eldiario.es

Menú

El Gobierno canario tendrá que volver a puntuar las ofertas que se presentaron al concurso de radios de 2010

Una sentencia del TSJC, recurrible ante el Supremo, ordena suprimir criterios introducidos por la mesa de contratación en interpretación de las bases

La Sala de lo Contencioso rechaza anular el concurso y admite que se vuelva a evaluar con criterios y subcriterios que se adapten a la ley

- PUBLICIDAD -
Estudio de radio de Canarias Radio la Autonómica (RTVC.ES)

Estudio de radio de Canarias Radio la Autonómica (RTVC.ES)

Penúltimo capítulo del concurso de asignación de frecuencias de radio puesto en marcha en 2010: la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha estimado parcialmente un recurso interpuesto por Radio Club Canarias (Cadena Ser) y ha ordenado al Gobierno volver a puntuar las ofertas presentadas pero sin aplicar varios criterios y subcriterios que la mesa de contratación ideó en interpretación de las bases de licitación. Ha sido rechazada la petición de anulación del decreto 30/2012 por el que se adjudicaron las 156 frecuencias.

El Gobierno de Canarias se opuso a las pretensiones de Radio Club Canarias y ahora sopesa recurrir la sentencia al Tribunal Supremo, última instancia disponible.

La sentencia, de la que fue ponente el magistrado Pedro Hernández Cordobés, desmenuza los criterios y subcriterios introducidos por la mesa de contratación del concurso de radios a propuesta de un periodista y de un ingeniero de telecomunicaciones -integrantes del órgano- para concluir que algunos de ellos vulneran la legalidad por colocar en desigual posición a los ofertantes.

Los criterios anulados se refieren básicamente a la emisión y programación (225 puntos, en el concurso) y al plan de ejecución de obras e instalaciones (80 puntos), lo que afectaría sensiblemente al total de la puntuación, 400 puntos.

En la sentencia se reprocha a la mesa de contratación que, con los sobres a y b ya abiertos, se generaran criterios referidos a conceptos tales como boletines informativos locales y supralocales, programación exclusiva, duración horaria o programación de actualidad. De igual modo, se discute la solución dada a los programas de llamadas de oyentes, programas de chistes o de tarot, que pasaron a no ser considerados puntuables por la mesa.

También quedan anulados los criterios aplicados a la hora de puntuar los plazos para la puesta en marcha de las emisoras otorgadas porque el tribunal, previa consulta pericial, considera que se sobrevaloraban plazos imposibles de cumplir.

El tribunal, que no entra a valorar todas las peticiones recogidas en la demanda, sí rechaza de plano anular el concurso en su totalidad y adjudicar a Radio Club todas las licencias impugnadas, como solicitaba. Sí accede a condenar en costas a la Comunidad Autónoma pese a no haber admitido los extremos del recurso en su totalidad.

La sentencia admite recurso ante el Tribunal Supremo, a lo que teóricamente tendrían que estar obligados los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma en coherencia con su actuación hasta la fecha en defensa de sus propios actos administrativos y del aval prestado a las resoluciones de la mesa de contratación del concurso de radios.

De no recurrirse la sentencia, el Gobierno habrá de montar una nueva mesa de contratación que evalúe las ofertas presentadas al concurso ya que la resolución Los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias están estudiando tanto el contenido como las posibles consecuencias de la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que ordena la repetición del concurso de adjudicación de emisoras de radio realizado por el ejecutivo en 2010.

Hasta que ese análisis jurídico no concluya, no se tomará una decisión sobre un eventual recurso respecto a esta sentencia, informaron fuentes de la Viceconsejería de Comunicación del Gobierno autonómico.
ordena retrotraerlo solo al momento de la evaluación y puntuación. Esa mesa podrá volver a generar criterios o subcriterios en relación a las bases, que tampoco han sido anuladas, pero como advierte el tribunal en su sentencia, deberán ceñirse a la legalidad.

Este ha sido hasta ahora el único fallo judicial favorable a las empresas de radiodifusión que recurrieron a la justicia tras la adjudicación de esas 156 frecuencias.

La vía penal, iniciada por varios licitadores, con Editorial Leoncio Rodríguez al frente, fracasó en 2015 tras sucesivos sobreseimientos, primero desde Instrucción 5 de Santa Cruz de Tenerife y finalmente desde la Audiencia Provincial. Pretendía la empresa editora de El Día encausar penalmente a la mesa de contratación y al ex viceconsejero de Comunicación bajo el mandato de Paulino Rivero, el periodista Martín Marrero. La Fiscalía excluyó a este último de la denuncia y remitió al Juzgado solo la imputación de los miembros de la Mesa, que finalmente quedaron libres de toda acusación penal.

Radio Club Canarias concursó para obtener catorce frecuencias y sólo logró una en Frontera (El Hierro). Su recurso, aunque parcialmente, es el único que hasta ahora ha prosperado.

Los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias, señala Efe, están estudiando tanto el contenido como las posibles consecuencias de la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que ordena la repetición del concurso de adjudicación de emisoras de radio realizado por el ejecutivo en 2010.

Hasta que ese análisis jurídico no concluya, no se tomará una decisión sobre un eventual recurso respecto a esta sentencia, informaron fuentes de la Viceconsejería de Comunicación del Gobierno autonómico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha