Opinión y blogs

eldiario.es

El blues del insularismo

Portadas de 'La Opinión de Tenerife' del 20 de marzo y de 'La Provincia' del 26.

Celebrados los congresos regional y nacional (por ese orden y nomenclatura) del Partido Popular de Canarias y de Coalición Canaria, a los poderes económicos de las islas les ha tocado mover ficha, iluminar a sus delegados en las instituciones públicas el camino que deben seguir. Lo han hecho a través del periódico La Provincia, que con mucho acierto retomó este domingo una exclusiva que ofreció su fraternal colega La Opinión de Tenerife el pasado día 20. Efectivamente, bajo el título de “Gran Canaria admite que Tenerife tiene un mayor empuje económico”, el periódico que dirige Joaquín Catalán dio cumplida cuenta de un posicionamiento recogido en la web del Círculo de Empresarios de Gran Canaria (“de Las Palmas”, según el rotativo tinerfeño) según el cual los pérfidos chicharreros vienen robándole la tostada a los totorotas canariones desde hace ya unas décadas, mayormente por culpa de las autoridades de la isla redonda, pusilánimes, conservacionistas, restrictivos y hasta castrantes. La Provincia retomó el asunto este pasado domingo con un titular igualmente demoledor: “Tenerife supera a Gran Canaria”, acompañado de un editorial cuyo sugerente título invita a pensar que la cosa está verdaderamente jodida: “De la hegemonía al letargo”. Les confieso que no he podido leerlo porque, pese a estar suscrito a su edición digital, parece que solo se ofreció en la de papel, y a ésa sí que no estoy suscrito. Cuánto lo siento.

Ambos trabajos periodísticos parten de dos entradas en el blog de opinión del Círculo de Empresarios publicadas con varios meses de distancia entre sí. La primera está fechada en septiembre de 2016, y la segunda, el pasado día 17, tres días antes de que la ofreciera La Opinión. En ambos textos sin firmar se hace una clara advertencia: “Este blog y las opiniones aquí vertidas constituyen una herramienta de debate y no expresan la opinión oficial del Círculo de Empresarios de Gran Canaria”, lo que obliga a diferenciarlas claramente de las que sí llevan firma, como aquella que publicó Óliver Alonso bajo el inequívoco título de “En defensa de José Manuel Soria”. Un artículo escrito desde el corazón y desde el bolsillo por quien representa a una de las familias más allegadas y queridas por el exministro, de quien el autor exalta, entre otras cosas, las ayudas al sector automovilístico y la internacionalización de las empresas españolas, actividad esta última a la que se dedicó durante su excelso ministerio y se sigue dedicando ahora, como bien sabe la compañía Domingo Alonso, S.A.

Pero volvamos a la más rabiosa actualidad. Según reflejan las noticias periodísticas ofrecidas estos días por Prensa Canaria, el cotejo de magnitudes económicas como el empleo, las camas hoteleras, el Valor Añadido Bruto (VAP), el número de turistas y la población, entre otras, situarían a la isla de Tenerife muy por encima, pero que muy por encima, de la de Gran Canaria, siempre de acuerdo con el anónimo autor de las opiniones en el blog del Círculo de Empresarios.

Seguir leyendo »

La hache de Hospiten

El empresario Pedro Luis Cobiella, presidente y dueño del grupo hospitalario Hospiten.

Es muy probable que haya sido la primera vez en la historia del Parlamento de Canarias en la que alguien se haya atrevido a mencionar a Hospiten. Ya saben, ese poderoso imperio empresarial a cuyo frente se encuentra uno de los hombres más poderosos e influyentes de Tenerife, Pedro Luis Cobiella. Lo hizo la portavoz del PSOE, Patricia Hernández, en medio del Debate del Estado de la Nacionalidad Canaria (y dos piedras) que comenzó este martes en la Cámara autonómica bajo el signo de la insoportable levedad del Gobierno que padecemos. Y quizás haya sido eso, el ocaso de Coalición Canaria, el agotamiento del modelo insularista trasmutado por obra y gracia de Mauricio en nacionalismo multiplataforma, el momento propicio para que en la debacle queden desenmascarados con nombres y apellidos los oligarcas que auparon y mantuvieron estas tres décadas al monstruo conveniente alimentado y en forma.

Quién podía imaginarse hace apenas cinco años que veríamos condenado penalmente a Antonio Plasencia por el escándalo de los áridos de Güímar, o al mismo patrono de los constructores aguardando con terror, junto a otro preboste del tinerfeñismo, Ignacio González Martín, la sentencia del caso de Las Teresitas. Quién podía imaginarse a Miguel Zerolo dos veces consecutivas en el banquillo acusado de corrupción, junto a un intocable como Manuel Parejo, ambos en trance de entrar en prisión.

Se acabaron los tiempos de la omertá. La irrupción en el Parlamento de nuevas fuerzas como Podemos; la necesidad del PSOE de desmarcarse del dolce far niente, de zafarse de ese carnaval veneciano que se nos contagió desde Vegueta durante demasiado tiempo, y sobre todo, el olor a cadáver que desprende la omnipresente y omnipotente Coalición Canaria, indican que ha llegado el momento de parar.

Seguir leyendo »

Con la jeta al descubierto

El vicepresidente del Gobierno, bailando este domingo al ritmo del Fondo de Desarrollo de Canarias en el Bodegón del Pueblo Canario.

Aunque les pueda resultar increíble, Canarias tuvo representación institucional en la Cumbre del Clima celebrada en noviembre pasado en Marrakech. La encabezaba nuestra nunca bien ponderada viceconsejera de Medio Ambiente, Blanca Pérez, uno de los altos cargos más amortizables de la organización administrativa de esta Comunidad Autónoma. Transcurridos cuatro meses de aquella cumbre, seguimos sin tener información acerca de la participación de Canarias, si nuestros representantes participaron en alguna reunión, si se alcanzó algún tipo de acuerdo, si nos trajimos para acá algún informe significativo que pudiera servir para mejorar el maltrecho tratamiento que desde las instituciones canarias se da al medio ambiente.

Dada la vocación altamente propagandística de este Gobierno debemos concluir que la visita de la señora Pérez no arrojó nada mínimamente comunicable, por lo que las preguntas a formular serían otras: ¿Cuántas personas viajaron a costa del erario público a la Cumbre del Clima de Marrakech 2016? ¿Cuántos días estuvieron en esa ciudad marroquí? ¿Cuánto dinero nos costó el bolo?

El desprecio por el medio ambiente de este Gobierno ya se venía intuyendo desde finales de 2015, cuando la consejera del ramo, Nieves Lady Barreto, y su muy mentada viceconsejera se dedicaron a pregonar que en octubre de ese año, y luego en los primeros meses de 2016, se crearía el Observatorio del Cambio Climático de Canarias, un órgano llamado a ejercer de severo vigilante de los efectos del calentamiento global y a prevenir o corregir sus causas en una zona sensible del planeta que no podría permitirse la desaparición de sus playas. Hasta ahora, nada más se ha sabido de ese propósito.

Seguir leyendo »

Cohecho confeso sin cohechante

Puerto deportivo de Marína Rubicón (Lanzarote). (atlanticgaterally.com)

José Francisco Reyes, el ex alcalde de Yaiza, es un auténtico pringado. Va a pagar él solito, probablemente con pena de presidio, aquel festín de licencias ilegales que dieron lugar a la veintena de hoteles de igual catalogación cuya existencia sigue siendo un insulto para la legalidad urbanística de Canarias. Y una vergüenza si al fenómeno le aplicamos todos sus ingredientes: una isla llamada a ser el referente de sostenibilidad, ejemplo de respeto al paisaje y al buen gusto implantado por César Manrique, se convirtió por culpa de la codicia de unos cuantos en paradigma de la corrupción y la devastación urbanística.

Reyes ya va camino de alcanzar en condenas penales a otro referente de la corrupción local, Dimas Martín, que no termina de salir de una para meterse en otra. Solo que, a diferencia del que fuera líder del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), el exalcalde era, además de un pringado, un chatarrilla, un amante de la puta calderilla. Porque mientras con sus decisiones corruptas hacía millonarios a unos pocos o los ayudaba a engrosar salvajemente sus fortunas, él se conformaba con unas “dádivas” (así las llama él), bastante ridículas.

Lo último que hemos sabido de lo barato que se vendía es que por 60.000 cochinos euros otorgó la licencia para un muelle deportivo, el de Marina Rubicón, donde casualmente nos hemos vuelto a tropezar con un empresario con bastante querencia al agasajo politiquero, Enrique Martinón, del Grupo Martinón.

Seguir leyendo »

Cosas que Antona debería preguntarle a Clavijo (antes de que sea peor)

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo y el líder del PP en las islas, Asier Antona.

Asier Antona no tiene todavía las manos libres para meter al Partido Popular de Canarias en el Gobierno de Fernando Clavijo. Pero desde la semana pasada está más cerca de poderlo conseguir. Hacerlo significará para él volver a tener capacidad para repartir cargos y prebendas, un proceso ajeno a los populares desde que hace ya seis años Paulino Rivero dejara a José Manuel Soria en la estacada y abriera un profundo periodo de hostilidades que zanjó en cuanto llegó al poder de Coalición Canaria el actual presidente autonómico.

En lo que recibe las bendiciones de la superioridad, el flamante presidente in péctore del PP canario debería plantearse algunas cuestiones fundamentales, y si lo considerara menester, planteárselas formalmente a Fernando Clavijo, no vaya luego a arrepentirse cuando descubra que lo de pactar con CC no era tan buen negocio como parecía.

Esas cuestiones son:

Seguir leyendo »

‘18 lovas’ y unos cuantos lobos

El palmeral del Oasis de Maspalomas, en el sur de Gran Canaria.

Una persona cuyo criterio respeto me mandó el jueves pasado por WhatsApp un vídeo de 13Tv añadiéndole un par de mensajes muy sugerentes: “¿Qué me dices de esto? / Salvar al soldado Ryan, ésa es la consigna”. El vídeo era la aparición en esa cadena ultra de un periodista, Juan Luis Galiacho, comentando el sumario judicial en el que se investiga una supuesta red de captación de mujeres jóvenes para la explotación sexual, el llamado caso 18 Lovas. El fragmento que me llegó (luego otras personas me hicieron llegar el mismo) era exclusivamente el referido al momento en el que el periodista mencionaba la aparición en el sumario del empresario canario Eustasio López. Las redes sociales estaban llegando ya a las condenas finales: el empresario estaba encartado en el procedimiento y los medios de comunicación guardábamos silencio por dinero, como insinuaba mi comunicante. Ni una cosa ni la otra, pero vayamos por partes.

El escándalo saltó en noviembre de 2016, cuando se supo que la Policía había detenido en Gran Canaria a varios hombres relacionados con una red que presuntamente prostituía a chicas, al parecer algunas de ellas menores de edad, bajo la pantalla de una agencia de azafatas de nombre 18 lovas. La noticia ocupó unos días los titulares más destacados de los periódicos que lograron hacerse con el sumario, abierto en el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria. Gracias a esas informaciones pudimos saber que había seis hombres detenidos, entre ellos uno que captaba a estas jóvenes en diversos ambientes, incluso en algunos centros de acogida de menores dependientes de las instituciones públicas canarias. Su grado de vulnerabilidad social y económica era, en algunos casos, la palanca de la que se servía el presunto proxeneta para incorporarlas a su red. Los detalles conocidos son desgarradores porque evidencian un desprecio brutal de los detenidos por las mujeres y un aprovechamiento despreciable de sus circunstancias personales para atraerlas a ese submundo de la explotación sexual. Pero insisto: todo eso ya se conoció y se divulgó en el mes de noviembre pasado.

El principal encartado (hay media docena de imputados) ofrecía presuntamente estas chicas a clientes de cierto poder adquisitivo, y lo hacía mostrándolas a través de una página en Internet camufladas de azafatas o también organizando fiestas en locales discretos o casas particulares.

Seguir leyendo »

Las vacaciones más caras de Soria

Vista general del hotel Breathless Punta Cana Resort & Spa (BREATHLESSRESORTS.COM)

“Ahora va a tener que pagárselo todo de su bolsillo”. La frase me la soltó por teléfono a las nueve de la mañana del pasado 15 de abril de 2016 un ex colaborador de José Manuel Soria. Su antiguo jefe acababa de renunciar a todos sus cargos políticos al confirmarse que tenía negocios privados (y opacos) en paraísos fiscales y que mintió infatigablemente para tratar de escabullirse. El que formulaba tan romántico augurio sabía de lo que hablaba: lo había visto muchas veces cargando a las arcas públicas hasta las cocacolas que se tomaba en sus horas de asueto.

Para entonces ya nos había interpuesto una demanda de protección de su honor por nuestras informaciones de sus vacaciones en Punta Cana, concretamente por decir que estuvo invitado por el propietario del Breathless Punta Cana Resort & Spa, Enrique Martinón, en agosto de 2015. Tuvimos la precaución de no incluir en ningún momento la palabra “gratis” porque, conociendo como conocemos al personaje, sabíamos que nos podía salir con una factura chiripitifláutica alegando que él paga todos sus gastos personales y que yo soy un delincuente. Marca de la casa.

Ya apareció con facturas muy llamativas cuando sus vacaciones en Anfi del Mar (qué bien se portó con él el amigo Santiago Santana Cazorla), o con unos recibos claramente falsificados para justificar que no pagó las 21 mensualidades de un chalé de lujo que le cedió el empresario Javier Esquivel mientras a él le construían su mansión en Tafira Alta. Por eso dijimos siempre “invitado”, sencillamente porque así nos lo habían confirmado en el hotel. Y el juez al que acudió para que nos condenara a 18.000 euros de indemnización ha ratificado nuestras informaciones hilo por pabilo. Soria no pagó su suite de lujo en Punta Cana porque fue invitado por el dueño.

Seguir leyendo »

A cuchilladas en Coalición Canaria

Arriba, la fotografía publicada por 'El Día', borrando a las personas que pudieran truncar las intenciones. Abajo, la fotografía original, en todo su esplendor.

Observen con atención las dos fotografías que ilustran este comentario. Ambas pertenecen a un mismo momento de la boda de Rubén Fontes, quien fuera secretario de Organización de Coalición Canaria en Gran Canaria y director de Producción de Televisión Canaria. La foto superior fue la que este jueves publicó el periódico tinerfeño El Día para ilustrar una información en la que, precisamente, se hablaba de Fontes y de un informe policial que supuestamente lo relaciona con una productora que contrataba con la cadena pública mientras él ocupaba el referido cargo en ella. La foto de abajo corresponde al mismo momento de la misma boda. Están en ella los mismos invitados, esta vez sin emborronar ningún rostro: son todos los que son y todos los que estaban en ese instante allí, alrededor de su amigo Rubén Fontes.

En la primera fotografía sólo se han mantenido diáfanas las caras del novio, por supuesto, y las de todos aquellos que tuvieron relación directa con Paulino Rivero, que aparece como ven a la izquierda de la fotografía con corbata a rayas fucsia y azul. Tras él, más a la izquierda, se puede ver al que fuera su consejero de Hacienda y Seguridad, Javier González Ortiz, una de las personas de su máxima confianza. Junto a Rivero, con corbata Roja, Dámaso Arteaga, a la sazón concejal de CC en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. En el centro, tras Rubén Fontes, Mario Cabrera, por aquel entonces presidente del Cabildo de Fuerteventura y uno de los más leales defensores de Paulino Rivero. El lote de caras al descubierto lo completa cerca de Mario Cabrera, más a la derecha, Willy García, ex director general de la Radiotelevisión Canaria, sobre el que pesa en estos momentos una investigación judicial en Instrucción 4 de Santa Cruz de Tenerife que tiene más de revancha política que de búsqueda infatigable de la verdad. A excepción de este último, que pasó de dirigir los dos medios de comunicación públicos de Canarias al más vertiginoso de los ostracismos, los demás políticos de la foto se han mostrado muy críticos con el actual modo de hacer política de Fernando Clavijo, de su Gobierno y de algunos destacados miembros de su equipo médico habitual, verbigracia Carlos Alonso, presidente del Cabildo de Tenerife, y Rosa Dávila, consejera de Hacienda y, de facto, vicepresidenta plenipotenciaria del Gobierno. Y que nos perdone el pobre Pablo Rodríguez, puesto allí como un monigote para dar vidilla a la organización en Gran Canaria. Pero ésa es otra historia a la que habrá que regresar otro día.

La fotografía manipulada, como decíamos más arriba, fue la que se utilizó este jueves en el periódico El Día para ilustrar una noticia cañón titulada de un modo nada sutil: “El exjefe de Producción de RTVC se adjudicó contratos por 3 millones”. Y con un sumario que tampoco admitía interpretaciones: “Rubén Fontes, máximo responsable de este departamento durante la etapa de Willy García, poseía el 33% de la empresa Audiovisual 7 Mares, S.L., beneficiaria de gran cantidad de contratos”. Es imposible entrar a rebatir tan contundentes titulares, sobre todo si el autor de la información, Moisés Grillo, asegura haber tenido acceso a un informe de la Policía en el que, supuestamente, se hacen tan graves aseveraciones.

Seguir leyendo »

Presidente desenfocado

Fernando Clavijo, en el programa de 'El Foco' de la Televisión Canaria

En la Punta del Hidalgo hay un restaurante que se llama El Abogado. El nombre rinde tributo a un histórico alcalde pedáneo que por lo visto hizo mucho por ese pago lagunero y que, aun careciendo de la formación académica específica, se expresaba con tanta ampulosidad leguleya que se hizo acreedor del nombrete: el abogado. Fernando Clavijo, alcalde-presidente del Gobierno de Canarias, va camino de merecerse el nombre de un restaurante. Y nada más. No tiene ni la más remota idea de lo que habla, lo que indefectiblemente conduce a pensar que tampoco sabe lo que hace.

Su última aportación a su particular galería de disparates la profirió este domingo a través de una entrevista en uno de los periódicos que le cuida y le protege, El Día, con la justa reciprocidad a través de los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma y de las instituciones vinculadas al clavijismo. El disparate fue pronunciado como es norma en el contexto adánico de esa línea divisoria que pretende marcar entre lo ocurrido hasta ahora y lo que puede dar de sí un Gobierno tan audaz como el que preside. Él y solo él, tocado por un don irrepetible, puede quebrar las desdichas a las que hemos estado condenados estas dos últimas décadas, porque hasta ahora nadie sabía hacerlo como él, aunque sus antecesores fueran de su mismo partido. Eso da igual, ha llegado el redentor y tenemos que rendirnos ante la evidencia.

Está tan tocado por la fortuna que lo que para todo el planeta es una tragedia, para los canarios, gracias por supuesto a su intercesión, es una bendición del cielo. Resulta desolador leer que a Fernando Clavijo le parece que la política de migración de Donald Trump, o por ser más concretos, su enfrentamiento directo con México, puede abrir una ventana de oportunidad a Canarias para captar al turista estadounidense que veranea en la Riviera Maya, en Cancún, en Puerto Vallarta o en Punta Cana o Costa Rica.

Seguir leyendo »

Soria, a ras del suelo

José Manuel Soria dentro del coche policial, a su salida de la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)

Intentó por todos los medios mantener la sonrisa. “Dientes, dientes”, se repetía para su interior, al modo que le exigía Isabel Pantoja a su Cachuli en aquellos aciagos días en que el alcalde de Marbella y la tonadillera empezaban a desfilar por los juzgados. Gafas oscuras, de las oscuras-oscuras, traje impecable y paseo triunfal mientras atravesaba la maraña de cámaras y de periodistas que este martes esperaban a José Manuel Soria a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. Ni una palabra más allá de los obligados “buenos días”, y ni una mueca de desagrado cuando algunos desconsiderados que pasaban por allí le gritaron “chorizo” y “ladrón”, no necesariamente por ese orden.

José Manuel Soria regresaba a los tribunales de justicia, pero esta vez con notables diferencias. La primera, su condición procesal: acostumbrado a ir de querellante o de demandante, el ex presidente del PP canario acudió como investigado, es decir, como imputado. Se tiene que defender de tres delitos que le imputa la magistrada Victoria Rosell: injurias, calumnias y delito electoral.

La segunda novedad es la instancia judicial: Soria acudió este martes a la Ciudad de la Justicia en calidad de ciudadano de a pie, imputado en una causa de la que se tendrá que defender en un juzgado ordinario, el que correspondería por reparto a cualquier hijo o hija de vecino o de vecina.

Seguir leyendo »