eldiario.es

Menú

Enagás pevé empezar este año las obras de la regasificadora de Tenerife

Buena parte de los 220 millones de euros que la compañía tiene previsto invertir este ejercicio en España corresponden a la planta que estará ubicada en Granadilla.

- PUBLICIDAD -
Imagen aérea del polígono industrial de Granadilla.

Imagen aérea del polígono industrial de Granadilla.

El gestor del sistema gasista Enagás prevé invertir un total de 1.290 millones de euros entre este año y 2017, en un plan de negocio que incluye iniciar este ejercicio las obras de construcción de la planta regasificadora del sur de Tenerife.

La compañía anuncia además en un comunicado que confía en incrementar su beneficio alrededor de un 1 % anual hasta esa fecha.

Este Plan Estratégico para el periodo 2015-2017 prevé unas inversiones anuales medias de 430 millones de euros, 1.290 millones en total, de las que la mitad se dedicarán a España y el resto a proyectos internacionales.

Enagás prevé invertir en España una media de 220 millones anuales, con los que se reforzarán las interconexiones con Europa y se construirá la planta regasificadora en el municipio tinerfeño de Granadilla, cuyas obras espera iniciar este año, entre otras cuestiones.

Mientras tanto, la inversión media anual en proyectos internacionales se estima en unos 210 millones de euros, de los que unos 90 millones anuales ya están comprometidos en las iniciativas actuales y el resto se corresponderá con "otras alternativas de inversión", según ha explicado hoy el presidente de la compañía, Antonio Llardén, en una conferencia con analistas.

En el periodo 2015-2017, la compañía prevé un crecimiento medio del beneficio del 1 % cada año, desde los 406,5 millones contabilizados en 2014, de acuerdo a los resultados reportados hoy. Estos avances se basan en un crecimiento previsto de la demanda de gas en España del 4 % de media anual, debido a la mejora del contexto económico y a una mayor penetración del gas.

Esta previsión de beneficio es "prudente", según Llardén, quien ha recordado que las inversiones que se están haciendo ahora, tanto en España como en el extranjero, comenzarán a dar "rendimiento económico" cuando se terminen de construir, después de 2017.

Así, la compañía estima que las inversiones internacionales comprometidas hasta ahora, que actualmente aportan un 3 % del beneficio, supongan un 13 % de las ganancias en 2017 y el 25 % en 2020.

Esto será posible gracias a que los dividendos que aportan estos proyectos pasarán de los 24,5 millones actuales a 60 millones en 2017 y 100 millones en 2020.

Enagás espera avanzar en este proceso de internacionalización porque "tiene habilidades y conocimiento que merece la pena continuar exportando", en un momento en que "se están presentando oportunidades de inversión en otros países muy adecuadas para nuestra compañía".

Este crecimiento internacional será, según Llardén, el que "asegure el crecimiento a largo plazo de la compañía" y que se centrará, según el plan estratégico, en Europa, México, Perú y Chile.

Para 2015, la compañía espera mejorar en un 0,5 % el beneficio neto e invertir 430 millones de euros. En términos de dividendo, Enagás prevé retribuir a sus accionistas con 1,32 euros en 2015, un 1,5 % más que en 2014, y se compromete a incrementarlo un 5 % anual desde entonces, hasta los 1,39 euros en 2016 y 1,46 euros en 2017.

Llardén ha subrayado que 2014 ha sido "un año muy importante para Enagás" debido a la "confluencia de tres factores": la reforma gasista, que ha tenido "un impacto apreciable sobre las cuentas", la reforma fiscal y el impulso a la internacionalización, que ha supuesto inversiones importantes.

Pese al impacto de la reforma, ha valorado que ahora "contamos con un marco regulatorio estable y predecible y esto no lo habíamos tenido nunca hasta ahora", porque ofrece una "clara predictibilidad para los próximos seis años".

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha