eldiario.es

Menú

Un abogado de Socater y Prisa participó en la preparación del nuevo concurso de Informativos de Televisión Canaria

Socater, participada por Prisa y Prensa Canaria, es una de las compañías interesadas en el contrato de Informativos, ahora mismo en manos de Videoreport Canarias

El presidente del Consejo Rector de RTVC, Santiago Negrín, es trabajador en excedencia de Prisa, donde ocupaba la jefatura de Informativos de Radio Club Tenerife antes aceptar el cargo

El tinerfeño Carlos Cabrera se hizo cargo del tramo final del pliego en sustitución de Martín Orozco, que abandonó a Santiago Negrín a raíz su última comparecencia en el Parlamento de Canarias

- PUBLICIDAD -
Los abogados Martín Orozco (izq) y Carlos Cabrera.

De izquierda a derecha, los abogados Martín Orozco y Carlos Cabrera. CA

Un abogado vinculado a la Sociedad Canaria de Televisión Regional (Socater) y al Grupo Prisa, el tinerfeño Carlos Cabrera, participó en el tramo final de elaboración del pliego de condiciones del concurso para la prestación de servicios informativos de la Televisión Canaria, según han reconocido a este periódico fuentes internas del ente público Radiotelevisión Canaria (RTVC). Cabrera sustituyó en esas tareas al catedrático Martín Orozco, que decidió renunciar a su puesto de asesor jurídico externo a raíz de la comparecencia en el Parlamento del presidente de RTVC, Santiago Negrín, que utilizó en varias ocasiones su nombre para avalar las polémicas acciones que ha emprendido en relación con este concurso de 144 millones de euros.

Socater, Prisa y sus accionistas conforman uno de los grupos interesados en participar en ese millonario concurso, cuyas bases acaban de ser publicadas en la web de RTVC de espaldas al Consejo Rector del ente.

Carlos Cabrera estuvo históricamente vinculado a Socater durante los años en que esta sociedad, participada por el Grupo Prisa y Editorial Prensa Canaria, entre otros, explotó la Televisión Canaria en todas sus vertientes (programas informativos, programas de entretenimiento y publicidad). Ese asesoramiento se produjo hasta hace ocho años, una vez Socater fue sustituida por concurso público por Videoreport Canarias en el apartado de Informativos, y por el propio ente en la contratación de programas de entretenimiento y gestión publicitaria.

Pero su vinculación con el Grupo Prisa, principal accionista de Socater, se ha mantenido a lo largo de este tiempo. No en vano, Carlos Cabrera ha sido el abogado que representó a la compañía propietaria de la Cadena Ser en el pleito contencioso-administrativo contra el concurso de la asignación de frecuencias de radio otorgadas por el Gobierno de Paulino Rivero. Un concurso que perjudicó notablemente a las dos emisoras de cabecera de la Ser en las Islas, Radio Club Tenerife y Ser Las Palmas, y que se saldó con su ruptura de relaciones institucionales con el anterior presidente de Canarias.

Con la sustitución de Rivero por Fernando Clavijo, las relaciones con la presidencia del Gobierno han cambiado radicalmente. De la mano del presidente de Socater, el empresario tinerfeño Enrique Hernándiz, se han producido varios encuentros al más alto nivel entre Clavijo y el todavía consejero delegado de Prisa, José Luis Sáinz.

El presidente del Consejo Rector de RTVC, Santiago Negrín, es trabajador en excedencia del Grupo Prisa, un aspecto que contaminaría -según varios grupos parlamentarios- su participación en este proceso como órgano de contratación unipersonal, la figura en la que se ha erigido unilateralmente. Negrín era jefe de Informativos de Radio Club Tenerife al ser propuesto para este cargo público para el que le designó el Parlamento de Canarias. Y ese será el puesto que pase a ocupar una vez concluya su paso por el ente público. 

A la sombra de José Luis Méndez

La reaparición de Carlos Cabrera en el entorno de la Televisión Canaria y de Santiago Negrín, actual presidente del Consejo Rector de RTVC, se produjo a propuesta del nuevo director corporativo del ente, Heriberto Monzón, designado para tal cargo por el viceconsejero de Comunicación del Gobierno de Canarias, José Luis Méndez, a quien se atribuye la dirección de facto de los dos medios de comunicación públicos del Archipiélago. Méndez y Monzón compartieron muchos años de trabajo al frente de Toyota Canarias, empresa de la que ambos proceden. Por lo tanto, cabe concluir que es Méndez el que impone que el sustituto de Martín Orozco sea el abogado del Grupo Prisa, con el que mantiene estrechos vínculos.

Fuentes de la cadena reconocen que Carlos Cabrera participó en el tramo final de elaboración del pliego de condiciones del concurso de informativos, pero aseguran que el grueso de los preparativos corrió por cuenta de José Luis Méndez, Heriberto Monzón, Martín Orozco, mientras aguantó en el equipo, y la directora de Relaciones Institucionales, la periodista Daida Rodríguez Verdú. Paradójicamente, esta última procede de la redacción de Canarias7, cuya empresa editora participa de manera destacada en el accionariado de Videoreport Canarias, la actual concesionaria de los servicios informativos de Televisión Canaria, que sería la más perjudicada por un concurso diseñado a la medida de sus competidores.

La marcha voluntaria de Martín Orozco

Martín Orozco, que fuera jefe de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Canarias, doctor en Derecho y abogado del Estado en excedencia, decidió abandonar el asesoramiento externo que mantenía con Radiotelevisión Canaria a raíz de la accidentada comparecencia de su presidente, Santiago Negrín, en la comisión parlamentaria de control de ese ente público. Fuentes cercanas al letrado sostienen que el papel que desempeñó allí Negrín, con alusiones irrespetuosas a los diputados y diputadas y con invocaciones constantes a informes del jurista, fueron determinantes para que tomara su decisión de alejarse del ente.

Pero no fueron ésas las únicas diferencias que Martín Orozco ha mantenido con Santiago Negrín desde que este fue puesto al frente de la RTVC por el Parlamento de Canarias. La traslación de la nueva ley de Radiotelevisión al funcionamiento cotidiano del ente y, muy en particular, la elaboración de un obligado reglamento de funcionamiento tensionaron en muchas ocasiones las relaciones entre ambos.

En la casa fue muy comentada la discusión que ambos sostuvieron precisamente con el rechazo del reglamento por parte del Consejo Rector, un reglamento elaborado por Martín Orozco que no gozó del respaldo del Consejo Consultivo (en un informe preceptivo, pero no vinculante) y que Negrín no logró consensuar con los vocales antes de que se llevara un humillante revolcón (dos votos a favor, dos en contra y una abstención).

A Martín Orozco se le atribuye un durísimo informe en el que niega a Santiago Negrín la potestad de erigirse en órgano de contratación de RTVC para contratos como el de informativos, informe que no está incorporado al expediente del correspondiente concurso y que habría utilizado Negrín en sentido inverso en su famosa comparecencia de julio ante la Comisión de Control del Parlamento de Canarias.

Consecuencia de esas diferencias, RTVC ha perdido a uno de los juristas que mejor maneja la legislación en materia audiovisual. Fue Martín Orozco quien elaboró hace ocho años un polémico informe excluyendo a Socater del primer concurso de prestación de servicios informativos, producción de programas y publicidad porque la compañía incluyó en su oferta la conveniencia de que todos los lotes se adjudicaran al mismo concursante ante la posibilidad de que, por separado, no hicieran viable el modelo de explotación televisiva de Canarias.

El pliego de bases del concurso para la prestación de los servicios informativos a la Televisión Canaria fue publicado este martes unilateralmente por el presidente de RTVC, Santiago Negrín, sin someterlo a la consideración del Consejo Rector del ente y con la amenaza severa de ser destituido este próximo septiembre al haber dejado de gozar del respaldo mayoritario del Parlamento de Canarias, que lo designó hace ya dos años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha