eldiario.es

Menú

Ayoze y Guize se visitan mutuamente

NO HABÍA AVIONETAS, PERO SE ENTENDIERON

Pero había que pactar, pese a las aparentes diferencias. Los historiadores relatan episodios muy elocuentes de dos encuentros entre los dos reyes, el de Maxorata y el de Jandía. Ambos están datados allá por enero de 1405,

- PUBLICIDAD -

Pero había que pactar, pese a las aparentes diferencias. Los historiadores relatan episodios muy elocuentes de dos encuentros entre los dos reyes, el de Maxorata y el de Jandía. Ambos están datados allá por enero de 1405, o sea, hace 602 años. En el primero de ellos, es el del sur el que visita al del norte, y las crónicas resaltan cómo Ayoze, el sureño, impresiona a todos con su fuerza al moler en el zurrón como si nada un queso duro como una roca. Guize, que no iba a ser menos, devolvió visita a Ayoze y, nada más llegar, recibió de su anfitrión un tabajoste lleno de veinte cuartillos de leche, que se bebió utilizando una sola mano mientras que con la otra dejaba sin vida a un perro furioso que se le había echado encima sin mediar siquiera un ladrido. Ayoze y Guize se hicieron colegas para siempre y ambos, por separado, se presentaron ante Bethencourt para reconocer la soberanía de España y ser bautizados. El del norte eligió el nombre de Luis, y el del sur, el de Alfonso. No había avionetas, pero ambos unieron sus destinos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha