eldiario.es

Menú

La Palma despide a la élite de la Astrofísica en rayos gamma

El Circo de Marte de Santa Cruz de La Palma ha acogido esta semana la reunión del Consorcio Cherenkov Telescope Array (CTA) en el que han participados 240 científicos de primer nivel.

- PUBLICIDAD -
Asistentes al CTA Consortium meeting en el Teatro Circo de Marte de Santa Cruz de La Palma. Crédito: Elena Mora (IAC).

Asistentes al CTA Consortium meeting en el Teatro Circo de Marte de Santa Cruz de La Palma. Crédito: Elena Mora (IAC).

Este jueves tuvo lugar la segunda jornada de sesiones plenarias de la reunión del Consorcio Cherenkov Telescope Array (CTA), que prevé la instalación de 19 telescopios para la observación de rayos gamma en el Observatorio del Roque de los Muchachos. Este encuentro, que ha reunido desde el lunes en La Palma a cerca de 240 miembros de este proyecto, ha sido organizado por el Grupo de Astrofísica de Partículas del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), con ocho miembros de los cuales cinco son mujeres, se informa en nota de prensa.

Continuando con las sesiones técnicas del miércoles por la tarde, los responsables de las diferentes áreas de trabajo explicaron a los asistentes, reunidos ayer en el Teatro Circo de Marte de Santa Cruz de La Palma, tanto el estado en el que se encuentran las mismas como las próximas líneas de actuación. La primera parte estuvo presentada y moderada por Ueli Straumann, director del Observatorio CTA. “Este encuentro -comenta este científico en una entrevista- ha sido una reunión interesante y productiva en la que todos los participantes han trabajado bien juntos y se ha debatido sobre una gran cantidad de aspectos”.

Straumann ha señalado también que el gestor del proyecto, Wolfgang Wild, aún tiene que coordinar muchos aspectos y queda “mucho trabajo por hacer el próximo año”. Sobre los beneficios que aportará la instalación del Observatorio CTA Norte en el Roque de los Muchachos, Straumann considera que puede tener “un impacto importante en el turismo”. “Ahora se está construyendo un centro de visitantes; la presencia de estos telescopios, tan espectaculares, puede ser un atractivo más para los visitantes y, especialmente, para los interesados en el astroturismo, lo que podría beneficiar a los habitantes de Garafía”.

El director del proyecto también introdujo, igual que en la tarde del miércoles, las intervenciones sobre cuestiones técnicas, así como una charla sobre la política de comunicación y divulgación del proyecto, a cargo de Megan Grunewald. Algunas de las acciones en este sentido incluyen la página web del proyecto, sus redes sociales y proyectos educativos, como Exploring CTA Science with Ted and Friends, donde el telescopio Ted explica a sus amigos la ubicación y objetivo de proyecto o qué son los rayos gamma y los agujeros negros. La oficina de comunicación está desarrollando una estrategia que pretende ampliar conforme avance el proyecto. Actualmente se dispone de documentación del mismo en inglés y español, aunque se continúa trabajando en las traducciones a los diferentes idiomas de los países que conforman el grupo.

A lo largo de la tarde continuaron una serie de exposiciones técnicas, este viernes se ha reunido la Junta Directiva del Consorcio CTA y, este sábado, los participantes visitarán el Observatorio del Roque de los Muchachos, donde se está construyendo el primero de los telescopios de 23 metros LST (Large Size Telescope). La instalación de este prototipo es uno de los logros de este proyecto, comenta Wolfang Wild. Sin embargo, todavía quedan algunos retos por resolver: “Donde hay problemas es en el diseño y en la manera de combinar estos telescopios. Un observatorio es más que una colección de entidades aisladas. Hay que trabajar más la programación del software para conseguir un observatorio que funcione”.

Sobre las diferencias que va haber entre los dos observatorios, CTA Norte y CTA Sur, explicó que mientras desde el hemisferio Sur, miramos hacia el centro de nuestra galaxia, desde el hemisferio Norte podemos observar el Universo fuera de ella. “Esto determina el tipo de ciencia que se puede hacer y el diámetro de los telescopios que se instalarán en estos observatorios”.

También quiso destacar que “el CTA es un buen ejemplo de proyecto internacional y de que los científicos están interesados en la ciencia y no tanto en los problemas políticos entre países”. Además, subrayó que este proyecto traerá beneficios tanto a nivel mundial, ya que “los astrónomos siempre quieren más de lo que se puede hacer y eso mueve la frontera de la tecnología, que después podrán utilizarse en la vida cotidiana”, como local, dado que “el nuevo observatorio necesita un grupo formado y capaz de mantenerlo, por lo que se van a crear puestos de trabajo de tecnología, ingeniería y mantenimiento”. Además añadió que “estamos hablando – como señalaba Straumann- de crear un centro de visitantes para atraer turistas interesados en una combinación de naturaleza y ciencia como la que ofrece La Palma”. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha