eldiario.es

9
Menú

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

El fútbol como pretexto para mantener viva la ilusión

Los métodos del entrenador de porteros Ernesto García calan en el corazón de un grupo de niños de Mali, liderados por el joven Diaby

Los vídeos que García ha colgado en Internet se han hecho famosos en este país africano, donde imitan sus entrenamientos y sus peculiares herramientas

El entrenador viajará el próximo mes a Mali para conocer a sus seguidores e instruirles en la disciplina y cumplir así el sueño de estas jóvenes promesas

- PUBLICIDAD -
Ernesto García, coordinador y preparador de porteros de la UD Las Palmas

Ernesto García, coordinador y preparador de porteros de la UD Las Palmas Alejandro Ramos

Cuando el entrenador de porteros Ernesto García comenzó a colgar en la red vídeos de sus entrenamientos, nunca pensó que su metodología se convertiría en un referente a seguir en Mali. Desde una región situada al sur de este país, un joven llamado Diaby le escribía hace siete meses para agradecerle lo mucho que progresaban sus alumnos con estos métodos. Más tarde, él también le enviaría vídeos en los que un grupo de niños se entregan a su pasión: el fútbol, pero desde un contexto diferente. 

Con herramientas que simulaban a las que este entrenador ha fabricado con creatividad para sacar el máximo rendimiento de sus alumnos, estos pequeños porteros intentan día a día calcar a la perfección las enseñanzas de García. Palos de madera para la portería, piedras, ruedas y otros materiales que tienen a su alcance sirven para progresar y avanzar en la meta de ser futbolistas profesionales.

Durante las dos horas al día que los niños de entre 6 y 14 años dedican a entrenar en Sabalibougou, en Bamako, se olvidan de todo el contexto que envuelve esta historia. Desde las dificultades económicas de algunas de sus familias a la coyuntura que atraviesa su país, afectado en los últimos años por el aumento de ataques yihadistas.

“Algo que me enamoró fue la pasión y las ganas que tienen estos niños. Verlos con qué entusiasmo se tiraban por aquellos sitios, se levantaban e iban corriendo detrás de los balones…  Algo que aquí cuesta ver: el hambre por aprender y superarse. Solo hay que mirarles a los ojos para saber el deseo que tienen dentro, la ilusión”, explica García, que también es coordinador y preparador de porteros de la UD Las Palmas. 

El entrenador, muy impactado por la historia de superación de estos jóvenes, está decidido a desarrollar un proyecto con sus seguidores malienses. Desde que se conocieron, ha hecho varios envíos de equipaciones y material deportivo, pero será el próximo 1 de marzo cuando contribuirá a que estos niños cumplan su sueño. En esa fecha emprenderá un viaje hasta Mali para conocerles y enseñarles su técnica. La aventura la hará acompañado de su amigo y preparador físico David Álamo. 

Niños de la escuela de porteros de Diaby, en Mali

Niños de la escuela de porteros de Diaby, en Mali Cedida a Canarias Ahora

Diaby ha conseguido que esta idea crezca y que el proyecto se amplíe, de manera que García aprovechará su estancia para enseñar también a todos los entrenadores y porteros de Mali interesados. Para ello, se está trabajando desde el consulado con el objetivo darle una mayor difusión. 

En esta región, el preparador de porteros pasará una semana donde compartirá su metodología a través de un proyector y material audiovisual y luego la desarrollará en el campo. Señala que a estos futbolistas le sobran ganas, pero necesitan algunos conocimientos y criterios. 

Una metodología que persigue enseñar valores

El objetivo que se ha marcado García es que su metodología pueda ser desarrollada en Mali, una vez pasada esta semana. Según explica, se trata de una técnica que permite ser autónomo a través de herramientas que pueden construirse sin necesidad de que hagan falta materiales de mucha calidad como se utilizan profesionalmente. 

Desde hace doce años, García utiliza elementos "inéditos" como escudos de manera fabricados manualmente, cajones con una cierta medida también construidos por él, ruedas de coche, lonas para buscar golpeos, botas con puntas de acero para buscar velocidad en el balón. "La creatividad debe contribuir al desarrollo de la profesión y tiene que tener un marco teórico detrás", asegura. 

Sin embargo, jugar al fútbol dando lo mejor de uno mismo también consiste en que el entrenador sepa comunicar, transmitir esas ganas, algo que considera que ha despertado en Diaby, quien en todo momento le trata de ídolo y le ha animado a seguir trabajando de la manera en la que lo hace. 

La filosofía de la escuela de porteros que García tiene instaurada en Gran Canaria ( serportero.com) se basa en que "antes del portero está el ser" y en que tan importante o más que jugar bien al fútbol están los valores y principios. 

"Yo trabajo al portero para crear cohesión, y la cohesión de las personas se crea a través de la humildad, el compromiso, el esfuerzo entre los compañeros... Y a partir de ahí, de esa cohesión emocional, ruedan los aspectos físicos del portero", puntualiza.

Montaje de agradecimiento realizado por los niños seguidores de Ernersto García en Mali

Montaje de agradecimiento realizado por los niños seguidores de Ernersto García en Mali Cedida a Canarias Ahora

África, tan cerca y tan lejos

García está convencido de este viaje le va a cambiar. Es consciente de que se enfrenta a una realidad diferente, pero que afronta con muchas ganas. "Creo que las cosas pasan por algo", explica emocionado. Indica que su profesión, el fútbol, es lo que le ha llevado a este momento de la vida. "A veces las cosas suceden si uno tiene una mirada de generosidad, bondad, de no tener envidia y estar satisfecho con uno mismo, con lo poco o mucho que uno tenga". 

Para el preparador de porteros, este grupo de niños representa la "capacidad de resiliencia, de superar las dificultades y salir favorecidos". Relata que para él es un "regalo" que le están haciendo también estos niños ya que le acerca a "lo que realmente somos las personas, a llevarnos a colaborar entre nosotros". 

Lleva dos meses preparando este viaje. Mali se ha vuelto un país más inseguro por la amenaza del terrorismo yihadista, además de los problemas sanitarios que sigue padeciendo el país y que obligan a ponerse hasta siete vacunas para entrar en él. 

Para hacer que este viaje sea más seguro, está contando con el apoyo de la fundación Ricardo Godoy, que lleva a cabo en Mali distintos proyectos de escolarización y de educación con los jóvenes y que se encuentran preparando la visita de García a este país. Asimismo, menciona la colaboración directa que han tenido otras dos personas Jorge Rodríguez y Marieta González. 

El próximo martes 21 de febrero, a las 10.00 horas, García dará una rueda de prensa en la Casa África para dar a conocer esta iniciativa, que ya ha emocionado a quienes conocen la historia o ven los vídeos de estos niños. 

Profundizar más en este proyecto y colaborar en él es posible escribiendo al correo electrónico de esta escuela de porteros. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha