eldiario.es

Menú

Las víctimas canarias del espía Flórez declaran ante el juez

POLÍTICOS, PERIODISTAS Y EMPRESARIOS CONFIRMAN SUS DENUNCIAS CONTRA 'EL CHANCHULLO'

- PUBLICIDAD -

Mientras el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Sáiz, anuncia su comparecencia en el Congreso de los Diputados para este mes de septiembre y allí explicar el caso Flórez, el espía detenido en el Puerto de la Cruz (Tenerife) por traficar con informaciones "sensibles", nuevos acontecimientos se han producido esta semana en torno a este asunto.

El ex guardia civil y ahora dirigente del PP, Raúl Rey, afirmó el pasado miércoles ante el Juzgado Número Dos de Puerto de la Cruz que datos íntimos extraídos de su expediente en la benemérita y relacionados con su estado de salud y los motivos de su baja tras un atentado, fueron utilizados públicamente para denigrarlo e insultarlo. El juez que le tomó declaración escuchó como Rey señalaba a Manuel José López Peraza, conocido en la localidad con el alias de Pepe López, como el difusor de esta información privada, y ofreció cotejar su expediente interno con los comentarios que se vertieron desde su programa El Chanchullo, que tiene como contertulio a su propio abogado, Pedro González, ex dirigente del PP.

La revista Interviú había relacionado al ex agente Flórez con una operación de infiltración en los partidos democráticos de Puerto de la Cruz, concretamente PSOE y PP. Flórez y su socio, el comandante del Ejército en la reserva, Miguel Cedrés, intentaron acceder a estas dos formaciones políticas como afiliados y ofrecieron servicios de "contrainformación" sobre políticos adversarios, periodistas críticos o empresarios no afines. No lograron su propósito porque tanto los aparatos del PSOE como del PP pudieron neutralizarlos, pero posteriormente la televisión local Mi Tierra TV difundió una catarata de insultos contra sus líderes y dirigentes, sobre todo las socialistas Lola Padrón y María Jesús Ferrer y los populares Eva Navarro, Maite Huete y Raúl Rey.

Ambos partidos se unieron en un pacto de gobierno tras las pasadas elecciones y dejaron en la oposición al anterior alcalde, Marcos Brito (Coalición Canaria), que animaba la difusión de El Chanchullo con sus entrevistas y comentarios elogiosos hacia esta televisión. Recíprocamente, Pepe López es un gran defensor de Brito, mientras que ha obsequiado a Eva Navarro con calificativos como "mentirosa" y "sinverguenza" o algunos sexistas como "guarra", proferidos incluso a viva voz en las propias dependencias municipales.

Delitos de difamación e injurias

Ante el juez se presentaron igualmente copias de varias demandas de Ferenc Donderer, propietario de Einstein Media, que emite desde la emisora Teide TV. Entre sus denuncias se citan presuntos delitos de difamación e injurias, tras haber sido calificado como "nazi" y "alemán sucio, lleno de mierda", mientras que a Birte Forster, su esposa, Pepe López la llama "pelona" (por su pelo corto) y la compara con un preso "judío" con carácter despectivo.

Su abogado, el citado Pedro González, considera que estas manifestaciones se han hecho "siempre al amparo de la libertad de expresión y de opinión". También en este caso El Chanchullo se hizo eco de informaciones confidenciales del matrimonio alemán, como la alusión a un tratamiento médico de su esposa o que ésta profesaba la religión judía, aspectos íntimos que muy poca gente en el Puerto de la Cruz conoce. Casualmente, según Interviu, el comandante Cedrés había reclamado a ex agentes y militares en Canarias algún contacto con el Mosad (servicio secreto israelí), pues aseguraba tener información sobre un viejo nazi escondido desde hace décadas en el Archipiélago. El Consulado de Alemania ha cursado una protesta formal por este asunto.

En el juicio, Pepe López se distanció de Cedrés y aseguró que no era su amigo ni lo había elogiado. Por su parte, el periodista Federico Utrera se ratificó en lo escrito para la revista Interviu y reveló además que diversas fuentes le habían asegurado que el comandante Cedrés y Pepe López habían sido vistos juntos en un programa de televisión que pretendía recabar fondos para un niño de la localidad con graves problemas de salud, durante el cual el segundo ensalzó profusamente al primero. Tras estallar este caso, tanto la familia del agente Flórez como el propio Cedrés han abandonado la localidad después de que el director del CNI, Alberto Sáiz, señalara al espía como un agente doble y justificara su detención por haber suministrado información sensible a los servicios secretos rusos.

La teniente de alcalde de Puerto de la Cruz, María Jesús Ferrer, también compareció ante el juez para confirmar la veracidad de la publicación y aseguró que ha puesto este caso en manos de los servicios jurídicos de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, por entender que es un asunto que podría afectar a la seguridad nacional y posee mayor calado. A preguntas del abogado Pedro González, la dirigente socialista anticipó que no le cabía ninguna duda de que su partido interpondría una denuncia judicial y añadió que una cinta de video con los numerosos insultos y vejaciones que tanto ella como la alcaldesa han recibido de Pepe López estaba ya en manos de la dirección en Madrid.

Junto a ella compareció también Maite Huete, presidenta del Comité Electoral del PP, que transmitió incluso una resolución de la Audiencia Provincial en la que ésta le recuerda a Pepe López que la Constitución "no reconoce ni admite el derecho al insulto", tras haberla llamado "gorda", "culona", "hedionda" y haberle instado a abandonar la localidad por "goda", calificativos por los que su autor es condenado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha