eldiario.es

Menú

Paulino Rivero califica de "ultraliberal" la Ley del Suelo "aplaudida a rabiar por todas las organizaciones empresariales"

El ex presidente del Gobierno afirma que "los mismos poderes económicos que estaban posicionados a favor de las prospecciones petrolíferas están apoyando esta Ley"

En una mesa redonda promovida por la Fundación César Manrique dijo que se debe evitar que "un bien escaso no renovable sea objeto de compra-venta"

- PUBLICIDAD -
Paulino Rivero, presidente del Gobierno de Canarias. Foto: Europa Press

Paulino Rivero, expresidente del Gobierno de Canarias. Foto: Europa Press

El ex presidente del Gobierno de Canarias y ex máximo dirigente de Coalición Canaria (CC), Paulino Rivero, ha salido de su silencio público de los últimos 16 meses para arremeter contra la iniciativa estrella de su sucesor, Fernando Clavijo: la Ley del Suelo.

Y lo ha hecho en compañía del líder de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, con quien compartió en la noche del jueves una mesa redonda en la Fundación César Manrique de Lanzarote en la que aseguró que "soy un ferviente defensor del control público de los sectores estratégicos como el suelo, y la apuesta que hace esta Ley es ultraliberal y contraria a mi pensamiento ideológico".

"No recuerdo en Canarias ninguna norma que fuera aplaudida a rabiar por todas las organizaciones empresariales. Si esta Ley le gusta tanto a los poderes económicos, no puede ser buena socialmente, no puede ser buena para Canarias", afirmó durante su intervención, que ha sido recogida por la Cadena Cope.

Además, para Rivero, la norma que impulsa el presidente Clavijo "no es coherente" con la apuesta medioambiental que hizo CC en el pasado, pues "hay algo de hipocresía en luchar como luchamos contra las prospecciones petrolíferas y que ahora estemos propiciando consumir un bien no renovable como es el suelo e hipotecando el futuro de las nuevas generaciones de canarios".

"Los mismos poderes económicos, los mismos empresarios que estaban posicionados a favor de las prospecciones petrolíferas están apoyando a rabiar esta Ley", insistió Rivero.

No cohesiona, desintegra

Asimismo, el ex presidente afirmó que "esta Ley no refuerza esa idea de cohesionar Canarias sino todo lo contrario, ayuda a dispersar y a desintegrar lo que es un proyecto común", pues deja en manos de los ayuntamientos las decisiones estratégicas sobre el territorio.

"Yo que estuve 28 años de alcalde y soy un municipalista y cabildista convencido, siempre he defendido que si hay una competencia que tiene que pasar de los ayuntamientos a un nivel superior debe ser el territorio. Porque la toma de decisiones sobre un bien tan escaso y de tanto valor se ordena mejor y con más racionalidad cuanto más se aleje de la gestión inmediata", afirmó durante su intervención en la Fundación César Manrique a la que también ha tenido acceso Canarias Ahora.

Y es que, al contrario de lo que se postula en un texto que pretende acabar con la Cotmac, Rivero cree que "el enfoque del proyecto de Ley no es el adecuado", toda vez que "los alcaldes siempre queremos tener más cosas y mejores que nuestros vecinos", y "el único recurso que tienen los ayuntamientos para captar recursos, para poder hacer un polideportivo, es el suelo".

"¿Los 88 ayuntamientos tienen capacidad para ordenar su territorio? Esta Ley lo permite, y 88 errores cometidos uno tras otro se convierten en un gran error", insistió.

Contraria a la sostenibilidad

El ex presidente del Ejecutivo regional defendió que "el futuro de esta tierra pasa por impulsar políticas de sostenibilidad económica, poblacional y territorial. Canarias tiene que ser sostenible y esta Ley no va por esa línea".

En la medida que facilitemos mecanismos que permitan construir hoteles en suelo rústico, la orientación empresarial va a ser urbanizar un suelo que es mucho más económico", por lo que a su juicio "merece la pena reflexionar sobre este asunto" antes de aprobar una Ley que "tiene aspectos positivos".

"El objetivo que persigue es fomentar la actividad económica y facilitar el bienestar de las familias Canarias, y es loable. El problema es si el modelo es sostenible o va a generar problemas futuros", se preguntó Rivero durante su intervención.

Y es que, para el también ex dirigente de CC, el Parlamento no puede "cometer el error de que un bien escaso no renovable como es el caso del suelo sea objeto de compra-venta".

"En un momento no lejano en Canarias el único negocio era la compra-venta de suelo, por eso ahora un 95% de los negocios turísticos están en manos foráneas", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha