eldiario.es

Menú

Morales responde al Gobierno: "Pensé que solo las cianobacterias producían urticarias, no que Gran Canaria trate sus aguas"

El presidente del Cabildo de Gran Canaria sostiene que la consejera Barreto y el presidente Clavijo "mienten descaradamente" al negar que se depure el 99 % de los vertidos

- PUBLICIDAD -
El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales EFE/QUIQUE CURBELO

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha contestado de manera contundente a la consejera de Política Territorial del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, y al presidente del Ejecutivo, Fernando Clavijo, quienes este miércoles desmentían que en Gran Canaria el 99% de las aguas que se vierten al mar están tratadas y correctamente depuradas. 

"Yo pensé que tan solo las cianobacterias eran las que producían urticarias, pero parece que la información esta de que el 99% de las aguas de Gran Canaria se tratan también produce sarpullidos", ha sostenido sarcásticamente el presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Para Morales, la consejera "miente descaradamente" ya que "relaciona que no haya autorización administrativa a que las aguas no estén tratadas". De hecho, el político grancanario sí ha admitido que en la isla parte de los vertidos al mar carecen de los trámites burocráticos, pero sostiene que se tratan de aspectos técnicos que se tienen que subsanar como pueden ser problemas con la longitud de un emisario submarino, la configuración de determinadas infraestructuras de saneamiento o el volumen del vertido. Así, ha enumerado que existen contratiempos en relación a cuestiones "técnicas" en las depuradoras de Jinámar, Agaete, Puerto de Mogán, La Aldea o Cardones. "No me preocupa ningún problema administrativo, para nosotros lo importante es que las aguas se traten, eso es lo importante, lo fundamental", ha subrayado el líder de Nueva Canarias, quien entiende que estas declaraciones de Clavijo y Barreto lo que buscan es desviar el foco de atención desde los problemas de Tenerife, isla en la que se vierten hasta 57 millones de litros de agua sin depurar, a unos incumplimientos en Gran Canaria que no afectan al medio ambiente.

"¿A ver si el problema de no tener una autorización administrativa es lo mismo que echar el agua fecal al mar? ¿A ver si ahora lo que se va a intentar es lanzar tinta de calamar diciendo que aquí está todo mal?. No, perdonen, las aguas aquí están limpias, tratadas, y luego habrá que ver si el señor que tiene la piscina en su chalecito tiene todos los permisos, o el señor que tiene una finca de tomates tiene un problema con los permisos de la salmuera...pero cumplen, porque si no cumplieran tendrían que cerrarlo", ha sentenciado.

El presidente grancanario ha proseguido diciendo que "se han rasgado las vestiduras porque Gran Canaria depura el 99% de sus aguas, yo pensé que el Gobierno de Canarias, que el presidente del Gobierno de Canarias y que la consejera de Política Territorial del Gobierno de Canarias se tenían que sentir orgullosos de que una isla cumpliera con su obligación de depurar las aguas y que no las vierta al mar sin depurar y por tanto contaminando el medio marino".

Matiza sus palabras sobre la Fiscalía

Aunque este martes había dejado caer que la Fiscalía de Medio Ambiente y el Seprona no era imparciales con los vertidos de aguas en Tenerife en comparación con los de Gran Canaria, Morales ha querido matizar estas declaraciones y ha apuntado que "en esta isla se rebosa una bacinilla y tenemos un expediente, que es lo que hay que hacer, no me quejo de eso, pero que sin embargo no parece que desde todos los puntos de vista, administrativos y judiciales, se apliquen los mismos raseros. 57 millones de litros diarios me parece que pueden ser un delito medioambiental", recalcó.

El presidente también ha protestado porque a raíz de las declaraciones de la consejera y el presidente de Canarias existe "una campaña de desprestigio" organizada en las redes sociales en la que participan cargos públicos de Coalición Canaria en el Gobierno y el Cabildo de Tenerife cuyo fin es ocultar que Gran Canaria cumple las exigencias medioambientales en este campo y otras islas no.

"Están intentado manipular el mensaje, en vez de sentirse orgullosos de que una isla cumpla y que eso pueda provocar sinergias para que todos cumplan, pues no, ahora rompen filas todo el mundo a una", lamentó Morales.

Por último, aclaró que durante su mandato han ido a pedir fondos a Madrid para mejorar el tratamiento de las aguas y actualizar las instalaciones y les fueron denegados " porque cumplimos con todos los parámetros", lo que a su parecer demuestra que en Gran Canaria el cumplimiento en materia de saneamiento se ha realizado no solo durante su mandato, sino también en los anteriores. "Es un éxito colectivo", remarcó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha