en prisión.

Bengoa y Sánchez estaban armados cuando fueron detenidos el miércoles en una pequeña localidad del departamento de Lozère (sur), dos días después de intentar robar un coche cerca de Périgueux (suroeste). La Policía francesa sigue buscando al tercer miembro del comando que tiroteó en Capbreton (suroeste) a los guardias civiles españoles Raúl Centeno y Fernando Trapero de 24 y 23 años, respectivamente.

Centeno murió en el acto, mientras Trapero falleció el miércoles en un hospital de la localidad vascofrancesa de Bayona, a unos 25 kilómetros al sur de Capbreton.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha