eldiario.es

Menú

Día de Canarias: Fiesta y Oro para La Palma

- PUBLICIDAD -

Lo festivo es una dimensión de la persona. En palabras de Manuel Alemán "nace de la misma entraña antropológica y se dinamiza a impulso de distintas vertientes comunes a todos los hombres: lúdica, expresiva, relacional y comunitaria". Cada pueblo, al expresarse en sus fiestas, traduce en ellas su modo de sentir y refleja los contenidos de una identidad propia, de su situación sociológica específica, de su mundo psicológico peculiar, y de las huellas de su historia. Conmemoramos el Día de Canarias y tenemos muy pocas cosas que celebrar? La crisis económica está repercutiendo duramente sobre los costes de la movilidad con el Archipiélago o por sus rutas interiores, siendo el transporte uno de los factores esenciales para su modelo de desarrollo. Pero la gravedad se acentúa cuando la EPA señala que el paro en Canarias supera el 34% de la población activa, con un desempleo juvenil cercano al 70%. Uno de cada tres canarios (el 33,8 %) vive bajo el umbral de la pobreza, una tasa que sitúa al archipiélago como la comunidad autónoma con los problemas más graves de España en este campo, además, el 60,8% de los hogares canarios no tiene capacidad para afrontar un gasto imprevisto. ¿Qué es lo que celebramos? Los canarios hemos oficializado el 30 de mayo como 'Día de Canarias' al conmemorar en esta fecha el aniversario de la primera sesión del Parlamento de Canarias, que tuvo lugar en 1983, diez meses después de que se publicara nuestro Estatuto de Autonomía en el Boletín Oficial del Estado.

El Día de Canarias ha de servir para reafirmar y defender la idea de una Comunidad Autónoma que, con una personalidad histórica innegable, exige igualdad con otras Comunidades de España de enorme fuerza e indiscutible poder económico, social y cultural. Para ello, ha de pregonar a los cuatro vientos que no quiere que "la compadezcan" ni "compadecerse a sí misma", porque la compasión no genera trabajo, ni cultura, ni sanidad, ni calidad de vida. Hoy Canarias, valora el esfuerzo creador de sus gentes, y espera que desde el exterior se tengan en cuenta sus peculiaridades como territorio alejado del continente. Canarias quiere derechos y no las migajas de épocas pasadas que más que una obligación del Estado parecían una limosna con la que acallar las malas conciencias.

En este Día de Canarias abogamos por la unidad y la modernidad de nuestra Comunidad Autónoma en una España y en una Europa más necesitadas que nunca de una transformación. Tal vez por eso, existen normas que se nos escapan. Se nos atraganta, por ejemplo, la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que señala que la previsión de nuestros Régimen Económico y Fiscal, para que la inversión en Canarias sea al menos igual a la media del Estado, no puede prevalecer sobre la autonomía del Gobierno central al elaborar la ley de presupuestos. Una comunidad autónoma dinámica que, a pesar de la lejanía, muestra su voluntad de formar parte de la realidad española y europea, de crecer y tener protagonismo y de participar de igual a igual de la historia colectiva, ha de hacerse fuerte y, en un Parlamento integrador, alcanzar la reforma urgente del Estatuto y solicitar ante los imperativos legales que llegan de fuera, que se modifique la Carta Magna para que, en ella, queden recogidos los derechos históricos de Canarias que no tienen que estar sujetos a las veleidades presupuestarias de los Gobiernos de turno.

Esta sí que es una obra colectiva de ideales supremos que no debe traicionarse, pero temo que la idea de esa Canarias única y remando en el mismo sentido, se confunda con la estructura ideológica de los partidos. Y entonces, no habrá Canarias para todos, sino que cada opción política nos mostrará una Comunidad diferente, pensada y gestionada de forma distinta.

Titulaba el comentario y con ello termino: "Día de Canarias: Fiesta y Oro para La Palma". Es como si abriera las compuertas del espíritu a la cultura y al deporte ante el acto institucional que tendrá lugar en el Auditorio Adán Martín de Santa Cruz de Tenerife, donde La Escuela de Arte "Manolo Blahnik" de Santa Cruz de La Palma y la ultra-maratón de montaña "Transvulcania" recibirán la Medalla de Oro de Canarias. Este sentimiento, me hace entender la fiesta desde una vertiente más honda, no por estos galardones, puesto que habrá distinguidos de otros puntos del Archipiélago, sino porque estos premios son símbolos de nuestra fiesta; porque el Día de Canarias, se convierte en homenaje al reconocer con estas medallas, trayectorias, conductas y eventos ejemplares que han determinado durante etapas o en momentos puntuales, el sentido definidor de nuestro pueblo y de los hombres y mujeres que lo forman; sin divorcios entre islas, vertebradas todas por una realidad común y una identidad propia: la de ser herreños, conejeros, chicharreros o canariones, gomeros, majoreros o palmeros. ¡Qué bonito es sentirnos todos "canarios y canarias" de las siete Islas!

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha