Opinión y blogs

eldiario.es

La versión del presidente

ADÁN MARTÍN INTERVIENE EN LA POLÉMICA DE LA TRIFULCA DE TEROR

Efectivamente, todo es según el color del cristal con el que uno mira las cosas. Les decíamos hace algunos días que teníamos que dar por buena la versión de nuestras fuentes acerca del incidente, percance o escaramuza vivida por el presidente de

- PUBLICIDAD -

Efectivamente, todo es según el color del cristal con el que uno mira las cosas. Les decíamos hace algunos días que teníamos que dar por buena la versión de nuestras fuentes acerca del incidente, percance o escaramuza vivida por el presidente del Gobierno en un bar-restaurante de Teror. Y nos reafirmamos, porque de otro modo nada sería verdad ni mentira. Pero ha sido tal el número de comunicaciones enviadas por nuestros lectores, cada cual aportando su propia visión de la jugada, que debemos recapitular y tomarnos las cosas con calma. La penúltima versión que nos ha llegado lo ha sido por boca del mismísimo Adán Martín, que, efectivamente, reconoció que hubo un energúmeno que "me dijo algo de lo que no me enteré bien". Pero el presidente asegura que en ningún momento se sintió mal acogido y que todo fue una coña bien llevada por él y por los parroquianos presentes en el bar. Le llamaron chicharrero, "y yo les llamé canariones", pero "nadie se ofendió, o al menos eso me pareció a mí". Quede constancia de una visión que consideramos importante aportar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha