eldiario.es

Menú

Carla Bellini y las malas decisiones

LA MAGISTRADA SERÁ IMPUTADA POR EL TRIBUNAL SUPREMO POR DOS PRESUNTOS DELITOS

Carla Bellini nunca debió ser jueza. O por ser más precisos: la designación parlamentaria de Carla Bellini como magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Canarias demuestra que esa fórmula es un

- PUBLICIDAD -

Carla Bellini nunca debió ser jueza. O por ser más precisos: la designación parlamentaria de Carla Bellini como magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Canarias demuestra que esa fórmula es un disparate. Abogada especializada en familia, con un despacho muy próspero y de buena reputación, fue designada magistrada a propuesta directa de José Manuel Soria, presidente del Partido Popular de Canarias, a la sazón socio decisivo de Coalición Canaria que en el Parlamento aprobó sin miramientos el nombramiento. Es fácil deducir que Soria aprovechó de manera táctica la posibilidad que se le presentaba: decidir el nombre de la persona a colocar en la Sala de lo Civil y Penal del TSJC, la competente para instruir -y en su caso juzgar- los delitos que cometan los aforados, es decir, los parlamentarios regionales y los miembros del Gobierno de Canarias. No tuvo que pensárselo mucho el hoy ministro de Industria: una persona de confianza, de su círculo personal más íntimo. Y eligió a Carla Bellini.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha