eldiario.es

Menú

De espaldas al mar

- PUBLICIDAD -
Imagen del fondo marino de La Gomera | Cedida

Imagen del fondo marino de La Gomera | Cedida

De vez en cuando, salen notas de prensa en las que parece surgir interés por la recuperación de los recursos pesqueros o se da propaganda a la biodiversidad marina que tiene la isla o noticias como que, la Costa de los Órganos y la franja marina entre Valle Gran Rey y Santiago estará protegida, dentro de la Red Natura 2000, como Zona Marina de Especial Conservación de la Unión Europea o que si se va a declarar reserva marina tal o cual sitio.

Pero lo cierto es que lo que está pasando en La Gomera con los recursos marinos tiene tintes de una autentica catástrofe medioambiental, de la cual (si es que tan siquiera conocen lo que sucede) nadie se hace responsable, ya que las autoridades lo que hacen es salirse por la tangente diciendo que no tienen competencias en esos temas y que todo depende tal o cual administración, pero los que sufrimos las consecuencias de que no se haga nada al respecto, somos los habitantes del mar y los Gomeros/as que estamos perdiendo uno de los principales recursos colectivos que tiene la isla. Si lo que está pasando en los fondos marinos de La Gomera sucediera en la parte emergida de la isla, todo el mundo pondría el grito en el cielo, pero como la inmensa mayoría de la gente no lo ve, es como si nada estuviera sucediendo y ello nos ha llevado a publicar esta nota de prensa.

Como amantes del mar que llevamos varias décadas viendo las maravillas sumergidas que “tenía” la isla, nos acordamos, cómo en la costa norte más arriba de Puntallana, había una gran biodiversidad y grandes cantidades de fauna y flora marinas. Hoy en día, casi totalmente desaparecidas, se ha esquilmado tanto que especies marinas muy comunes no hace muchos años, se ven tan pocos ejemplares que se pueden contar con los dedos de la mano en una inmersión y otras han desaparecido totalmente. El que conozca cómo eran esos fondos hace años y los vea en la actualidad, de seguro se pondría a llorar. Peces tan comunes y tan nuestros como las viejas, ya son mucho más abundantes en las costas del sur de la isla (esquilmadas desde hace muchos años), que en estas zonas del norte, donde pescan y marisquean habitualmente sin control ninguno numerosos barcos de Tenerife y de La Gomera, y de los peces de mediano o gran tamaño como abades, meros, etc. mejor ni hablar.

Esto sucede porque los pescadores furtivos actúan en zonas donde no pueden ser vistos y controlados ni siquiera desde tierra y el control de estos desde el mar, ha sido inexistente; recuperar estos fondos marinos nos va a resultar muy difícil y costoso si es que aún estamos a tiempo de actuar. Me pregunto si resulta tan caro y difícil poner dos barcos con cuatro agentes que controlen constantemente la actividad pesquera en las costas de la isla, y sancionen a los pescadores furtivos que no cumplan la normativa existente, ya que esta, sin el necesario control es como si no existiera. Tenemos medios materiales y humanos para la preservación del medioambiente y los ecosistemas terrestres pero para todas las autoridades actuales, el mar no existe si no es para sacar petróleo, pescado o como vía de comunicación por la que llevamos y traemos gentes, turistas y mercancías.

Queramos o no, vivimos en una isla y no deberíamos dar la espalda al mar, luchando con todas nuestras fuerzas y energías para preservarlo y aprender a explotar sus numerosos recursos de forma sostenible como actualmente se está haciendo en otras islas del archipiélago y otros lugares del mundo, de los cuales deberíamos tomar nota. La pesca artesanal sostenible llevada a cabo por profesionales que cuiden el medio marino, la creación y control de reservas y microreservas marinas que permitan la regeneración del ecosistema marino, actividades turísticas como el buceo recreativo que cada día tienen más seguidores y de la que actualmente hay en nuestro país ejemplos de pueblos enteros que viven prácticamente alrededor de de dicha actividad. El avistamiento de cetáceos y muchas más actividades relacionadas con el mar y sus recursos, deberían tenerse en cuenta y ser potenciadas para mejorar el nivel de vida de los que aquí vivimos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha