eldiario.es

Menú

Estudios revelan que la mayoría de los senegaleses no vuelve a su país al terminar su contrato en España

EL SIMPOSIO ORGANIZADO EN DAKAR PRETENDE OFRECER ORIENTACIONES LABORALES

- PUBLICIDAD -

De un total de cincuenta trabajadores temporales empleados recientemente por empresas españolas, sólo dos han cumplido con la obligación de regresar a Senegal al final de sus contratos. Mientras, el resto se ha quedado en España, según confirmaron este jueves fuentes oficiales senegalesas.

El director general de la Agencia Nacional de Empleo de los Jóvenes (Anpj), Abdou Khafor Touré, reveló lo sucedido durante un taller sobre migraciones organizado en Dakar. La situación laboral y las perspectivas de la emigración en Senegal es el lema del taller, inaugurado el miércoles y que cuenta con la participación de delegaciones de las distintas regiones del país.

El objetivo del simposio es mejorar los mecanismos de selección de potenciales trabajadores temporales para evitar precisamente que se produzcan estas situaciones, que perjudican la imagen de Senegal en España y causan daño a la política de migración legal entre ambos países como alternativa a la emigración clandestina. "Estamos llevando a cabo un estudio para perfeccionar el proceso de selección de los trabajadores emigrantes", dijo Touré.

Señaló que, a partir de 2008, unas comisiones creadas en cada región administrativa del país se encargarán de la selección de los candidatos a la emigración legal para hacer más coherente la política en el sector de la migración laboral.

El representante regional adjunto de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), Laurent de Boeck, recomendó, por su parte, la creación de un cuadro de gestión de la migración laboral para facilitar a los candidatos todas las informaciones necesarias sobre las condiciones de contratación.

España ha puesto en marcha programas de asistencia a Senegal a fin de ampliar las alternativas económicas de potenciales emigrantes procedentes de este país de África occidental, convertido desde 2006 en el principal punto de partida de embarcaciones clandestinas hacia Europa, vía Canarias.

La decisión de las autoridades senegalesas y españolas de acabar con la emigración ilegal desembocó en iniciativas conjuntas cuyo objetivo es, por un lado, afianzar a los jóvenes en su propia tierra. Y, por otro, abrir el camino a una emigración legal con la oferta de contratos laborales en origen.

Mediante el llamado Acuerdo Marco de Cooperación Migratoria, España se comprometió a impulsar las acciones tendentes a la contratación de trabajadores senegaleses por parte de empresas españolas.

De igual forma, dio su apoyo para la creación de un centro de gestión de flujos migratorios en Senegal que permita el registro, la selección y la formación de los trabajadores, como así también la gestión y coordinación de los contratos de trabajo y la obtención de los permisos de viaje pertinentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha