eldiario.es

Menú

Detenido tras robar en un coche y una casa e insultar a la dependienta de un comercio

El hombre, de 55 años, presentaba claro signos de embriaguez y también amenazó a los agentes de la Comisaría de Puerto del Rosario

- PUBLICIDAD -
Comisaría de la Policía Nacional en Puerto del Rosario.

Comisaría de la Policía Nacional en Puerto del Rosario.

La Policía Nacional ha detenido en Puerto del Rosario (Fuerteventura) a un hombre de 55 años y con 36 antecedentes, como presunto autor de un delito de hurto y de robo con fuerza.

Según informa la Jefatura Superior de Policía de Canarias, el varón fue identificado por los agentes policiales tras insultar, con claros signos de embriaguez, a la dependienta de un comercio en posesión de los efectos sustraídos del interior de un coche y de un domicilio.

De esta manera, fue la dependienta la que llamó al teléfono 091 comunicando que un individuo se encontraba en su establecimiento insultándola.

Los agentes que se desplazaron al lugar identificaron al hombre a su llegada. En el cacheo de seguridad practicado se le halló la documentación de un vehículo de la que no era el propietario, unas gafas de sol y un teléfono móvil.

Así, al ser preguntado sobre la procedencia de los mismos no supo dar una explicación coherente.

Por su parte, los funcionarios procedieron a localizar al propietario de la documentación del vehículo, el cual les manifestó que la misma le acababa de ser sustraída del interior de su vehículo estacionado en una céntrica calle de Puerto del Rosario.

Del mismo modo, denunció a los agentes la sustracción de unas gafas de sol, que posteriormente al serle mostradas las intervenidas al detenido, reconoció como suyas.

Robo con fuerza en un domicilio

Además, las gestiones policiales realizadas pudieron determinar que el terminal móvil intervenido había sido sustraído días antes del interior de un domicilio de Puerto del Rosario.

Posteriormente, el propietario del teléfono lo reconoció como suyo, aportando además el número de identificación IMEI del teléfono, que valoró en 200 euros.

Por todo ello, se procedió a la detención del individuo, quien insultó y amenazó reiteradamente a varios agentes policiales durante su estancia en Comisaría, tal y como se reflejó en el correspondiente atestado policial instruido.

Los efectos recuperados fueron entregados a sus legítimos propietarios, pasando el detenido a disposición de la Autoridad Judicial competente, quien decretó su libertad con cargos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha