eldiario.es

Menú

El presunto asesino de Isabel Canino niega ser el autor

RECONOCE QUE LA METIÓ EN LA FOSA SÉPTICA

Salvador A. M. M. declaró este viernes ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Violencia de Género.

- PUBLICIDAD -

Salvador Alberto Morales Méndez, presunto asesino de Isabel Canino, cuyo cadáver fue encontrado en una fosa séptica de una vivienda propiedad del acusado tras 67 días desaparecida, negó este viernes ser el autor del crimen, pero reconoció que fue quien escondió el cuerpo en ese lugar.

"Ha insistido en que no lo ha hecho y que sólo la introdujo en la fosa séptica. Dice que no ha cometido el crimen, pero que sí la introdujo en la fosa séptica", repitió el letrado a las puertas de los juzgados a donde el presunto autor Salvador A. M. M. llegó a las 09.15 horas ante una gran expectación de vecinos, amigos y familia de la víctima.

El abogado insistió en que "no la mató". Previamente había añadido que el acusado insistió en que no sabe quién cometió el crimen. "La joven estaba en su casa; fue a buscar un cable de internet o algo así y cuando volvió a la media hora se la encontró muerte", expuso.

Esta es la primera vez que Salvador A.M.M. habla tras ser detenido el 28 de mayo, la misma jornada en que se encontró el cadáver. "Lo que reconoce es que la mete en la fosa", añadió al tiempo que expuso que el detenido no sabe si alguien entró en la casa durante su ausencia. "No sabe por qué ni como murió", repitió. A juicio del abogado, el acusado estaba "muy tranquilo". " Algo oculta, esa es mi opinión", se limitó a decir.

El ex novio de Isabel Canino, conductora de guaguas desaparecida el pasado 20 de marzo en la isla de Tenerife, fue arrestado el día en que se halló el cadáver en una vivienda de su propiedad en Tenerife. El cuerpo de Isabel Canino fue encontrado en la zona de Camino La Hornera, en el municipio de La Laguna.

Identificado como Salvador A.M.M., se presentó voluntariamente a declarar a los pocos días de la desaparición de esta empleada pero, ante las contradicciones en que incurrió, fue arrestado. Agentes de la Policía Nacional ya registraron entonces una vivienda de Salvador, aunque éste finalmente fue puesto en libertad sin cargos a finales de marzo.

Canino desapareció una tarde después de salir su trabajo. Un fin de semana en el que había quedado con una amiga. Desde esa fecha no se supo más de ella. La familia pidió que se buscara y sus compañeros de Titsa repartieron carteles con su cara por paradas, guaguas y todos aquellos lugares del norte al sur de Tenerife para que no quedara un lugar en el que no se buscara.

Vecinos y amigos salieron en varias ocasiones en busca de la mujer por el entorno y los barrancos de la zona en la que vivía en Santa Cruz de Tenerife y en los municipios vecinos de Güímar y El Rosario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha